Menu
RSS
  • China permite la exportación de pequeñas cantidades de minerales críticos

    Después de una pausa de dos meses, China ha reanudado la exportación de minerales, aunque a medias.
     
    En julio, China  anunció restricciones a las exportaciones  de germanio, galio y sus compuestos químicos utilizados para fabricar piezas para chips, equipos de telecomunicaciones y vehículos eléctricos. El grafito, un material clave para las baterías de vehículos eléctricos, también estará bajo controles de exportación el 1 de diciembre. Aunque Beijing ha afirmado que la prohibición de las exportaciones de estos minerales críticos se hizo por motivos de seguridad nacional, los observadores han denunciado un juego sucio y afirman que China ha acaba de intensificar su guerra comercial de ojo por ojo con Estados Unidos y Europa. 
     
    Después de una pausa de dos meses, China ha  reanudado la exportación  de minerales, aunque a medias. Los comerciantes chinos que quieran exportar germanio y galio ahora deben solicitar licencias del gobierno y también proporcionar información sobre la identidad de sus clientes y cómo se utilizan los minerales. Los comerciantes chinos exportaron pequeñas cantidades de germanio y galio en octubre después de no haber exportado casi nada en los dos meses anteriores. En octubre se exportaron sólo 0,65 toneladas de germanio, frente a 8,78 toneladas en julio, mientras que las cifras de galio fueron 0,25 toneladas frente a 7,58 toneladas. China exportó 44 toneladas de germanio y 94 toneladas de galio en 2022.
     
    Es probable que haya alguna mejora en las tensas relaciones entre los dos países después de que los presidentes Xi Jinping y Joe Biden se reunieran en San Francisco la semana pasada. Sin embargo, los inversores no deberían esperar demasiadas concesiones por parte de China, dado que EE.UU. y la UE no han relajado las restricciones comerciales sobre chips semiconductores especializados y equipos solares en China. El mes pasado, el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció que impedirá la venta  de algunos chips de inteligencia artificial (IA) avanzados a China por temor a que puedan utilizarse con fines de desarrollo militar. Es decir, a las empresas no se les permitirá exportar los chips A800 y H800 del fabricante de chips Nvidia a China.
     
    En julio, el Senado de Estados Unidos aprobó por abrumadora mayoría una enmienda al proyecto de ley de defensa anual que prohíbe a China comprar petróleo de las reservas de emergencia de Estados Unidos. La enmienda tiene como objetivo restringir las ventas de petróleo estadounidense de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR) a empresas bajo el control del Partido Comunista Chino. 
     
    Los países nórdicos podrían ser la respuesta 
     
    La poco envidiable posición de Estados Unidos de total dependencia de los minerales de tierras raras de China está ahora en pleno foco de atención. China representó el 70% de la producción minera mundial de tierras raras en 2022, y Estados Unidos  importó casi las tres cuartas partes  de su suministro de tierras raras del Reino Medio. Esto deja al país en una posición particularmente precaria, como ha quedado muy claro.
     
    Por suerte para el país y sus aliados occidentales, hay una salida. Los países nórdicos, en particular Groenlandia, Noruega, Suecia y Finlandia, son ricos en cobalto, níquel, litio, grafito y una variedad de elementos de tierras raras (REE) que siguen en gran medida sin explotar. Según el  Consejo Nórdico de Ministros , el lecho rocoso nórdico alberga más de 43 millones de toneladas de depósitos económicamente viables de minerales de tierras raras. Según Bloomberg New Energy Finance, Finlandia, Suecia y Noruega se encuentran entre los  ocho  países más favorables para el desarrollo de la cadena de suministro de baterías y minerales críticos. Además, los gobiernos nórdicos tienen un historial de compromiso con las prácticas mineras sostenibles, lo que las hace ideales para las industrias occidentales que buscan minerales de origen responsable fuera de China.
     
    Estados Unidos y sus aliados ya han sentado las bases que hacen posible establecer futuros acuerdos de suministro. En junio de 2022, Estados Unidos y sus socios del G7 lanzaron la  Asociación para la Infraestructura y la Inversión Global  (PGII), cuyo objetivo es construir cadenas de suministro de energía limpia mediante la creación de cadenas de suministro de energía limpia amigas. Los países también firmaron la  Asociación de Seguridad de Minerales  para producir, procesar y reciclar minerales críticos. En enero de 2023, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció que un elemento clave de la nueva estrategia industrial del bloque será  forjar asociaciones globales para acceder a los insumos  necesarios para la industria. Esto se basa en iniciativas existentes de la UE, incluida la  Ley de Materias Primas Críticas  y la  Alianza Europea de Baterías , que tienen como objetivo asegurar las cadenas de suministro en tierra.
     
    Todas estas iniciativas marcan el surgimiento de una “política industrial conjunta” mediante la cual los estados del G7 apuntan a coordinar sus estrategias industriales a nivel internacional y también construir sus cadenas de suministro de manera colaborativa. En efecto, esto significa que estos países trabajarán juntos para asegurar el suministro de las tecnologías necesarias y crear mercados en pos de industrias netas cero en sus países individuales. 
     
