Menu
RSS
  • “Desde antes de su nacimiento la planta de Bioenergy era inviable”, Contraloría

    Bioenergy PlantaSegún la CNR, las posibilidades de que genere rentabilidad son muy bajas y no aporta ningún valor agregado a los colombianos. 
     
    Menos de 24 horas después de haberse producido el primer litro de etanol en la planta de Bioenergy, este proyecto ya enfrenta su primer escándalo. 
     
    Este viernes, la Contraloría General de la República señaló que desde antes de su nacimiento, la planta era inviable, ya que las posibilidades de general rentabilidad son muy bajas y esta no aporta ningún valor agregado a los colombianos. 
     
    Según un estudio técnico, adelantado por la Contraloría, Bioenergy ha generado unos cuantiosos costos adicionales y es difícil que resulte rentable para sus accionistas. 
     
    De acuerdo con una evaluación realizada por el organismo de control, las posibilidades de rentabilidad sobre la inversión para Ecopetrol son muy bajas.
     
    Además, el horizonte de recuperación de la inversión es mayor a 20 años, lo cual no es eficiente, ya que Ecopetrol asumió un alto riesgo aportando más del 50% de la inversión.
     
    El valor acumulado actual de Bioenergy es de 2.18 veces su valor presupuestal inicial.
     
    Como resultado de este estudio, en el 2017 se adelantará una auditoría al proyecto cuestionado. 
     
    La evaluación muestra algunas situaciones que también se identificaron en el proyecto Reficar. 
     
    Aunque la Refinería de Cartagena fue más ingeniería financiera que ingeniería de construcción. En el caso de Bioenergy fue más importante la estructuración societaria y gestores y promotores del proyecto, que lo que verdaderamente valía la pena, una planta que busca alcanzar una producción de 1.000.000 litros diarios de etanol. 
     
    ENTRADA TARDÍA EN EL MERCADO DEL ETANOL 
     
    La Ley 693 de 2001 y el Decreto 3862 de 2005 ordenaron que las gasolinas utilizadas en los centros urbanos de más de 500.000 habitantes, debían contener componentes oxigenados como los alcoholes carburantes, encaminadas a promover la producción sostenible de biocombustibles en Colombia. 
     
    Pero, mientras muchas destilerías en el país aprovecharon esta política pública y desarrollaron modelos de negocios exitosos, Ecopetrol, desde su vinculación al proyecto en el 2007 hasta la fecha, no ha producido un solo litro de etanol, a pesar de haber tenido un mercado cautivo de consumo como es Bogotá. 
     
    ALTA INCERTIDUMBRE Y ADMINISTRACIÓN DE RIESGOS 
     
    La decisión de emprender este proyecto estratégico se tomó con base en estudios de ingeniería conceptuales, por lo que al hacer la articulación en su modelo de maduración de proyectos, presenta diferencias presupuestales altas (218%) y técnicas, que de haberlas valorado correctamente en su momento lo hubieran calificado como un proyecto inviable. Claramente hoy Bioenergy no aporta valor a los colombianos. 
     
    COSTOS ADICIONALES Y DESEMPEÑO FINANCIERO DEL PROYECTO 
     
    El valor acumulado actual de Bioenergy es de 2.18 veces su valor presupuestal inicial, explicado por la materialización de riesgos de este proyecto, pero especialmente por las inversiones en el componente industrial y agrícola, que hoy son asumidos por Ecopetrol. 
    En resumen, las posibilidades de rentabilidad sobre la inversión para Ecopetrol son muy bajas, con una inversión inicial de US$ 344 millones y una tasa interna de retorno (TIR) del 13,3%. En la actualidad la inversión es cercana a US$750 millones, sin incluir el arranque y los costos pre-operativos y su tasa de retorno de 1,2%, muy inferior al costo promedio del capital, equivalente al 9,9% para este año, por lo que al igual que Reficar, este proyecto tiene que hacer un alto esfuerzo para que resulte rentable para los accionistas. 
     
