log in

Hidrocarburos

La última entrevista de Juan Carlos Echeverry en Ecopetrol

0
0
0
s2smodern
Ecopetrol se personifica en una iguana, su imagen corporativa desde 2007. Luego de una buena vida, esa iguana cayó y salió del infierno de la descolgada de precios internacionales del barril desde 2014 hasta 2016. Al tiempo tuvo que hacer una estricta dieta para sacar más crudo gastando menos. Flaca, pero con alientos, tuvo que entrenarse a la fuerza para ser más rentable.
 
Juan Carlos Echeverry es presidente de Ecopetrol desde abril de 2015Juan Carlos Echeverry es presidente de Ecopetrol desde abril de 2015Luego, la iguana tuvo que hacer curso intensivo para cuidar cada peso y tener con qué hallar más petróleo y gas. De paso, debió salir a dar la cara al país, pedir perdón y prometer que no se volverán a dar escándalos como los sobrecostos que tuvo en la nueva planta de la Refinería de Cartagena (Reficar) y en Bionergy, que fabrica alcohol carburante, en los Llanos Orientales.
 
Ahora, con un mejor semblante, la iguana de Ecopetrol se defiende de la piedra que le tiran comunidades inconformes en áreas de influencia de sus campos petroleros. Nada más esta semana se repitió el vandalismo en Acacías (Meta), que se suma al inventario de protestas, mítines, sabotajes que vienen de tiempo atrás (ver Dicen de...).
 
Asimismo, la iguana se encomienda para que la guerrilla del Eln cese, de una vez por todas, los atentados a oleoductos por donde saca el crudo hasta los puertos y sus refinerías.
 
No se puede olvidar que petróleo es lo que más vende Colombia al mundo y, de paso, ayuda a que la tasa de cambio del dólar no le complique la vida a hogares y a empresas.
 
Ya pasó lo peor
 
Bien ejercitada, disciplinada y con aspiraciones mayores, la iguana emprende ahora nuevos rumbos para volver a dar más utilidades a sus 387 mil dueños. Ya hizo una parte con duplicar las ganancias al primer semestre, cuando sumaron 2,19 billones de pesos y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, espera que superen los 4 billones al cierre de 2017 (ver gráficos).
 
Este beneficio incluye a todos los colombianos, mediante la Nación, que tiene el 88,49 % de participación accionaria, y que por dividendos e impuestos recibirá este año más de 5 billones de pesos.
 
También el futuro de Ecopetrol debe importar a los más de 14,4 millones de trabajadores que ahorran en fondos privados de pensiones y además invierten en la petrolera, así como a esos miles de colombianos que convirtieron sus ahorros en acciones y esperan dividendos mayores a los magros 23 pesos pagados este año por cada título.
 
El jefe de instructores de la diestra iguana de Ecopetrol desde hace dos años y medio es el economista y exministro Juan Carlos Echeverry. Bajo su responsabilidad está que los 115,7 billones de pesos en activos del grupo empresarial den más fruto y, sobre todo, aumentar las reservas de petróleo que hoy alcanzan para unos cinco años, mientras las de gas para apenas una década (ver Semáforo).
 
Pero hay más, Ecopetrol tiene una triple tarea de largo plazo: equilibrar más sus producciones, hoy en 80 % de petróleo y solo 20 % en gas; no depender tanto de los hidrocarburos de Colombia, un 98 % de su operación, es decir, comprar o explorar en otras geografías; y aumentar reservas probadas que alarguen la vida de la iguana, también por medio de los yacimientos no convencionales (YNC) en el Magdalena Medio, usando la técnica de fracturación hidráulica (fracking), que cuestionan los ambientalistas y se requiere para sacar el crudo y gas atrapado adentro de las piedras del subsuelo.
 
Con Echeverry habló EL COLOMBIANO en la noche del viernes pasado. Así respondió sobre las contingencias y el horizonte que tiene Ecopetrol y cómo pinta la salud de una iguana clave para la economía nacional:
 
PREOCUPAN LAS BAJAS RESERVAS DE ECOPETROL
 
¿Para cuántos años alcanzan las reservas con la producción actual?
 
En promedio, las de gas alcanzan para más de 10 años y las de petróleo para 5 años, pero ese es un indicador móvil, no una espada de Damocles. En la medida que se van explorando yacimientos y explotando mejor los que se tienen, pues se va sumando a esas reservas. Ya este año hemos tenido éxito geológico en cuatro de cinco pozos, ahora la tarea es demostrar que también sean éxitos económicos”.
 
¿Cuánto debe sumar el país en reservas para espantar el fantasma de la pérdida de autosuficiencia?
 
“Extraemos unos 240 millones de barriles de petróleo al año y deberíamos encontrar o comprar anualmente igual cantidad, sumando las cuatro alternativas que tenemos: recobro mejorado en yacimientos maduros; exploración en Colombia, costa afuera del país (offshore) y en el Golfo de México; compra de activos petrolíferos o de participaciones en ellos; y promover la explotación de yacimientos no convencionales (YNC) en el subsuelo del Magdalena Medio”.
 
¿Están dadas las condiciones para que Ecopetrol comience a escribir su historia en esos yacimientos?
 
“Por supuesto que sí y a Antioquia le debe interesar mucho, como a Santander, Bolívar, sur del Cesar. Tenemos que convencer a la población del Magdalena Medio de que podemos tener una operación coherente con el medio ambiente, sin dañar reservorios de agua”.
 
Pero ya hay resistencia de ambientalistas y comunidades con aplicar fracking, ¿qué les responde?
 