    No es una posibilidad tan remota: estudios realizados por el Laboratorio de Política Industrial Net Zero de la Universidad Johns Hopkins han concluido que los países democráticos tienen el potencial de producir suficientes minerales para permitir que el mundo limite el calentamiento global a no más de 1,5 °C por encima del nivel  preexistente  . niveles industriales. Sin embargo, los mismos estudios dicen que se requeriría una extraordinaria cooperación tecnológica y financiera entre estos países para poder explotar con éxito estos recursos.
     
    Por Alex Kimani para Oilprice.com
     
  • Empresarios instan a replantear la política comercial

    Por anuncios de medidas de aranceles inteligentes y renegociación de acuerdos de inversión, el sector cree que es importante revisar algunos cambios.
    Los anuncios del Gobierno con respecto a los aranceles y la política comercial de Colombia han elevado el riesgo y la incertidumbre en los exportadores por las implicaciones que conlleva no revisar con lupa y determinar a los directamente implicados en las propuestas arancelarias del país.
     
    En días pasados, con la aprobación de Plan Nacional de Desarrollo, el Gobierno Petro incluyó el artículo 210 el cual propone “promover la defensa comercial de la Nación mediante una política de remedios comerciales y aranceles inteligentes”, con el fin de lograr un equilibrio en las condiciones de competencia para la producción nacional, frente a las importaciones.
     
    Adicional a esta medida se sumó la de renegociar, en caso de que sea necesario, los Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (Appri). El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña, aseguró que estos acuerdos tienen unas cláusulas que crearon desequilibrios jurídicos, y también manifestó que el país cuenta con medidas de defensa comercial, como los aranceles, que se usarán en la medida que sea necesario.
     
    “No es que se vayan a subir o a bajar los aranceles, sino que ahora habrá mecanismos más ágiles para la toma de decisiones, cuando sea necesario”, explicó el jefe de la cartera.
     
    El sector del comercio ha manifestado su preocupación por las medidas que se están tomando, manifestando que hay riego de que se pierdan acuerdos bilaterales con los países involucrados.
     
    Cabe destacar que durante el primer trimestre de 2023, según los calculos del Dane, las importaciones totales en Colombia sumaron US$16.445 millones, siendo un -13,2% menores a las del mismo periodo del 2022 (US$18.941 millones). Según los datos de la entidad, además del petróleo y sus derivados, los productos no minero-energéticos son los que más se importan y exportan cada mes.
     
    Retomando la discusión de las posibles implicaciones que traería para al país las políticas comerciales, Javier Díaz, presidente de la Asociación de Comercio Exterior (Analdex), en conversación con Portafolio explicó que son preocupantes los anuncios del ministro de la cartera de Comercio, teniendo en cuenta que pueden ser políticas con las que se está de acuerdo, sin embargo, hay riesgo de que puedan ser interpretados de diferentes maneras.
     
    “Desde que vimos el PND advertimos que no nos gustaba ese artículo de aranceles inteligentes porque Colombia ya tiene mecanismos para proteger su producción nacional. Tiene políticas de salvaguardias en derecho antidumping y en derechos compensatorios. La pregunta que tenemos es ¿qué más queremos?”, aseguró.
     
    Ahora bien, desde la perspectiva sectorial, María Claudia Lacouture, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham), explicó hay unas variables que generan incertidumbre en la inversión estadounidense, como lo es el tema de los aranceles inteligentes y el cambio de condiciones en los acuerdos de inversión.
     
    “En eso hay acciones que generan un proceso de incertidumbre, conocimiento y adaptación. La renegociación de los acuerdos genera más pérdidas que beneficio, el clima de inversión se tornaría más complejo, aumentaría la cautela con la que hoy en día proceden los inversionistas quienes podrían empezar a mirar a otras naciones”, aseguró.
     
    Por otra parte, Javier Díaz, presidente de Analdex, indicó que las negociaciones con China y Asia Pacífico son una opción de política que se debería apoyar. Sin embargo, “una ofensiva diplomática comercial con China es importante. El presidente Petro se va a reunir con este país y creo que la carta de presentación no debería ser que se van a subir los aranceles, si partimos de la base de que el Gobierno quiere proteger al productor nacional con los países que se tiene acuerdo. Entonces quién queda, China. Si eso es lo que se va a presentar, creo que debería replantearse”, concluyó.
     
    Por Diana Rodríguez para Portafolio
  • Este es el impacto en Colombia del alivio de las sanciones de EE.UU. contra Venezuela

    Entre los efectos que podrían ocurrir está un mayor intercambio comercial bilateral, pero también la merma de la inversión petrolera. Resta esperar qué hará Maduro.
    Fuente: La República.Fuente: La República.
    El Gobierno de Estados Unidos levantó por seis meses las sanciones energéticas sobre Venezuela, reconfigurando la escena geopolítica mundial, toda vez que regresa este integrante al suministro global de materias primas impactado por conflictos como las guerras ruso-ucraniana e iraelí-palestino.
     