    CONTRATO DE INGENIERÍA, PROCURA Y CONSTRICCIÓN FRACASADO 
     
    El mecanismo contractual denominado EPC, fracasó en este caso, y, a diferencia de Reficar, este fue terminado y hoy hace parte de un laudo arbitral internacional. 
    Sin embargo, la firma ejecutora del EPC, la española ISOLUX, mostró su incapacidad técnica, económica y logística para desarrollar un proyecto estratégico para el país en materia de energías limpias. 
     
    MODELO DE SELECCIÓN DEL CONSTRUCTOR 
     
    Se repite el caso de firmas sin condiciones eficientes para el desarrollo de los proyectos intensivos en capital. En los procesos contractuales para la construcción de la planta de etanol en Puerto López (Meta), la experiencia de los ofertantes en la construcción de plantas de similares características técnicas, no fue un factor determinante para su escogencia, otorgándosele a una firma que fue incapaz de llevar el proyecto a condiciones productivas. 
     
    ISOLUX, el único mérito que tuvo, fue ofertar un menor precio, ya que no presentó atributos de experticia y menos aún de capacidad. Sin embargo, los analistas de la Contraloría están pendientes de conocer los detalles del desempeño de Bioenergy, el contratista y los subcontratistas, ya que la información hoy día la tiene Bioenergy bajo carácter de confidencial por la disputa internacional. No obstante, será auditada de forma rigurosa por la CGR, para determinar los hechos presentados en contra del proyecto. 
     
    MÁS INGENIERÍA ORGANIZACIONAL QUE CONSTRUCTIVA 
     
    Reficar fue más ingeniería financiera que ingeniería de construcción. En el caso de Bioenergy fue más importante la estructuración societaria y gestores y promotores del proyecto, que lo que verdaderamente valía la pena, una planta que busca alcanzar una producción de 1.000.000 litros diarios de etanol. 
     
    Es muy importante para la contraloría dentro de su proceso de auditoría, entender la forma de vinculación de socios desde el inicio, lo anterior dado que Ecopetrol siempre actuó como un comprador de participaciones de los agentes que se hacían parte del proyecto, en una compra inicial de 17.6 millones de dólares, hoy el proyecto vale al menos en la contabilidad de costos 750 millones de dólares. 
     
    Sumado a lo anterior, el horizonte de recuperación de la inversión es mayor a 20 años lo cual no es eficiente, ya que Ecopetrol asumió un alto riesgo aportando más del 50% de la inversión. 
     
     
    Fuente: Portafolio.co
  • Bioenergy inició comercialización de etanol

     
     A la fecha la planta ha tenido una producción superior a los 800.000 litros de etanol.
     
     Se cerró el primer acuerdo comercial para el despacho de etanol al centro del país.
     
     Entre agosto y diciembre se estima una producción cercana a los 53 millones de litros de etanol carburante.
     
     La planta cuenta con una capacidad instalada para producir hasta 504.000 litros diarios de etanol.
     
     El etanol genera un impacto positivo en la calidad del aire que respiramos, al disminuir en un 74% las emisiones a la atmósfera de gases efecto invernadero.
     
     Durante el año se han generado 3.000 MVH de energía, de los cuales se han vendido a la Red Eléctrica Nacional 2.100 MVH.
     
    Bioenergy Planta WPuerto López, Meta, 1 de junio de 2017.- Avanza el desarrollo de Bioenergy, el mayor complejo de producción de etanol en Colombia. A la fecha la planta “El 
    Alcaraván”, ubicada en Puerto Lopez, Meta, ha producido más de 800.000 litros de etanol carburante.
     
    De esta manera, se dio inicio a la fase de comercialización de etanol por parte de Bioenergy, gracias al primer acuerdo comercial firmado para la venta de etanol 
    carburante destinado a abastecer el centro del país, mediante el cual se han despachado cerca de 109.100 litros de etanol.
     
    “La comercialización de etanol marca un hito muy importante para Bioenergy en su consolidación como el mayor complejo agroindustrial de producción de etanol en 
    Colombia. Esperamos cerrar nuevos acuerdos comerciales con otros mayoristas que nos permitan proveer un combustible más limpio a los colombianos”, destacó
    Rafael Pittaluga, Gerente General Bioenergy.
     
    La planta cuenta con una capacidad instalada para producir hasta 504.000 litros diarios de etanol que abastecerán la demanda del centro del país. En plena operación aportará hasta el 25% del etanol que se produce en Colombia.
     
    Se estima que Bioenergy represente más del 30% de la producción industrial del departamento del Meta.
     
    El etanol producido por el complejo agroindustrial permite generar un combustible más limpio y amigable con el medio ambiente al disminuir en un 74% las emisiones
    a la atmósfera de gases efecto invernadero. Este etanol estará destinado a abastecer el centro del país e incrementa de 8% a 10% la mezcla de alcohol carburante.
     
    Es importante destacar que el pasado 31 de enero el Ministerio de Minas y Energía certificó a Bioenergy como productor de etanol, luego de la producción del primer
    litro el 21 de diciembre de 2016, “La certificación como productor de etanol nos permite cumplir con la calidad requerida por la legislación colombiana para la
    comercialización del biocombustible”, agregó el Gerente de Bioenergy.
     
    Inicio de período de interzafra
     
    En el modelo de negocio de Bioenergy y debido a las fuertes precipitaciones (invierno) que caracterizan la zona de los llanos orientales, durante los meses de abril, mayo, junio y julio, época variable y flexible, la planta ha entrado en la fase de interzafra, durante la cual no es viable la producción de alcohol debido a la dificultad de ingresar la maquinaria a los campos para cosechar la caña de azúcar y entregarla en la planta industrial, esto significa que la producción de etanol estará variable entre los meses de abril a julio, según el nivel de lluvias.
     
    Los hitos que han marcado el desarrollo de Bioenergy Para llegar a la etapa de comercialización, Bioenergy cumplió con importantes hitos como: el proceso de molienda, el encendido de la caldera, la generación de vapor y la producción del primer litro de etanol, “el inicio de la etapa de comercialización nos permite continuar impulsando el desarrollo ambiental, económico y social de la región y del país”, agrega el directivo.
     
    El etanol producido por Bioenergy resulta de un proceso agroindustrial que inicia con la adecuación de los suelos para la siembra de caña de azúcar. Actualmente la
    compañía cuenta con más de 17 mil hectáreas de caña sembrada, lo que le ha permitido ampliar la frontera agrícola de la altillanura colombiana.
     
    Generación de energía
     
    Además de producir etanol, Bioenergy genera energía usando el bagazo producido en la molienda como combustible, la cual empezó desde el pasado 18 de marzo.
    En plena capacidad de producción de etanol, la planta generará 35 MWH de energía, de los cuales 16 MWH abastecerán la operación del complejo agroindustrial y el restante, 19 MWH, irá a la red eléctrica nacional. Durante el año se han generado 3.000 MVH de energía, de los cuales se han vendido a la Red Eléctrica Nacional 2.100 MVH.
     
    La energía se obtiene mediante la utilización de biomasa (caña de azúcar, residuos de cosecha, residuos de maderas, cascarilla de arroz, entre otras), la cual es
    convertida en energía a través de una caldera con los más altos estándares de remoción de partículas en suspensión, minimizando la emisión de gases efecto invernadero y cumpliendo con la legislación ambiental colombiana.
     
    Para Bioenergy es prioridad el desarrollo sostenible de la región, bajo un enfoque de prosperidad compartida, por lo que está desarrollando proyectos que impacten
    positivamente a la comunidad, tales como capacitación de cultivo de cachama en jaulas flotantes y entrega de material, bachillerato para adultos y apicultura, entre
    otros.
     
    “Bioenergy es una realidad y continuamos avanzando en nuestro propósito de consolidarnos como el mayor complejo agroindustrial de producción de etanol de Colombia. Hemos ampliado la frontera agrícola de los llanos orientales, impulsamos el desarrollo económico de la región y fortalecemos la posición de Colombia como productor de etanol que mezclado con la gasolina permite tener un combustible más limpio en beneficio de medio ambiente y la calidad de vida de más colombianos”, destacó Rafael Pittaluga, Gerente General de Bioenergy.
     
