Menu
RSS
  • Energías renovables superan a combustibles fósiles

    Las energías renovables atraerán casi dos tercios de la inversión en nuevas centrales eléctricas en los próximos 25 años, haciendo palidecer el gasto en combustibles fósiles, ya que los costos a la baja convierten la energía solar en la primera opción para los consumidores y los países más pobres.

    Las energías renovables atraerán casi dos tercios de la inversión en nuevas centrales eléctricas en los próximos 25 años, haciendo palidecer el gasto en combustibles fósiles, ya que los costos a la baja convierten la energía solar en la primera opción para los consumidores y los países más pobres.

    La energía solar atraerá inversiones por US$3,7 billones hasta 2040, en tanto que US$8 billones se volcarán a la energía limpia, casi el doble de los US$4,1 billones que se gastarán en carbón, gas natural y centrales nucleares, según un pronóstico de Bloomberg New Energy Finance.

    Las cifras demuestran que la dominación tradicional de los proveedores de carbón y gas natural disminuirá en los años venideros, ya que las energías renovables más baratas implican que los países en desarrollo podrán recurrir a fuentes menos contaminantes para satisfacer sus crecientes necesidades de energía. El pronóstico de New Energy Finance también indica que el carbón seguirá siendo un combustible importante, lo cual sugiere que los diseñadores de las políticas deberán tomar más medidas para controlar los gases de efecto invernadero.

    “Veremos un enorme avance hacia un sistema de energía libre de carbono”, dijo en un comunicado el fundador de New Energy Finance, Michael Liebreich, cuando el grupo de investigación dio a conocer sus conclusiones en Londres. A pesar de esto, las emisiones continuarán aumentando “durante otro decenio y medio, a menos que se emprenda una acción política radical”.

    A nivel mundial, los sistemas de techo y las plantas solares a pequeña escala crecerán casi 17 veces, desde 104 gigawatts el año pasado hasta casi 1,8 terawatts en 2040.


    Fuente: Elespectador.com / Bloonberg

  • 'Ya pagamos por el seguro contra la escasez de energía'

    En los últimos cinco años, los grandes consumidores han pagado a los agentes generadores, más de US$4.800 millones a través del cargo por confiabilidad.
     
    El gremio de empresas consumidoras de energía, Asoenergía, estima que el actual fenómeno climático de ‘El Niño’ se debe afrontar respetando las reglas del juego establecidas muy claramente en la normatividad del sector eléctrico colombiano.
     
    La normatividad del sector eléctrico en Colombia estipula que todos los consumidores deben pagar, dentro de la tarifa de electricidad, un cargo o prima  que tiene por objeto asegurar el suministro de energía en condiciones de baja hidrología, tal como el que  se está presentando en Colombia con el fenómeno de ‘El Niño’. Ese cargo se denomina cargo por confiabilidad.
     
    Durante estos periodos de escasez hidrológica algunos de los generadores, en contraprestación a ese cargo o prima, se comprometen con la entrega de una mínima cantidad de energía específica. Esta energía se denomina obligación de energía en firme.
     
    Según el gremio, la suma de todas estas obligaciones que tienen los generadores que reciben la prima debe ser suficiente para cubrir toda la demanda nacional: "Las reglas del juego para definir las condiciones de activación de la entrega de esa energía están definidas desde hace largo tiempo por parte de la Creg y de las autoridades competentes. Con base en ellas los diferentes generadores aceptaron el compromiso de entrega de energía  a cambio del recibo de este cargo o prima".
     
    María Luisa Chiappe, presidente ejecutiva de Asoenergía, manifestó: “En los últimos 5 años todos los consumidores, residenciales y comerciales, hemos pagado por Cargo por Confiabilidad US$4.800 millones de dólares de los cuales US$600 millones han llegado directamente a las plantas que funcionan  con combustibles líquidos. Por ello lo mínimo que esperamos es que cumplan con el compromiso de garantizar la oferta de energía en circunstancias como las actuales”.
     
    El cargo por confiabilidad es un seguro contra la escasez de energía, diseñado precisamente para garantizar la oferta en condiciones de baja hidrología: “Por esto encontramos inaceptable que a la hora de cumplir con su obligación,  las empresas que recibieron el cargo por confiabilidad argumenten que no están en condiciones financieras para honrar  su compromiso”, agrega el comunicado.
     
    Así mismo, Asoenergía considera inaceptables los argumentos expuestos por los generadores y asevera que "es como si una compañía de seguros, después de haber otorgado una póliza y haber recibido cumplidamente la prima de parte del asegurado,  en el momento de presentarse el siniestro alega que  no tiene recursos para pagarlo".  
     
    Con base en lo anterior, el gremio sugiete que las razones como “inviabilidad financiera” para solicitar un cambio de reglas de juego y para cancelar la resolución 109 de la Creg sobre la sustitución de  “activos ineficientes” no es adecuada.
     
    Bajo este contexto, los principales consumidores de energía del país suponen que este incumplimiento de lo pactado, después de haber recibido el dinero de los consumidores, perjudica a las familias colombianas, y a las empresas de todos los sectores económicos: "Esperamos que el gobierno nacional proteja el patrimonio de los colombianos y adopte  cuanto antes las medidas necesarias para impedir que se repita esta situación tan lamentable". 
     
    Las plantas que reciben cargo por confiabilidad se comprometen a producir energía cuando el precio de bolsa supera el precio escasez: “Por lo tanto, resulta inadmisible que, tan pronto  aparece la señal para entrar a ofrecer energía, en lugar de estar prestas a cumplir con lo pactado, soliciten que se aumente  el precio de escasez, lo cual significa también un mayor costo para los consumidores y un cambio en las reglas del juego establecidas”, señala el comunicado.  
     
    Asoenergía ha venido señalando la inconveniencia de financiar con el cargo por confiabilidad la operación de plantas ineficientes, porque este esquema encarece la energía consumida sin garantizar realmente la confiabilidad, como se está demostrando en esta coyuntura.
     
     
    Fuente: Portafolio.co /
  • ASOENERGIA descarta racionamiento de energía en Colombia

    ·        Simulaciones técnicas hechas por este gremio indican que, de acuerdo con la evolución del fenómeno del Niño, y el comportamiento de la generación eléctrica, no serán necesarias medidas de racionamiento de energía.
     
     
     
    ·        Durante el mes de marzo el sistema estará bastante estresado, pero hay razones sólidas para afirmar que podrá abastecer la demanda hasta el final del fenómeno del Niño, a pesar de los problemas que se han presentado en algunas plantas.  
     
     
    ·        Sin embargo ASOENERGÍA hace un llamado para que una vez superada esta situación coyuntural de corto plazo, sean evaluadas y adoptadas con celeridad las propuestas hechas desde este gremio para blindar al sistema de generación, haciéndolo más competitivo y confiable.
     
    Simulaciones realizadas por Asoenergía, gremio que reúne a los grandes consumidores de energía de Colombia, indican que el país no enfrentará un desabastecimiento de energía.
     
    En mayo se normalizará la hidrología
     
    Las simulaciones realizadas por Asoenergía indican que en el mes de  marzo  la  hidrología será muy severa, en abril continuará baja, pero se normalizará  durante el mes de mayo.
     
    La intensidad del fenómeno del Niño de acuerdo con el indicador ENSO, (que mide las desviaciones de temperatura del Océano Pacífico con respecto al nivel normal) alcanzó su punto máximo entre noviembre y diciembre del 2015. A partir de enero se ha reducido visiblemente este indicador, lo que permite esperar que en mayo se recuperen las temperaturas habituales del océano y por tanto la hidrología regrese a su nivel normal.
       
    María Luisa Chiappe, presidente ejecutiva de Asoenergía, aseguró que: “las simulaciones realizadas por el equipo técnico de  Asoenergía, que incluyen el análisis de los recientes episodios como el daño en Guatapé y Termoflores, indican que durante el mes de marzo el sistema estará bastante estresado, pero hay razones sólidas para suponer que podrá  abastecer la demanda hasta el final del Niño a pesar de los problemas que se han presentado en algunas plantas, por lo que el gremio NO anticipa racionamiento de energía.
     
    Según los análisis técnicos hechos por Asoenergía, tanto las hidroeléctricas como las térmicas han estado generando suficiente energía para abastecer la demanda; sin duda las importaciones de Ecuador, que podrían llegar hasta 7GWh/día, le darán mayor holgura al sistema.
     