    En Colombia, la discusión sobre cuáles podrían ser los efectos ya empezó y el balance general arroja un resultado mixto entre los analistas.
     
    En primer lugar, el levantamiento de las sanciones energéticas entrega un mejor panorama para el desarrollo de la industria petrolera del vecino país, lo cual podría impactar directamente en Colombia.
     
    Julio Cesar Vera, presidente te de la Fundación Xua Energy, sostiene que dado los niveles de reserva y experiencia del vecino país, la inversión sectorial que cada vez es más escasa y costosa, volvería a llegar al país vecino, lo cual puede afectar los niveles actuales que existen en Colombia.
     
    “No solo las grandes operadoras e inversionistas, sino las compañías de servicio se venían preparando para entrar a Venezuela y más dadas las señales que se están dando y la incertidumbre que en Colombia se ha venido generando alrededor del sector”, aseguró Vera.
     
    Amylkar Acosta, exministro de Minas y Energía, aseguró que Colombia debe recapacitar sobre su decisión de dejar a un lado la explotación petrolera. “El petróleo que deje de producir y exportar Colombia no lo dejará de consumir el mundo, otros lo proveerán: Venezuela, Brasil y Guyana”, apuntó el experto energético.
     
    Por otro lado, los analistas sostienen que este relajamiento de las sanciones sobre Venezuela podrían impactar en mejorar la percepción empresarial desde el punto de vista colombiano, y reforzar así los vínculos bilaterales en los negocios.
     
    Actualmente, de acuerdo con el más reciente balance a agosto del Dane, la balanza comercial registró un superávit para Colombia frente al vecino país de US$332,2 millones en ocho meses de este año.
     
    Según el texto, las exportaciones desde Colombia hasta Venezuela sumaron US$415,9 millones en este periodo, mientras las importaciones acumularon solo US$86,6 millones.
     
    “Estos anuncios contribuyen al mejor ambiente que se ha creado en el periodo reciente para la paulatina reactivación de nuestros flujos de comercio e inversión binacionales”, señaló Saúl Pineda Hoyos, director del Centro de Pensamiento de la Universidad EIA.
     
    Mario Zamora, expresidente de la Sociedad de Ingenieros de Petróleo, remarcó que esta resolución para Venezuela puede aumentar la demanda de bienes colombianos y ayudar así a la merma de la exportaciones que se ha registrado en los últimos meses.
    José Manuel Restrepo, rector de la Universidad EIA, dijo por su parte que estos alivios podrían ser beneficiosos para la relación a largo plazo.
     
    Los mercados están a la expectativa de cómo reaccionará el Gobierno de Maduro.
     
    Si bien hubo una reacción positiva del mercado, resta esperar cómo actuará el Gobierno de Nicolás Maduro, ya que estas medidas están sujetas al cumplimiento de condiciones políticas, como la garantía de elecciones presidenciales democráticas. José Manuel Puente, profesor titular del Iesa, aseguró que aún hay muchas dudas sobre si el Gobierno va a cumplir con las condiciones, que actualmente no le son favorables. Además, dada la condición actual del sector petrolero, no se puede esperar un incremento amplio de producción.
     
    Por Roberto Casas para LaRepública.
     
  • Industria energética de Colombia sí contempla importación de gas de Venezuela

    En el más reciente Informe de Gas Natural, con corte a 2022, Promigas expuso una serie de elementos que el Gobierno de Colombia y el sector deberían tener en cuenta para garantizar la seguridad y autosuficiencia energética: entre ellas la importación de gas de Venezuela.
    “Desde el momento en que el Gobierno Nacional anunciara a través de varios de sus funcionarios, la posibilidad de importar gas desde Venezuela, se abrió el debate y muchos agentes del sector anunciaron sus críticas a esta intención de política energética, aduciendo las implicaciones que conllevaría perder la autosuficiencia energética y los incrementos en el precio a usuarios finales que se estiman”, cita el informe.
     
    Y es que esta idea se reforzó como consecuencia de la reducción de las reservas -según el reporte de 2022- y la oferta local del gas tras la implementación de la política antes tratada: la no asignación de nuevos contratos de exploración y explotación de hidrocarburos.
     
    Para el presidente de Promigas, Juan Manuel Rojas, es necesario explorar la posibilidad de traer gas de Venezuela. “No debemos cerrarnos esa puerta, todas las opciones y alternativas deben estar sobre la mesa porque debemos garantizar la sostenibilidad de la matriz energética de los colombianos”.
     
    Rojas se refiere a recursos internos -el autoabastecimiento- tanto continentales (costa adentro) y en el Caribe colombiano (off shore y/o costa afuera), pero también a las posibilidades de seguir importando gas: tanto desde la regasificadora SPEC, la posible Regasificadora del Pacífico y por el gasoducto que hay entre Venezuela y Colombia.
     
    “Solo pensar en viabilizar esta opción pone de presente que transcurridos más de 18 años de la firma del acuerdo (2004) con el que se dio paso a ello, el vecino país aún no cumple con los requisitos inicialmente pactados”, destaca el Informe.
     
    Agrega que, desde mediados de 2015, “cuando se dieron por terminadas las exportaciones de gas de Colombia a Venezuela, el país quedó a la espera de que estos flujos se revirtieran y así poder incorporar ciertas cantidades de gas a la oferta nacional”.
     
    Según el documento, el inicio de estas importaciones se fue dilatando en el transcurso de los años por diferentes motivos expuestos por el Gobierno venezolano y su estatal PDVSA:
     

    -Primero, aspectos climáticos (fenómeno de El niño), después técnicos

    -Segundo, la ruptura de las relaciones diplomáticas y comerciales entre los dos gobiernos a mediados de febrero de 2019, restablecidas en agosto de 2022
    Aunque la propuesta se deja sobre la mesa, el Informe de gas natural también dice que, a junio de 2023, no se tiene certeza de cuándo podrían comenzar las importaciones y mucho menos aspectos importantes como volúmenes a suministrar y metodología para la fijación de precios.
     
    De hecho, recientemente, en entrevista con Valora Analitik el ministro de Minas y Energía de Colombia, Omar Andrés Camacho, aseguró que, por ahora, no está contemplada la importación de gas de Venezuela y aclaró que “nunca ha sido una opción”.
     
    Infraestructura construida para la importación de gas natural de Venezuela
     
    Para esta operación PDVSA construyó el gasoducto Antonio Ricaurte, inaugurado en octubre de 2007, por los presidentes: Álvaro Uribe y Hugo Chávez, con la apertura de la válvula en el campo Ballena, en La Guajira colombiana.
     
    Este gasoducto tiene una longitud de 224,4 km, de los cuales 88,5 km son en territorio colombiano, una capacidad de 500 Mpcd y la inversión fue de US$335 millones.
     
    De acuerdo con el Informe, esta operación de comercio internacional de gas entre Colombia y Venezuela, desde un principio, resultó muy atípica por las aristas que de ella se desprendían.
     
    La principal particularidad de este acuerdo de suministro radicó en su estructura a dos tiempos: Colombia comenzaba exportando gas a Venezuela por cuatro años (2008-2011), para luego revertir estos flujos a partir de 2012, cuando Venezuela pasaba a exportar gas a Colombia durante 16 años.
     
    Con este acuerdo, en teoría, se vislumbraba una relación “gana–gana” para ambos países. Por un lado, Colombia colocaba su excedente de producción y se preparaba para cubrir su déficit de gas, proyectado, en ese entonces para 2018.
     
    Y, por otro, Venezuela no solo cubría parte de su déficit, sino que aseguraba mercado para su gas natural proveniente de proyectos en desarrollo que, según estimaciones de PDVSA, estarían en su etapa productiva en 2012.
     
    En el cuadro anterior se aprecia cómo fue el comportamiento de las exportaciones de gas hacia Venezuela durante los 7,5 años que se dieron, aun cuando en principio solo estaban proyectadas para cuatro años.
     
    En él se observan precios de venta y volúmenes entregados, los cuales, cuando se contrastan con los volúmenes comprometidos para cuatro primeros años, verifican la totalidad de los cumplimientos, aun con cantidades excedentes. Para la fijación del precio de este gas exportado a Venezuela se tomaba como referencia el precio en boca de pozo del gas de La Guajira.
     
    Situación actual
     
    De acuerdo con el InfoGas 2023, para Colombia, importar gas de Venezuela es y será siempre una posibilidad latente de la cual no puede abstraerse el sector.
     
    Los reparos a esta política nacen cuando “se intenta forzar y anticipar en el tiempo dichas importaciones como consecuencia de la negativa de otorgar nuevos contratos de exploración y explotación de petróleo y gas, poniéndole freno a la inversión en el sector y, por ende, a la producción nacional de gas”.
     
    El documento asegura que, más allá de la situación política y de las dificultades en materia económica que vive el vecino país desde hace más de una década, en el mediano y largo plazo lo que debería primar es la ley de oferta y demanda, y, tal como lo vaticinan muchos expertos del sector gas del continente, tarde o temprano Venezuela está llamada a ser el gran abastecedor de gas natural, no solo de Colombia, sino de toda la región.
     
    Ahora bien, aun cuando, la saliente ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, en sus primeras declaraciones después de su posesión, afirmó que, si llegase a escasear el gas natural en Colombia, Venezuela sería una opción para comprar, existe una serie de reparos e interrogantes que ponen en entredicho la viabilidad de esta opción antes de por lo menos cuatro años.
     
    Entre los reparos e interrogantes que surgen están, por un lado, los aspectos intrínsecos de las importaciones como tal, y, por otro, cuál sería el impacto para los usuarios del país de tener que pagar por un gas comprado en el exterior.
     
    Lo primero, tal como se observa en el cuadro anterior, el Informe aclara que, hasta el momento, Colombia nunca ha comprado gas venezolano, y entre los deberes que se necesita para ello están:
     
    En Venezuela:
     
    Adecuar las condiciones de la calidad de la molécula de gas porque no cumple con los estándares para entrar al SNT de Colombia, básicamente, retirar CO2 y subir la presión y el punto de rocío.
     
    Desarrollar nueva infraestructura que conecte los campos de producción de gas natural que se encuentran al oriente del país con el gasoducto Antonio Ricaurte en Maracaibo (Zulia), en el occidente venezolano.
     
    Ejecutar millonarias inversiones que permitan una readecuación del gasoducto Antonio Ricaurte, inactivo desde 2015, para una eventual exportación a Colombia.
     
    En Colombia:
     
    Adquirir y adecuar los equipos y redes que harían posible estas importaciones. Su desarrollo tomaría al menos cuatro años de la mano de millonarias inversiones.
    El gasoducto, también denominado Transcaribeño, con una extensión de 225 km, 89 de ellos en territorio colombiano, pasa por una zona con más de 60 comunidades Wayuú que se han opuesto a la obra y exigen nuevas consultas previas.
     
    En Colombia:
     
    En lo que hace referencia al tema del precio que se estaría pagando por el gas proveniente de Venezuela, existe mucha incertidumbre, dado que, al parecer, contractualmente no se definió una metodología específica para ello.
     
    No obstante, en septiembre de 2022, Naturgas advirtió que el impacto en el precio final a los usuarios residenciales con este gas importado podría llegar a ser hasta cinco veces mayor frente al valor actual.
     
    Por Yennyfer Sandoval para Valora Analitik.
  • Irak quiere deshacerse del dólar estadounidense en el comercio de petróleo

    El Comité de Finanzas Iraquí se opone a las sanciones estadounidenses a los bancos iraquíes, citando como pretexto el blanqueo de dinero.
     
    El Comité de Finanzas del parlamento iraquí hizo una declaración el miércoles pidiendo la venta de petróleo en monedas distintas al dólar estadounidense, con el objetivo de contrarrestar las sanciones estadounidenses al sistema bancario iraquí.
     
    "El Tesoro estadounidense todavía utiliza el pretexto del blanqueo de dinero para imponer sanciones a los bancos iraquíes. Esto requiere una postura nacional para poner fin a estas decisiones arbitrarias", afirma el comunicado. "Imponer sanciones a los bancos iraquíes socava y obstruye los esfuerzos del Banco Central para estabilizar el tipo de cambio del dólar y reducir la brecha de ventas entre los tipos oficiales y paralelos", añadió.
     
    El Comité de Finanzas afirmó su " rechazo a estas prácticas, debido a sus repercusiones en los medios de vida de los ciudadanos", y reiteró su "llamamiento al gobierno y al Banco Central de Irak a tomar medidas rápidas contra el predominio del dólar, diversificando el efectivo reservas de monedas extranjeras."
     
    Washington impuso sanciones al banco iraquí Al-Huda esta semana, bajo acusaciones de lavado de dinero para Irán. Varios otros bancos han recibido sanciones similares durante el año pasado.
     
    La declaración se produjo el mismo día que un alto funcionario del Tesoro de Estados Unidos dijo que Washington espera que Bagdad ayude a identificar y desmantelar los fondos de las facciones de la resistencia respaldadas por Irán en Irak.
     
    "Estos son, en su conjunto, grupos que están utilizando y abusando activamente de Irak y de sus sistemas y estructuras financieros para perpetuar estos actos y tenemos que abordar eso directamente. Francamente, creo que es claramente nuestra expectativa desde la perspectiva del Tesoro que haya "Hay más cosas que podemos hacer juntos para compartir información e identificar exactamente cómo operan estos grupos de milicias aquí en Irak", afirmó el funcionario. 
     
    Tres soldados estadounidenses murieron en un ataque de la resistencia iraquí cerca de la frontera entre Siria y Jordania el 28 de enero. Los ataques iraquíes casi diarios contra bases estadounidenses en Irak y Siria han sido detenidos después del asesinato de soldados estadounidenses, tras la presión del gobierno iraquí sobre los grupos de resistencia, principalmente la facción Kataib Hezbollah.
     
    El gobierno de Bagdad ha enfrentado el rechazo de Washington por sus intentos de facilitar diplomáticamente una retirada de las tropas estadounidenses de Irak y una transición de la presencia estadounidense en Irak a un "papel asesor". 
     
    Estados Unidos ejerce un control significativo sobre el sistema financiero iraquí. Debido a las sanciones estadounidenses, Bagdad ha tenido dificultades para pagar las considerables deudas energéticas que tiene con Irán. Además, los ingresos del petróleo iraquí se transfieren al Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Bagdad requiere permiso de Estados Unidos para acceder a estos fondos .
     
    El gobierno iraquí expresó recientemente su esperanza de avanzar hacia la desdolarización . 
     
    Irak se dispone a implementar varias medidas económicas nuevas para fortalecer aún más la moneda nacional frente al dólar estadounidense, dijo una fuente gubernamental a la Agencia de Noticias Iraquí (INA) el 14 de noviembre. En mayo pasado, el gobierno iraquí anunció una prohibición del dólar estadounidense para transacciones personales y comerciales. 
     
    “Está claro que Irak está económicamente dominado por Estados Unidos, y nuestro gobierno realmente no controla ni tiene acceso a su propio dinero... Creemos que es crucial alejarnos de la hegemonía del dólar, especialmente porque se ha convertido en un herramienta para imponer sanciones a los países. Es hora de que Irak dependa de su moneda local”, dijo a The Cradle el parlamentario iraquí y miembro del Comité de Finanzas, Hussein Mouanes, en una entrevista exclusiva el año pasado. 
     
    Por Zerohedge.com 
  • La guerra entre Israel y Hamás ha dividido a los comerciantes de materias primas

    La guerra entre Hamas e Israel que estalló el fin de semana pasado ha causado confusión en el sector de inversión en materias primas, con fondos apresurándose a desinvertir en acciones sensibles a la agitación en el Medio Oriente, pero los comerciantes de petróleo se acumulan en la materia prima más comercializada del mundo.
    Los analistas de Goldman Sachs  dijeron  en una nota el lunes que los fondos de cobertura habían estado vendiendo acciones estadounidenses vinculadas a las materias primas a un ritmo más rápido de lo habitual antes de que se conociera la noticia de que Hamás había entrado en Israel desde múltiples puntos. Una vez que se supo la noticia, las actitudes cambiaron y el petróleo subió más de 3 dólares el lunes.
    Sin embargo, fue una recuperación de corta duración. Hoy, los precios habían retrocedido mientras los comerciantes buscaban obtener cierta claridad sobre el curso futuro de los acontecimientos en Israel. Por ahora, una implicación relevante de los últimos acontecimientos, según informes de los medios, es un retraso en la normalización de las relaciones entre Riad y Tel Aviv.
     
    Los saudíes y los israelíes habían estado trabajando en un acuerdo de ese tipo con la ayuda de Estados Unidos, pero ahora se espera que lleve más tiempo de lo previsto inicialmente. Otra cosa que probablemente tomaría más tiempo serían los recortes de producción de petróleo de Arabia Saudita.
     
    El cambio en la situación se produjo literalmente un día después de que, según informes, los sauditas dijeran que estaban dispuestos a revertir los recortes en una señal de buena voluntad hacia Washington. El  informe  provino del Wall Street Journal, que citó a funcionarios anónimos de Arabia Saudita y Estados Unidos.
     
    El acuerdo también implicaría que Estados Unidos compartiera tecnología nuclear con Arabia Saudita, un tema controvertido de hace varios años cuando los saudíes pidieron tecnología nuclear estadounidense para desarrollar capacidades de generación, pero se mostraron reacios a suscribir todos los requisitos que implicaría dicho acuerdo.
     
    Mientras tanto, los fondos no sólo vendieron acciones vinculadas al petróleo antes del inicio de la última guerra. También vendieron futuros de petróleo,  informó  el lunes John Kemp de Reuters. Como de costumbre, las dudas sobre cuánto tiempo podría durar el último repunte de precios siguieron al aumento inicial del apetito de compra, lo que llevó a las ventas netas durante la semana del 3 de octubre.
     
    En sólo dos semanas, los fondos de cobertura vendieron el equivalente a 57 millones de barriles de petróleo y combustibles después de acumular compras de 398 millones de barriles durante las 13 semanas anteriores. Sólo en la semana hasta el 3 de octubre, las ventas totalizaron el equivalente a 33 millones de barriles.
    Algunos observadores se  apresuraron a señalar  que la prima de guerra había regresado a los mercados petroleros y que podría aumentar aún más si el conflicto se extendía a nivel regional. Ha habido informes que sugieren que Irán estuvo involucrado en la planificación del ataque de Hamás, y el más notable proviene del Wall Street Journal y cita fuentes de Hamás y Hezbolá.
     
    La AP, sin embargo,  informó  un día después, citando también a un funcionario de Hamás, que no hubo participación iraní ni de Hezbolá en la planificación del ataque. Mientras tanto, The Guardian citó al ejército israelí diciendo que no había pruebas de la participación iraní en el ataque.
     
    "Irán es un actor importante, pero aún no podemos decir si participó en la planificación o en el entrenamiento", dijo el contraalmirante Daniel Hagari de las Fuerzas de Defensa de Israel.
     
    Estados Unidos tampoco ha llegado a culpar a Irán por ayudar a planificar los ataques, aunque el presidente de Israel, Isaac Herzog, dijo durante el fin de semana que Hamás estaba trabajando para los intereses iraníes.
     
    Esto puede ser una buena señal, pero las cosas podrían cambiar muy rápidamente si surge alguna evidencia de la participación iraní. Eso provocaría una respuesta del aliado de Israel, Estados Unidos, y la respuesta inevitablemente apuntará a la industria petrolera de Irán con sanciones que podrían provocar una reversión en el reciente crecimiento de la producción que el país ha presenciado.
     