    Bioenergy
  • Bioenergy inició producción continua de etanol

    Dando cumplimiento a uno de sus grandes hitos, la planta de Bioenergy, “El Alcaraván”, inició el pasado 18 de marzo la producción continua de etanol, lo cual significa que la planta entró en su etapa operativa y con producción progresiva, y se alista para iniciar la fase de comercialización.
     
    Planta de BioenergyPlanta de BioenergyA la fecha se han producido 113 mil litros de etanol, los cuales están siendo almacenados hasta completar el volumen exigido.
     
    El etanol producido por Bioenergy estará destinado a abastecer el centro del país, generando un combustible más limpio y amigable con el medio ambiente, además
    de incrementar hasta en un 10% la mezcla con gasolina.
     
    De acuerdo con el Gerente General de la compañía, Rafael Pittaluga, Bioenergy actualmente está trabajando en la estabilización de la planta, para así alcanzar su
    capacidad máxima de producción, que es 504.000 litros diarios de etanol, lo que la convierte en la planta con mayor capacidad instalada del país El pasado 31 de enero el Ministerio de Minas y Energía certificó a Bioenergy como productor de etanol, luego de la producción del primer litro el 21 de diciembre de 2016. “La certificación como productor de etanol representó un gran logro para la compañía, teniendo en cuenta que nos permite cumplir con la calidad requerida por la legislación colombiana para la comercialización del biocombustible”, destacó el Gerente General.
     
    Generación de energía
     
    Usando el bagazo producido en la molienda como combustible, Bioenergy iniciará próximamente la generación continua de energía en la planta. El turbogenerador ya 
    se encuentra conectado a la red nacional y ha iniciado su etapa de estabilización. A la fecha se han generado 51.7MWH, lo que representa el suministro de energía para
    250 hogares en un mes.
     
    “En plena capacidad Bioenergy generará 35 MWH de energía, de los cuales 16 MWH abastecerán la operación del complejo agroindustrial y el restante, 19 MWH, irá a la red eléctrica nacional”, destacó Rafael Pittaluga, Gerente General de Bioenergy
     
    La generación de energía se constituye en un hito fundamental en la puesta a punto de la planta “El Alcaraván”. Se trata de energía tanto para consumo interno como
    para ser entregada a la red eléctrica nacional.
     
    “Avanzamos de manera significativa en el desarrollo y estabilización del mayor complejo agroindustrial de producción de etanol en Colombia” agregó Rafael
    Pittaluga.
     
     
     
    ecopetrol - paisminero.co
     
  • Bioenergy, el Reficar de los Llanos

    Sobrecostos, retrasos, y una demanda internacional rodean a esta compañía, filial de Ecopetrol. Aunque en menor escala, es un escándalo parecido al de la Refinería de Cartagena
     
    BioenergyCuando todavía no ha bajado la espuma por el escándalo de la Refinería de Cartagena (Reficar), comienzan a sonar las alarmas por los líos de otro proyecto de Ecopetrol. Se trata de la planta de etanol El Alcaraván, en Puerto López (Meta), de propiedad de Bioenergy, una filial de la petrolera colombiana.
     
    Seis años después de haber comenzado la construcción, la planta todavía no ha entrado a funcionar. Se espera que arranque a finales de 2016, con lo cual terminaría con un atraso cercano a tres años. Además, las inversiones serán el doble de las previstas inicialmente. De un monto estimado en 344 millones, el proyecto terminará costando más de 750 millones de dólares.
     
    Es decir que al paso que va, y en menor escala, se repetirá la historia de Reficar, que costó el doble de lo planeado al pasar de 4.000 millones de dólares a 8.000 millones. Aunque la planta de Bioenergy representa el 9 por ciento de las inversiones hechas en la Refinería de Cartagena, el monto que se destinó al proyecto es considerable ya que al precio del dólar hoy, se trata de poco más de 2 billones de pesos.
     