    Las térmicas han venido generando más de 85GWh/día  en promedio, a pesar de que algunas plantas no aportaron energía al sistema. En particular Termocandelaria y Termodorada, no despacharon energía, presumiblemente por razones de costos, en tanto que Termotasajero y Termoflores  se encontraban en mantenimiento. En marzo ya se cuenta con la generación de Termocandelaria, Termodorada, Termotasajero y Termoflores, ya que esta última ha anunciado que retomará producción el día de hoy.
     
    Por su parte el el sistema hidroeléctrico  podrá  abastecer la demanda a pesar de los problemas que se han presentado en algunas plantas. Naturalmente las estimaciones contemplan la salida de Guatapé por razones sobrevinientes ampliamente conocidas. Sin el agua proveniente del Peñol las plantas de San Carlos y Playas disminuyen su producción en 30% pero siguen funcionando al 70% porque reciben agua de otras fuentes.
     
    “Se estima que las hidroeléctricas generen 104GWh/día en promedio durante el mes de marzo, 110 GWh/día en abril y 120 GWh/día en mayo”, puntualizó Chiappe.
     
    Siguen pendientes las medidas para fortalecer el sistema eléctrico en el mediano y largo plazo.
     
    Es necesario que las autoridades del sector se ocupen prioritariamente de adoptar las propuestas hechas por este gremio para hacer más competitivo el sistema de generación eléctrica en el mediano y largo plazo. Entre ellas la realización de subastas adicionales para  incorporar nuevas plantas hidroeléctricas y de carbón, hasta que se aporten como mínimo 2.000 MW adicionales de energía de bajo costo y la asignación del cargo por confiabilidad en función de la eficiencia de las plantas.
     
     
    Asoenergía
  • Avanzan planes de eficiencia energética en Colombia

    Bogotá - Páneles solares y proyectos de ahorro de energía se convierten en herramientas con las cuales muchas empresas gestionan el consumo energético e intentan ser más amigables con el ambiente. Con políticas de sostenibilidad basadas en fuentes renovables, en este 2015 se pretende duplicar la cobertura de los planes.
     
    A través de empresas como Green Yellow, especializadas en 'energy management' y energía solar, se está avanzando desde hace tres años en la intervención del gasto energético y la innovación. Un ejemplo de esto son obras como la realizada el pasado octubre en Barranquilla. 
     
    El ahorro del tejado solar más grande de Colombia, ubicado la capital del Atlántico, es de un promedio del 25%. Esta planta solar tiene una capacidad de más de 500 Kwp y produce alrededor de 780 Mwh/año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las centrales solares producen energía entre las 6:00am y 6:30pm (aproximadamente), hecho que hace que en una curva de uso de energía no se logre ahorrar todo el día. 
     
    En las horas de la noche los páneles tienen una limitación en la producción de energía, además el uso de sistemas de almacenamiento dobla el costo de cada uno de los proyectos. Ante esto Green Yellow propone proyectos de ahorro de energía, los cuales consisten en intervenir todos los procesos intensivos en consumos de energía tales como iluminación, climatización, cadena de frío, bombeo, calderas, maquinaria, entre otros. 
     
    Entre la experiencia de la compañía francesa están los 75 proyectos en el territorio nacional que han logrado dejar de consumir más de 65,4 millones de KWh, esto equivale al gasto de cerca de 36.000 hogares durante un año. La energía no consumida, corresponde a 19.125 toneladas de CO2 no emitidas al medio ambiente o a la absorción en dióxido de carbono de 25.500 árboles plantados. 
     
    Los sectores que más se interesan en las iniciativas de este tipo son los del retail, centros comerciales, puertos, aeropuertos, logística, hotelería, hospitales, servicios generales, agroindustria y procesos productivos en general.
     
     
    Fuente: Larepublica.co
  • El 30 % de la energía es tan cara que no es competitiva

    En el debate por los precios de la electricidad hay un punto de acuerdo: se necesitan más contratos a cotizaciones razonables.

    Si bien en el país hay suficiente energía para abastecer toda la demanda nacional, no todos los megavatios disponibles se pueden producir a precios lo suficientemente competitivos para que se puedan ofrecer contratos en el mercado.

    De acuerdo con el presidente de la Organización Corona, Carlos Enrique Moreno, en el país hay un déficit de 4.000 megavatios de energía firme y de precios competitivos para el mercado.

    “En este momento la energía firme que tiene el país apenas está en el 70 por ciento, el otro 30 por ciento lo mandamos a la bolsa y allí lo recibe un sistema de formación de precios marginalista, donde los activos más costosos son los que determinan el precio, y eso ha venido subiendo, en los últimos 6 años ha subido un 70 por ciento”, señaló el ejecutivo.

    En este diagnóstico coincidió el ministro de Minas y Energía, Tomás González, quien aseguró que precisamente para garantizar que haya mayor oferta de contratos de energía la Creg (Comisión de Regulación de Energía y Gas) propuso una nueva regulación para que entre nueva oferta de energía competitiva al mercado.

    Esta resolución está en discusión y tiene tanto voces a favor como objeciones.

    El gerente general de Isagen, Luis Fernando Rico, señaló al respecto que la propuesta de la Creg es una estrategia correcta. “Cuando decimos que no es competitiva es que no tiene unos precios que permitan la contratación, toma los precios de combustibles más costosos, y esta es la relación por la cual el regulador ha tomado la decisión de sacar las subastas para aumentar la oferta”, señaló.

    No obstante, los peros vienen más que con el fondo, con la forma.

    Para el presidente de Celsia, Ricardo Sierra, si bien la iniciativa es apropiada, hay que tener en cuenta que se necesitan reglas de juego estables para las inversiones en el sector.

    “La iniciativa le está dando muy duro a una señal que el Gobierno había mandado hace unos años para que la confiabilidad del sistema se generara con plantas que funcionan líquidos (gasolina y gasóleo), que hoy están siendo excluidas en la nueva propuesta. Lo que hemos dicho es que se debe manejar una transición, para que se pueda salir de la inversión que se hizo en las plantas”, señaló Sierra.

    Para el ejecutivo sí es necesaria una mayor oferta térmica más competitiva, bien sea con gas o con carbón.

    La resolución de la Creg está en este momento publicada para comentarios y se espera que en los próximos meses sea expedida, tras acoger las sugerencias que la autoridad considere pertinentes.

    Fuente: Portafolio.co

  • Fitch Ratings espera menor consumo de energía en el 2015

    Un reporte de la calificadora Fitch Ratings indica que los precios del petróleo afectarán la demanda.

    Una menor demanda y precios volátiles es lo que espera FitchRatings para el sector energético colombiano este año.

    La firma emitió un balance en el que pronostica un crecimiento por debajo del 4,4 por ciento, que fue la variación presentada en el 2014.

    Esta desaceleración se explica por la caída en los precios del crudo, aseguró la firma en un informe sobre el sector en Colombia.

    “Las compañías que se verán directamente afectadas por la caída de los precios del petróleo son Ecopetrol, Pacific Rubiales y Drummond Colombia, que representan cerca del 4 por ciento del crecimiento de la demana de electricidad. La expectativa de un menor crecimiento de la demanda junto con un programa continuado de expansión de la capacidad de generación, podría ejercer una presión a la baja en los precios en el 2015”, explicó Fitch.

    Sin embargo, la firma aseguró que en el mediano plazo la volatilidad se mantendrá en los precios en bolsa de la energía, dada la inestabilidad del clima y la dependencia a la generación hidroeléctrica del sistema colombiano, explica el informe.

    De acuerdo con Fitch, la capacidad de generación de este año crecerá en 6 por ciento (904 megavatios adicionales) a 16.363 megavatios, lo que le dará al país un cómodo margen de reservas de energía de 37,8 por ciento.

    La firma asegura que, con los proyectos en firme que deben construirse en los próximos años, el país tendrá suficiente capacidad para atender la demanda creciente hasta el 2018.


    Fuente: Portafolio.co

  • Gobierno puso en marcha plan para ahorrar 9,05% de energía al 2022

    El Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía fue diseñado para cumplir con los compromisos adquiridos en el COP21 de París.
     
    El cambio climático es uno de los puntos claves en el desarrollo del mundo de cara al futuro. A finales del año pasado Colombia adquirió una serie de compromisos en materia ambiental por lo cual el Gobierno Nacional ya puso en marcha un plan para cumplirlos. El Programa de Uso Racional y Eficiente de Energía 2017-2022 contempla que el país ahorre como mínimo un 9,05% de energía. 
     
    A finales de 2015, Colombia se comprometió ante la comunidad internacional a tomar 10 medidas concretas de adaptación, que van desde la delimitación y protección de los 36 complejos de páramos, hasta lograr que el 100% del territorio nacional cuente con planes de adaptación al cambio climático. 
     