    Por Irina Slav para Oilprice.com
  • Los comerciantes compran crudo de Oriente Medio con primas en medio de un creciente riesgo geopolítico

    Los comerciantes de crudo han estado pagando primas por los cargamentos de petróleo de Oriente Medio que se cargarán el próximo año a medida que los riesgos geopolíticos aumentaron en el último mes, informó Reuters el jueves, citando fuentes comerciales.
    La guerra entre Hamás e Israel ha aumentado no sólo la volatilidad de los precios del petróleo crudo sino también el riesgo de un conflicto más amplio, lo que ha llevado a los comerciantes a pagar por el suministro de crudo de Omán y Abu Dabi en sus acuerdos anuales que en su mayoría concluyeron a finales de octubre. , según fuentes de Reuters.
     
    Algunos de los cargamentos de Omán y los cargamentos Murban de Abu Dhabi con una tolerancia operativa del 0,5% en los contratos anuales (el volumen que el comprador o el vendedor puede ajustar en las cargas dependiendo de la demanda) se vendieron entre 0,30 y 0,35 dólares por barril por encima de sus precios de venta oficiales (OSP). .
     
    Los comerciantes también están pagando primas en acuerdos con una tolerancia operativa más baja del 0,2%, aunque las primas para el crudo de Omán y para los grados Murban y Das de Abu Dhabi han sido más bajas, entre 0,01 y 0,12 dólares por barril por encima del OSP para los distintos grados, Reuters ', dijeron las fuentes.
     
    Mientras tanto, los futuros del petróleo para el próximo mes han borrado las ganancias desde el ataque de Hamás a Israel a principios de octubre, y el crudo Brent se cotizaba a alrededor de 85 dólares por barril a primera hora del jueves. Los mercados subieron después de que la Fed volviera a saltarse una subida de tipos de interés, como se esperaba ampliamente.
     
    "Es posible que hayamos subestimado la fortaleza de los balances de los hogares y las pequeñas empresas, y eso puede ser parte de ello", dijo el presidente de la Fed, Jerome Powell , en la conferencia de prensa posterior a la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto el miércoles.
     
    Los precios del petróleo deberían haberse visto respaldados por un sentimiento económico positivo después de que la Reserva Federal continuara pausando las subidas de los tipos de interés, pero tanto el WTI como el Brent bajaron el jueves por la mañana.
     
    "El tono agresivo permanece en la declaración adjunta", comentaron el jueves Warren Patterson y Ewa Manthey, estrategas de ING, sobre la decisión de la Fed y los mercados de materias primas.
     
    "Los menores inventarios de petróleo crudo en Estados Unidos y Europa también continuaron respaldando los precios del petróleo crudo", dijeron.
     
    Por Tsvetana Paraskova para Oilprice.com
  • Petrobras planea alianza para convertir a Colombia en exportador de gas

    Según la petrolera brasileña, Shell, Occidental Petroleum y Ecopetrol estarían evaluando la creación de un hub para licuar gas y, eventualmente, exportar.
    Fuente: El ColombianoFuente: El Colombiano
    Petrobras, la empresa petrolera más importante de Brasil, está evaluando la posibilidad de que Colombia se convierta en un jugador clave en la exportación de gas.
     
    Así lo dio a conocer el presidente de la compañía brasileña, Jean Paul Prates: “Estamos trabajando en un plan de desarrollo de esas reservas para atender el mercado de Colombia y, eventualmente, si nos juntamos con empresas que también tienen reservas en la región, montar una planta para licuar ese gas natural y poder exportarlo a donde queremos”, dijo entrevista con EFE.
     
    El ejecutivo comentó que se descubrió en el área que explora en concesión junto con Ecopetrol, en el Caribe colombiano un yacimiento en el que se calculan reservas de 4 tetrapiés cúbicos (TPC) de gas natural, un volumen superior al de las actuales reservas probadas del país, que están alrededor de 2,82 tetrapiés cúbicos.
     
    Los recursos para desarrollar estas reservas en Colombia, según Prates, fueron incluidos en el Plan Estratégico de Petrobras para 2024-2028, el cual prevé inversiones por 102.000 millones de dólares.
     
    De ese total, 73.000 millones de dólares están destinados a proyectos de exploración y producción de petróleo y gas, y 1.300 millones de dólares a operaciones en otros países, incluyendo Colombia.
     
    Cabe anotar que en julio de 2022 Petrobras y Ecopetrol anunciaron un descubrimiento de gas natural en aguas profundas del Caribe colombiano. Se trata de una acumulación de este combustible en el pozo exploratorio Uchuva-1, perforado a 32 kilómetros de la costa y a 76 kilómetros de la ciudad de Santa Marta, con una columna de agua de aproximadamente 830 metros.
     
    En este yacimiento, Petrobras es operador con una participación de 44,4% y Ecopetrol tiene el restante, 55,6%.
     