“Debemos entender que estamos ante el mayor tesoro que guarda Colombia, una riqueza que nuestros hijos y nietos merecen gozar. Colombia aún tiene muchos compromisos en salud, educación, seguridad e infraestructura y, de lejos, la mayor fuente de creación de riqueza del país está en petróleo y gas. Negarnos la posibilidad de acceder a ese tesoro en el subsuelo del Magdalena Medio sería condenar a Colombia a tener un nivel de vida menos próspero”.
 
¿Falta regulación para que Ecopetrol tenga yacimientos no convencionales?
 
“Ya tenemos regulación para explorar, pero no está la necesaria para explotarlos. Dialogaremos con el Ministerio de Ambiente y la Autoridad de Licencias Ambientales (Anla) para migrar en un tiempo razonable a una regulación moderna, seria y estricta, pero que nos permita trabajar”.
 
Así las cosas, ¿cuándo Ecopetrol podrá estar aprovechando esa fuente adicional de hidrocarburos?
 
“Si empezamos ya, en cinco o seis años tendríamos desarrollos importantes. Debemos contar con esto para la próxima década, por tanto, es algo que deben tener los precandidatos presidenciales en sus planes, pues es la forma de que Colombia pueda financiar su progreso”.
 
Mientras tanto, ¿le tocó a Ecopetrol irse costa afuera (offshore) ante limitaciones para explorar y perforar en tierra firme del país?
 
“Colombia no volvió a tener grandes hallazgos recientes en tierra firme, y si hay uno de 100 millones de barriles, eso ya es mucho. Entonces, si hay que conseguir 240 millones de barriles nuevos al año, pues toca salir a buscarlos también fuera del país”.
 
Con una posición de caja sólida ($10,4 billones a junio), ¿hay demora en crecer vía adquisiciones para sumar reservas?
 
“Ecopetrol debe ser cuidadosa con lo que compra y el mundo petrolero está lleno de incertidumbres. Entonces, uno tiene que valorar riesgos y recursos de todo tipo de yacimientos, y escanear las oportunidades toma su tiempo. Esta es una tarea sin prisa, pero sin pausa.
 
Pero inquieta que otras petroleras se están moviendo y ganando activos para alargar su existencia...
 
“Cada empresa tiene una estrategia diferente, pero todas están vendiendo y comprando activos, no es que compitamos por lo mismo, sino que cada una busca equilibrio en su portafolio. Por ejemplo, Ecopetrol tiene una presencia grande en crudos pesados, entonces buscamos unos más livianos, también queremos más gas, entonces se buscan oportunidades, hay un peso excesivo sobre Colombia, entonces queremos más compras afuera”.
 
Ecopetrol apunta a ser panamericana, ¿cuáles geografías están en el radar?
 
“El Golfo de México, en Estados Unidos, Brasil y México. También ya estamos en Perú produciendo 5 mil barriles de petróleo diarios. En la medida que haya posibilidades nos interesa Venezuela, supremamente interesante en temas de petróleo”.
 
LOS AFANES DE LA IGUANA EN EL PRESENTE
 
¿Ve factible la meta de $4 billones que puso esta semana el ministro de Hacienda a las utilidades de Ecopetrol para 2017?
 
“No puedo ponerme metas de ese tipo por estar Ecopetrol listada en la Bolsa. Pero si ya logramos duplicar las utilidades del año pasado, en seis meses hicimos las mismas utilidades de todo el año pasado y si seguimos haciendo las cosas con seriedad, cuidando la caja, comprando buenos activos, vamos a poder avanzar en ese sentido (más ganancias). También hay que tener en cuenta que este es un negocio con riesgos, no es un CDT, entonces la rentabilidad depende de cómo se manifiestan esos riesgos”.
 
Con ajustes hechos, ¿cuál es hoy el límite de precio para que sacar un barril sea o no rentable?
 
“Antes de la crisis necesitábamos un precio internacional de 60 dólares por barril, hoy ya está en el rango de 35 a 40 dólares. Entonces, con un precio esperado que fluctúe de 45 a 55 dólares, teniendo en cuenta el diferencial de nuestra canasta exportadora, podemos generar caja y utilidades cómodamente”.
 
 
¿Cuándo comenzarán a ser rentables Reficar y Bionergy, tras los escándalos por sus sobrecostos?
 
“Los antioqueños son versados en el mundo de los negocios y saben que un negocio no da ganancias en el primero o segundo año, pues las depreciaciones y amortizaciones son altísimas. Así que Reficar y Bionergy tendrán una rampa de rentabilidad que pasará de números rojos en los primeros dos o tres años para luego dar por muchos más años buenas ganancias”.
 
¿Cómo va el tribunal de arbitramento con CB&Y, la contratista principal de la nueva planta de Reficar?
 
“Estamos durante 2017 en la fase de aporte de documentos de cada una de las partes, el próximo año habrá alegatos y solo hasta 2019 se tendrá una decisión”.
 
En el caso de Bioenergy, ¿qué avances hay frente a la investigación de la Contraloría General?
 
“Se ha avanzado, luego de que salió la investigación especial y las advertencias. Tanto en este caso como en el de Reficar hemos atendido los requerimientos de la Contraloría y demás ías (entes de control) para que esos procesos se surtan de forma adecuada”.
 
¿Cuál es su mensaje para el próximo Gobierno?
 
“Cualquiera que sea, confío en que entienda la importancia crítica que tiene Ecopetrol para el desarrollo del país, para las finanzas de la Nación y la pertinencia de la estrategia que hemos adoptado para ajustarnos a nuevas realidades de precios y de la industria”.
Finalmente, ¿cuál es su mensaje para los pequeños accionistas de Ecopetrol?
 
“Que seguimos sudando petróleo todos los días para darles más utilidades”.
 
Fuente: Elcolombiano.com
 
 
 
Tagged under: Ecopetrol
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK