Menu
RSS
  • Gigante minera BHP dice 2017 es "punto de inflexión" para industria de autos eléctricos

     

    SINGAPUR (Reuters) - La industria de los automóviles eléctricos experimentará este año un "punto de inflexión" y su impacto sobre los productores de materias primas se sentirá primero en el mercado de metales, particularmente en el de cobre, y sólo después en el del petróleo, dijo el martes el jefe comercial de BHP, la minera más grande del mundo.

    Arnoud Balhuizen, un veterano ejecutivo que lidera la estrategia comercial de BHP desde Singapur, señaló: "En septiembre del 2016 publicamos un blog y planteamos la interrogante: '¿podría ser 2017 el año de la revolución de los vehículos eléctricos?'".

    "La respuesta es sí (...) 2017 es el año de la revolución de la que hemos estado hablando. Y el cobre es el metal del futuro", agregó el empresario.

    Europa ha iniciado un cambio radical desde los motores de combustión interna, aunque a nivel mundial sólo hay cerca de 1 millón de automóviles eléctricos de una flota total próxima a los 1.100 millones de vehículos. BHP estima que la cantidad de autos eléctricos aumentaría a 140 millones de unidades en 2035.

    "La realidad es que un vehículo eléctrico mediano todavía necesita subsidios para competir (...) por lo que mucho dependerá de las baterías, las medidas políticas y la infraestructura", dijo Balhuizen.

    Los pronósticos apuntan a que los autos eléctricos pronto costarán lo mismo que los vehículos tradicionales y algunos creen que eso incluso sucedería el año próximo. Los gobiernos también se están sumando al cambio, con subsidios y ambiciosos planes como algunos anunciados por China y Reino Unido.

    Balhuizen dijo que prevé que, entre los productores de materias primas, el auge se sentiría primero en el mercado de cobre, donde la oferta tendrá problemas para satisfacer una mayor demanda porque las principales mineras del mundo están añejas y no ha habido grandes hallazgos mineros en dos décadas.

    El mercado, según señaló, habría subestimado el impacto en el metal rojo: los automóviles totalmente eléctricos necesitan cuatro veces más cobre que los vehículos con motor a combustión. Pero el impacto en el sector petrolero tardaría más en llegar: en los próximos 10 a 15 años las mejoras de los motores de combustión interna afectarían mucho la demanda, dijo Balhuizen.

    BHP está bien posicionada con activos como las minas Escondida y Spence en Chile, y Olympic Dam en Australia, agregó el ejecutivo. La compañía informó el mes pasado que destinará 2.500 millones de dólares en extender en más de 50 años la vida útil del yacimiento Spence en el país sudamericano.

     

    Fuente: swissinfo.ch

     

  • La crisis de energía mundial presiona el suministro de aluminio

    El aluminio ha alcanzado su nivel más alto desde 2008, ya que la creciente crisis energética reduce el suministro de este metal de alto consumo energético que se utiliza en todo tipo de productos, desde latas de cerveza hasta iPhones.

    A los conocedores del sector les gusta bromear diciendo que el aluminio es básicamente "electricidad sólida". Cada tonelada de metal requiere unos 14 megavatios/hora de energía para su producción, lo suficiente para hacer funcionar un hogar medio del Reino Unido durante más de tres años. Si la industria del aluminio, de 65 millones de toneladas anuales, fuera un país, sería el quinto mayor consumidor de energía del mundo.

    Esto significa que el aluminio fue uno de los primeros objetivos en los esfuerzos de China para frenar el uso de energía industrial. Incluso más allá de la actual crisis de energía, Beijing ha puesto un duro límite a la capacidad futura que promete poner fin a años de sobreexpansión y plantea una perspectiva de profundos déficits globales. Ahora, con el aumento de los costes de la energía en Asia y Europa, crece el riesgo de nuevos recortes en el suministro.

    El precios del aluminio ha subido este lunes hasta un 2,5%, alcanzando los 3.040 dólares por tonelada en el London Metal Exchange (LME), el precio más alto desde julio de 2008.

    Para los inversores que buscan apostar por un futuro repunte del precio, los contratos de opciones de la LME ofrecen una forma popular y de bajo riesgo.

    En las últimas semanas, los inversores han comprado opciones de compra con precios de ejercicio de hasta 4.000 dólares la tonelada, según los operadores que participan en el mercado, apostando de hecho que los precios podrían superar significativamente ese nivel y alcanzar nuevos máximos históricos.

    "Se parece mucho a un juego estructural de fondos de cobertura", dijo Keith Wildie, jefe de operaciones de Romco Metals, que lleva más de 20 años negociando opciones de la LME. "Lo que buscan es una dislocación significativa en el mercado y un movimiento brusco al alza del precio".