    La situación actual de Bioenergy es complicada, pues tiene deudas millonarias y pérdidas por 15.700 millones. Los organismos de control siguen de cerca el desarrollo del proyecto y miembros del Congreso alistan un debate sobre el tema. Al igual que en el caso de Reficar, Ecopetrol presentó una demanda internacional ante un tribunal de arbitramento en Houston (Estados Unidos), con el fin de tratar de recuperar parte de los sobrecostos del proyecto.
     
    Curiosamente, en Bioenergy se cometieron errores similares a los de la Refinería de Cartagena. El primero fue haber escogido un socio inadecuado. Ecopetrol suscribió en 2010 un contrato de ingeniería, construcción y suministro, bajo la modalidad llave en mano (costos fijos) con la firma española de energía e infraestructura Isolux Corsán. La compañía ganó la licitación luego de un proceso en el que participaron tres firmas.
     
    El objeto del contrato era construir un gran complejo industrial en los Llanos Orientales, para producir etanol carburante a partir del bagazo de caña. Con bombos y platillos se anunció que sería la planta más grande de biocombustibles que tendría el país. Además de la construcción de la planta industrial, el proyecto contempló la siembra totalmente mecanizada de 14.400 hectáreas de caña de azúcar. Es decir, se trataba de un proyecto agroindustrial con alta tecnología.
     
    Si bien la firma Isolux Corsán tenía una trayectoria de más de 40 años y ya había construido plantas de biodiésel en España, en el sector de la ingeniería mundial tenía algunas alertas por varios incumplimientos. Su nombre ha tenido un historial poco favorable en Chile, donde el año pasado le suspendieron cuatro de sus siete licitaciones por irregularidades, demoras y sobrecostos. Hoy, Isolux afronta serias dificultades financieras, con deudas millonarias que la han obligado a vender activos estratégicos y con bajas calificaciones de las agencias internacionales de riesgo. Las autoridades de Chile y España la investigan por presuntos sobornos para obtener licitaciones.
     
    En 2014, ante los sucesivos retrasos en la ejecución del proyecto, Ecopetrol decidió dar por terminado el contrato y buscó una nueva compañía para terminarlo. Se trata del consorcio Menegua, de inversionistas llaneros. Al mismo tiempo, la petrolera comenzó a recabar información sobre los incumplimientos y posibles sobrecostos para demandar a la firma española.
     
    Ecopetrol tuvo que asumir el pago de cerca de 6.000 millones de pesos que Isolux dejó pendientes de pago con trabajadores y contratistas, y cambió al presidente de Bioenergy. Hoy en la empresa está al mando un ingeniero venezolano experto en el tema de biocombustibles.
     
    Fuentes del sector sostienen que los grandes problemas de esta planta se originaron por la falta de una administración eficaz y un mayor seguimiento. De hecho, durante la ejecución del complejo industrial se presentaron cerca de 40 paros y prostestas de trabajadores que entorpecieron las obras. Por eso, los costos fueron creciendo sin mayores controles.
     
    Según expertos, el costo de este proyecto ha sido exagerado, pues sostienen que una refinería de etanol en Colombia no cuesta, en promedio, más de 300 millones de dólares. Sin embargo, aquí hay que reconocer que este se encareció, en parte, por la siembra de las 14.000 hectáreas con caña de azúcar. Esta era la primera vez que se sembraba caña en una región diferente al Valle del Cauca. La apuesta era muy arriesgada, dados los suelos áridos y difíciles de la Orinoquia, tan diferentes a las fértiles tierras del occidente. Para lograr este objetivo, Bioenergy se asoció con un experto en el tema, el ingenio Riopaila Castilla. Hasta el momento, la siembra ha sido exitosa y es uno de los principales orgullos de una región que tiene un enorme potencial agrícola.
     
    Después de tantos tropiezos la planta está más cerca de estar lista, y las directivas de la compañía señalan que entrará a operar a finales de este año. Sin embargo, su futuro depende de que Ecopetrol consiga un socio. Ante la difícil coyuntura del sector petrolero por la caída de los precios, las prioridades para la empresa colombiana han cambiado y ahora se concentrará en explorar y explotar, por lo que otros proyectos pasarán a un segundo lugar. El presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, afirma que si bien este proyecto se consideró razonable hace 10 años para diversificar a la empresa del negocio petrolero, hoy no lo es.
     