    ¿Es conveniente exportar?
     
    El presidente de Petrobras manifestó que multinacionales como Shell, Occidental Petroleum y la propia Ecopetrol estarían considerando la posibilidad de crear, junto a la petrolera brasileña, un hub para licuar el gas, establecer reservas y eventualmente exportar a otros países, convirtiendo a Colombia en un país exportadora de este combustible.
     
    Esto, puesto que hay otros importantes descubrimientos como el realizado el pasado mes de octubre por parte de Ecopetrol y Shell. En este se halló una acumulación de gas natural con el pozo exploratorio costa afuera Glaucus-1, también perforado en aguas profundas del Caribe colombiano, específicamente a 75 kilómetros de la costa y a más de 130 kilómetros del municipio de Coveñas.
     
    Y aunque la idea de que Colombia exporte gas no es nueva, pues desde hace varios años se ha venido discutiendo esa posibilidad, hay opiniones dividas entre los expertos sobre qué tan conveniente sería esto para el país y el mercado local.
     
    “Para el país es una excelente noticia la posibilidad que se puede desarrollar un área frontera, como lo es el off shore, con un potencial tan importante en materia de gas, que no solo permitirá inicialmente duplicar las reservas actuales que aportarían a la seguridad y soberanía energética del país, sino además con un potencial exportador que aporte divisas y recursos importantes. Adicionalmente, se puede generar alrededor del sector off shore un cluster de servicios, innovación y desarrollo tecnológico”, manifestó Julio César Vera, presidente de la Fundación Xua Energy.
     
    Desde la óptica de Carlos Vasco, profesor de economía de la Universidad de Antioquia, cuando se logre desarrollar e instalar toda la infraestructura necesaria, las reservas de gas con las que cuenta el pozo de Petrobras y Ecopetrol entrarían a engrosar las reservas probadas del país. “Y como es un volumen mucho mayor, que incluso superan a las que nosotros tenemos actualmente disponibles, entonces se podría entrar a exportar. Pero primero hay que asegurar el suministro local”, anotó.
     
    Por el contrario, el exministro de Minas y Energía, Juan Camilo Restrepo, opinó que “antes que exportar necesitamos es producir más. Los hallazgos off shore en el Caribe son a largo plazo. Nuestra prioridad ahora es producir más que exportar”.
     
    Reservas probadas de gas
     
    Según el reporte más reciente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), las reservas probadas de gas en el país se situaron en 2022 en 2,82 terapiés cúbicos (TPC), con una diferencia de -0,35 frente a 2021. Esto significa que Colombia ya no cuenta con reservas para 8 años sino para 7,2, su nivel más bajo en 17 años.
     
    Para Alberto Moncada, docente de la Universidad Externado, los recursos de los descubrimientos de gas en el mar Caribe colombiano (Orca, Gorgón, Uchuva, entre otros) se consideran contingentes, ya que es necesario delimitar el tamaño de los yacimientos para determinar su potencial, diseñar las instalaciones de producción y el gasoducto submarino para así determinar su viabilidad económica. Un proceso que, dijo, toma entre cinco y siete años.
     
    Petrobras, la empresa petrolera más importante de Brasil, está evaluando la posibilidad de que Colombia se convierta en un jugador clave en la exportación de gas.
     
    Así lo dio a conocer el presidente de la compañía brasileña, Jean Paul Prates: “Estamos trabajando en un plan de desarrollo de esas reservas para atender el mercado de Colombia y, eventualmente, si nos juntamos con empresas que también tienen reservas en la región, montar una planta para licuar ese gas natural y poder exportarlo a donde queremos”, dijo entrevista con EFE.
     
    El ejecutivo comentó que se descubrió en el área que explora en concesión junto con Ecopetrol, en el Caribe colombiano, un yacimiento en el que se calculan reservas de 4 tetrapiés cúbicos (TPC) de gas natural, un volumen superior al de las actuales reservas probadas del país, que están alrededor de 2,82 tetrapiés cúbicos.
     
    Los recursos para desarrollar estas reservas en Colombia, según Prates, fueron incluidos en el Plan Estratégico de Petrobras para 2024-2028, el cual prevé inversiones por 102.000 millones de dólares.
     
    De ese total, 73.000 millones de dólares están destinados a proyectos de exploración y producción de petróleo y gas, y 1.300 millones de dólares a operaciones en otros países, incluyendo Colombia.
     
    Cabe anotar que en julio de 2022 Petrobras y Ecopetrol anunciaron un descubrimiento de gas natural en aguas profundas del Caribe colombiano. Se trata de una acumulación de este combustible en el pozo exploratorio Uchuva-1, perforado a 32 kilómetros de la costa y a 76 kilómetros de la ciudad de Santa Marta, con una columna de agua de aproximadamente 830 metros.
     
    En este yacimiento, Petrobras es operador con una participación de 44,4% y Ecopetrol tiene el restante, 55,6%.
     
    Por Alejandra Zapata para El Colombiano.