    Mientras el mundo de los metales se preparaba para reunirse en Londres para la Semana anual de la LME, los signos de presión sobre la industria del aluminio han seguido aumentando.

    El Consejo de Estado de China anunció el viernes que permitirá un aumento de los precios de la electricidad en un intento de aliviar el problema de la crisis de energía que se está intensificando.

    En los Países Bajos, el productor de aluminio Aldel reducirá su producción a partir de esta semana debido a los altos precios de la electricidad, según informó la emisora holandesa NOS.

    Varias plantas de aluminio en China están siendo paralizadas y la producción del país probablemente haya alcanzado su punto máximo, al menos a corto plazo, dijo Mark Hansen, director ejecutivo de la empresa comercial londinense Concord Resources Ltd.

    Con el mercado en déficit y la necesidad de estimular la inversión en nueva producción fuera de China, los precios podrían alcanzar los 3.400 dólares la tonelada en los próximos 12 meses, dijo.

    A continuación, comerciantes y analistas dicen que los inversores están atentos a un posible golpe a las exportaciones chinas de aluminio. Con su propia producción bajo presión y el auge de la demanda, el país ha estado importando cantidades cada vez mayores de metal primario. Sin embargo, sigue exportando grandes volúmenes de aluminio semiacabado, en parte gracias a las rebajas fiscales.

    "Dada la agudeza de la escasez de energía y los recortes que hemos visto, no parece racional que China esté exportando ese volumen de productos de aluminio cada mes", dijo por teléfono desde Londres James Luke, gestor de fondos de materias primas de Schroders. "Es esencialmente una exportación neta de recursos energéticos".

    Los analistas, incluidos los de Goldman Sachs Group Inc., dicen que existe la posibilidad de que Beijing reduzca o elimine las rebajas del impuesto sobre el valor añadido a las exportaciones para frenar el flujo de metal más allá de sus fronteras.

    Dado que es probable que China siga importando grandes volúmenes de aluminio el año que viene, eso podría dejar al resto del mundo desesperadamente desabastecido, y aumenta el riesgo de una violenta subida de precios.

    Por otra parte, los precios recibieron un impulso adicional el lunes después de que la Unión Europea impusiera un derecho antidumping sobre el aluminio laminado plano procedente de China, aunque excluyó algunos materiales clave, como el metal utilizado por las industrias de latas de bebidas, automóviles y aviones.

    La subida de los precios del aluminio de este año suele incitar a los productores de otros países a reabrir viejas plantas y a considerar la posibilidad de añadir nuevos suministros. Sin embargo, el aumento aún mayor de los costes de la energía está presionando a las fundiciones y puede dificultar la reapertura.

    Por ejemplo, si una fundición en Alemania estuviera expuesta a las tarifas de carga base de un mes para la energía, tendría que pagar unos 4.000 dólares por la energía necesaria para producir una tonelada de metal, muy por encima de los precios actuales del aluminio.

    "El mercado mundial del metal en 2022 será el más ajustado que ha habido nunca", dijo por teléfono desde Londres Eoin Dinsmore, jefe de investigación de aluminio primario y productos en CRU. "El resto del mundo no puede suministrar estas cantidades a China indefinidamente".

    Fuente: YF

  • La escisión de BHP profundiza el cambio de estrategia en la minería

    BHP Billiton BHP.AU -3.91%  anunció que escindirá negocios de níquel, aluminio y otros minerales en una nueva empresa, lo que sería una de las mayores ventas de activos en la historia de la industria minera.
     
    La medida marcaría un drástico cambio estratégico para BHP, de una compañía ampliamente diversificada a una enfocada en cuatro materias primas —carbón, cobre, mineral de hierro y petróleo— que el año pasado generaron casi todas sus ganancias. El gigante anglo-australiano adquirió muchos de los activos que planea escindir cuando BHP y la británica Billiton PLC se fusionaron en 2001.
     
    La división, en tanto, crearía una empresa de metales con un valor de mercado de hasta US$12.000 millones que podría ser un blanco atractivo de adquisición.
     
    El sector minero ha estado racionalizando sus operaciones. Su rival Rio Tinto, también anglo-australiano, ha estado vendiendo minas de carbón y cobre después de años de fuertes gastos en acuerdos.
     
    BHP indicó que la escisión de la nueva compañía, que cotizará en la bolsa de Australia, le permitirá enfocarse en sus cuatro principales commodities. La reorganización también le daría más flexibilidad para pagar mayores dividendos.
     