    Y es que sobre el proyecto recaen varios dudas. Una de ellas es su rentabilidad en momentos en que las condiciones económicas para el sector de los biocombustibles no son tan favorables como en el pasado. Actualmente, los precios del etanol están a la baja y podrían seguir en descenso si la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) toma una decisión en esta materia que viene estudiando desde hace meses.
     
    Sin embargo, otros sectores consideran que la planta de Bioenergy impulsará la producción de biocombustibles en el país y permitirá aumentar el porcentaje de mezclas con gasolina del 8 al 10 por ciento en todo el país. Así lo señala el presidente de la Federación Nacional de Biocombustibles, Jorge Bendeck, quien sostiene que esta refinería producirá 480.000 litros diarios de etanol. Es decir, que responderá por una cuarta parte de la producción total de este biocombustible, que hoy es de 1,6 millones de litros diarios en seis plantas de igual número de ingenios.
     
    En Meta tienen sembradas sus esperanzas en la buena marcha de la refinería. La senadora Maritza Martínez sostiene que gran parte del desarrollo de Puerto López depende de esta obra, lo que comparte el alcalde de este municipio, Víctor Bravo, quien destaca que generará cientos de empleos. Actualmente, Bioenergy emplea 1.786 personas, de las cuales el 60 por ciento son de la zona. En 2012, Mitsubishi Corporation entró a la sociedad con el 5 por cienno del capital accionario. Ecopetrol tiene el resto.
     
    Cuando la gigante petrolera decidió construir esta planta, estaba pensando en grande por el cambio climático y la demanda creciente de combustibles amigables con el medioambiente. Pero, como en muchos de los grandes proyectos del país, se presentaron graves problemas de ejecución y planeación.
     
    La nueva presidencia de Ecopetrol está tratando de buscar una salida este nuevo lío. Por fortuna, ya varias firmas están interesadas en la empresa. Pero, como dice el presidente Juan Carlos Echeverry, Bioenergy se convirtió en su nuevo gran dolor de cabeza.
     
     
     
    Fuente: Semana.com
  • Bloquean planta de Etanol de Bioenergy en el Meta

    BloqueosDesde el 24 de enero, se encuentra bloqueado ilegalmente el acceso al complejo agroindustrial “El Alcavarán” en Puerto Lopez, Meta, por parte de un grupo minoritario de la comunidad que impide el paso vehicular, afectando la movilización de los trabajadores y por ende la normal operación del mayor complejo agroindustrial de la Orinoquia colombiana.
     
     En continuas ocasiones la compañía se ha reunido con los principales líderes de la zona, e igualmente está dispuesta a continuar conversando frente a las
    solicitudes y requerimientos expuestos, pero no mediante mecanismos de presión ilícita.
     
     La compañía ratifica que ha garantizado y seguirá garantizando la contratación de mano de obra local. El 100% de la mano de obra no formal y 40% de la mano
    de obra formal de Bioenergy son personas de la región, contratadas siguiendo la Ley 1429 de 2010 y demás normas aplicables.
     
     Tanto los procesos de vinculación de personal como la contratación de bienes y servicios cumplen con la normatividad legal vigente. La compañía verifica
       permanentemente que dichos procesos sean cumplidos también por parte de sus contratistas.
     
     Durante la etapa de construcción del complejo se generaron más de 4.000 empleos, cerca de de 16 mil millones de pesos se adquirieron en bienes y servicios en la región y más de 680 millones de pesos se han invertido en proyectos sociales dirigidos a elevar la calidad de vida de los habitantes de la zona de influencia del proyecto.
     
     Bioenergy rechaza cualquier vía de hecho o mecanismo de presión de cualquier naturaleza y reitera su permanente disposición al diálogo abierto, pacífico y constructivo.
     
     
    ecopetrol.co