    Las acciones de BHP en Londres cayeron 4,9% el martes debido al descontento de los inversionistas sobre la estructura del acuerdo, según el cual recibirían acciones en una empresa que cotiza en otro país. Muchos inversionistas esperaban además que BHP usara hasta US$5.000 millones para recomprar acciones. En Sídney, sus acciones subieron 1,4%.
     
    El martes, la minera divulgó un alza interanual de 23% en su ganancia en el año fiscal que cerró en junio, a US$13.830 millones, gracias a reducciones de costos y un aumento de la producción de mineral de hierro de minas en el noroeste de Australia. Una producción récord de mineral de hierro contrarrestó una caída de las utilidades del cobre, el petróleo y el carbón. La empresa prevé elevar la producción en el actual año fiscal, principalmente en Australia, pese a preocupaciones de algunos inversionistas de que la demanda no está creciendo a la par del suministro global.
     
    La compañía escindida albergaría todas las operaciones de aluminio y manganeso, al igual que otros activos como la mina de níquel Cerro Matoso en Colombia y el proyecto de plata, plomo y zinc Cannington en Australia. Además, incluiría su negocio de producción de carbón para generación eléctrica en Sudáfrica y operaciones de carbón siderúrgico en Australia.
     
    BHP había considerado otras opciones, como vender los activos por separado, pero decidió que requeriría demasiado tiempo y dinero, dijo una persona al tanto.
     
    La minera señaló que la nueva empresa habría generado cerca de US$10.000 millones en ingresos en el año fiscal 2014.
     
    El presidente ejecutivo, Andrew Mackenzie, quien asumió el cargo en mayo del año pasado, dijo el martes que la separación de activos como los de aluminio y manganeso fortalecerá su flujo de caja y aumentará sus retornos sobre la inversión.
     
    La nueva empresa generará suficiente efectivo para cubrir sus costos y tener poca deuda, afirmó Mackenzie. De todos modos, no se comprometió a que la empresa vaya a pagar un dividendo, sólo que tendrá la flexibilidad para hacerlo si su flujo de caja se vuelve lo suficientemente sólido.
     
    El director financiero de BHP, Graham Kerr, quien encabezará la nueva minera, dijo que los activos generaron ganancias anuales promedio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de US$3.300 millones durante la última década. No ofreció un panorama claro del balance de la nueva empresa, cuyo nombre no ha sido determinado.
     
    La escisión marca una ruptura con la estrategia de BHP durante la gestión de Marius Kloppers, quien dejó la empresa en 2013. El ex presidente ejecutivo sostenía que, si bien los márgenes de las diversas materias primas pueden fluctuar cada año, el portafolio resulta en un creciente margen para el grupo debido a que los más sólidos compensan de sobra el desempeño de los más débiles.
     
    Pese a que BHP solía jactarse de su amplia gama de opciones de inversión, ahora tiene ocho principales proyectos de crecimiento, la mayoría de los cuales se completarían en los próximos dos años. El año pasado, recortó sus gastos de capital en casi un tercio y prevé reducir sus inversiones nuevamente este año fiscal.
     
    Tras la escisión, los inversionistas en Australia y el Reino Unido recibirían acciones de la nueva empresa, que tendría su sede en Perth, Australia, y cotizaría también en la Bolsa de Johannesburgo. La división tendrá que ser aprobada por los accionistas y podría completarse en el primer semestre de 2015.
     
    La nueva minera podría enfrentar mayores costos de financiamiento y de compra de suministros, señala Paul Gait, analista de Sanford C. Bernstein.
     
    BHP afirmó que la compañía escindida se beneficiará ya que su gerencia tendrá más tiempo para enfocarse en sus activos, que ahora son de baja prioridad en el grupo.
     
    También podría ser comprada un poco después de su salida a bolsa, sugiere un importante inversionista minero. El gigante anglo-suizo de commodities Glencore GLNCY -1.93%  PLC sería un posible comprador. Además, Mick Davis, presidente ejecutivo de Xstrata PLC hasta que se fusionó con Glencore, está explorando adquisiciones para su nuevo vehículo de inversión, X2 Resources Partners LP. Glencore y X2 no quisieron comentar.
     
    —Andrew Peaple contribuyó a este artículo.
     
     
    Por Rhiannon Hoyle, en Sídney, y Alexis Flynn, en Londres
     
     
    Fuente: WSJournal.com
  • South32 llega a la bolsa con las minas no estratégicas de BHP y sus interrogantes

    SÍDNEY—Cuando las acciones de South32, la empresa escindida del gigante mineroBHP Billiton Ltd. BHP.AU +1.63% , empiecen a cotizar el lunes en Sídney, Londres y Johannesburgo, culminará una de las mayores reestructuraciones en la historia de la minería.

    Los inversionistas, sin embargo, tienen una pregunta en mente: ¿cuánto vale la nueva compañía?

    Los accionistas de BHP votaron este mes en forma casi unánime a favor de escindir South32, un conjunto de activos que abarca minas de aluminio, níquel y manganeso que, en opinión de la plana ejecutiva de BHP, tendrán un mejor desempeño separados del coloso minero. BHP optó por nombrar la nueva compañía South32 puesto que la mayoría de sus activos están en Australia y Sudáfrica, que están vinculados por el paralelo 32 latitud sur.

    La nueva compañía incluye Cerro Matoso, una mina de níquel en Colombia, además de dos operaciones de aluminio en Brasil que la empresa no gestiona.

    En agosto, cuando BHP anunció la división, algunos analistas calcularon que South32 podría llegar a valer hasta US$15.000 millones. Desde entonces, las estimaciones han variado ampliamente y los precios de las materias primas han descendido. Investec Securities, por ejemplo, sugiere que el valor de mercado de South32 podría ser tan bajo como US$7.000 millones.

    Andrew Mackenzie, presidente ejecutivo de BHP, ha sostenido que la separación permitirá a South32 seguir una estrategia más acorde a su medida, mientras el conglomerado minero se concentra en un grupo de cuatro o cinco commodities en los que puede aprovechar economías de escala y posiciones de liderazgo en el mercado.

    Evaluar South32 es una tarea complicada debido al conjunto de imponderables que forman parte de su valuación, en especial la trayectoria del dólar australiano, el rand sudafricano y los precios del aluminio, el carbón y el manganeso.

    “Hay tantas variables y cada una de ellas es muy volátil y difícil de pronosticar”, dice George Boubouras, director de inversión de Contango Asset Management. “Ha sido un gran desafío para nosotros”, reconoce.

     

    A los escépticos les preocupa el deterioro del panorama de precios de los commodities industriales.

    El aluminio, que junto con su ingrediente principal, la bauxita, representan 29% de las ganancias de South32 tomando en cuenta los resultados de BHP más recientes para todo un año, ha fluctuado entre US$1.775 y US$2.120 la tonelada en los últimos 12 meses. Los temores de que las exportaciones chinas puedan crear un exceso de oferta han perjudicado los precios recientemente.

    El manganeso, que se utiliza en la siderurgia y constituye 21% de las posibles ganancias de South32, también ha caído bruscamente este año ante las señales de un exceso de suministro en el mercado. El carbón es presa de un descenso prolongado de los precios y representa cerca de 19% de las probables utilidades de la compañía.

    Las nubes políticas también asoman en el horizonte de South32. La empresa tiene una cantidad importante de activos en Sudáfrica, donde la minería se ha visto afectada por disputas sindicales y la inestabilidad del suministro eléctrico.

    Los partidarios, sin embargo, tienen una buena impresión del equipo de gestión de South32, encabezado por el ex director financiero de BHP, Graham Kerr, y alaban un endeudamiento inferior al previsto.

    “Me sigue gustando la combinación de negocios, las finanzas están en buen estado, y el equipo gestor me inspira confianza”, afirma Tim Schroeders, gestor de fondos de Pengana Capital, que administra activos por más de 1.400 millones de dólares australianos (unos US$1.130 millones), un portafolio que incluye acciones de BHP.

     

    Otros estrategas, sin embargo, opinan que el mercado le puede asignar una prima a la acción ante la posibilidad de que la empresa sea un blanco de adquisición. Uno de los interesados en oportunidades de compra es Mick Davis, ex presidente ejecutivo de Xstrata PLC, quien ha recaudado US$5.600 millones para un nuevo fondo de minería, X2 Resources.

    Kerr ha descrito su estrategia como la de “gatear, caminar y correr”, lo que quiere decir que su prioridad será reducir los costos de South32, antes de abocarse a buscar nuevos proyectos o adquisiciones para expandirse. El ejecutivo ha prometido devolver cerca de 40% de las ganancias subyacentes en forma de dividendos, una decisión que podría atraer a los inversionistas en busca de jugosos retornos.

    En el corto plazo, el precio de la acción puede ser volátil debido a que South32 no puede ser parte de los índices bursátiles británicos más importantes puesto que no está incorporada en el Reino Unido. Los fondos británicos que siguen tales índices tendrán que vender las acciones que obtengan cuando la empresa se escinda de BHP.

    La acción, no obstante, debería recibir una gran demanda en Australia.

    Por RHIANNON HOYLE

    Fuente; WSJournal.com