    Por otra parte, Colombia contribuye con el 0,46% de las emisiones globales. Aunque esta cifra es baja, se calcula que si no se toman medidas las emisiones podrían aumentar cerca de 50% en 2030. Por esa razón, el país se comprometió a reducirlas 20% con base en un escenario proyectado al 2030, e incluso a disminuir el 30 % si cuenta con cooperación internacional.
     
    En el programa puesto en marcha el Gobierno establece una meta para los diferentes sectores de la economía. En el de transporte se produciría el mayor ahorro energético con un 5,49%, le seguiría la industria con 1,71% y a esta el terciario con 1,13%, el menor aporte sería del sector residencial que contribuiría con un 0,73%.
     
    Para cumplir con las metas de ahorro en cada uno de los sectores se establecieron una serie de estrategias en cada uno.
     
    Sector transporte
     
    De acuerdo con la resolución 4 1286 del Ministerio de Minas y Energía, se prevé la reconversión a gas natural vehicular en el transporte público de pasajeros, el uso de electricidad en las categorías: Flota sector oficial, taxis en las principales ciudades del país, motos y automóviles y en transporte público de pasajeros de las principales ciudades, además, se planea el establecimiento de los estándares de eficiencia energética en el sector y etiquetado para los vehículos, junto con la evaluación de otros energéticos con potencial de disponibilidad para impulsar la diversificación de la canasta energética del sector. 
     
    Sector industrial
     
    Se tienen contempladas medidas de eficiencia energética en energía eléctrica (Fuerza motriz, aire acondicionado, refrigeración, iluminación, instalaciones eléctricas, calor directo e indirecto). De otro lado, hay disposiciones de eficiencia energética en combustibles sólidos para calor directo e indirecto. Así mismo, se adoptarían estrategias de eficiencia energética en gas natural para calor directo e indirecto, entre otras.
     
    Sector terciario
     
    Para este, los planes van guiados a la eficiencia energética en energía eléctrica (Iluminación, aire acondicionado, motores eléctricos y mejoras en sistemas de alumbrado público). 
     
    De igual forma, se contemplan mejoras en el diseño, la construcción y la adecuación arquitectónica de edificaciones (incluyendo mejoramiento en la transferencia de calor por los techos, ventanas y muros). De otra parte está la evaluación e implementación de distritos térmicos y de sistemas de medición inteligentes junto con la adopción de reglamento de instalaciones térmicas.
     
    Sector residencial
     
    A pesar de ser el sector que menor contribución haría, los planes incluyen medidas de eficiencia energética en energía eléctrica (refrigeración, iluminación y aire acondicionado).
     
    Así mismo, se contempla el mejoramiento de eficiencia energética en edificaciones (pinturas atérmicas, extractores eólicos y otros medios de acondicionamiento ambiental por medios naturales). Otro de los cambios que se prevé realizar es la sustitución de duchas eléctricas por sistemas solares térmicos, así como la implementación de sistemas solares fotovoltaicos.
     
    También incluiría la implementación de estufas mejoradas de leña y uso de gas licuado de petróleo.
     
    Fuente: Portafolio.co
  • La crisis de energía mundial presiona el suministro de aluminio

    El aluminio ha alcanzado su nivel más alto desde 2008, ya que la creciente crisis energética reduce el suministro de este metal de alto consumo energético que se utiliza en todo tipo de productos, desde latas de cerveza hasta iPhones.

    A los conocedores del sector les gusta bromear diciendo que el aluminio es básicamente "electricidad sólida". Cada tonelada de metal requiere unos 14 megavatios/hora de energía para su producción, lo suficiente para hacer funcionar un hogar medio del Reino Unido durante más de tres años. Si la industria del aluminio, de 65 millones de toneladas anuales, fuera un país, sería el quinto mayor consumidor de energía del mundo.

    Esto significa que el aluminio fue uno de los primeros objetivos en los esfuerzos de China para frenar el uso de energía industrial. Incluso más allá de la actual crisis de energía, Beijing ha puesto un duro límite a la capacidad futura que promete poner fin a años de sobreexpansión y plantea una perspectiva de profundos déficits globales. Ahora, con el aumento de los costes de la energía en Asia y Europa, crece el riesgo de nuevos recortes en el suministro.

    El precios del aluminio ha subido este lunes hasta un 2,5%, alcanzando los 3.040 dólares por tonelada en el London Metal Exchange (LME), el precio más alto desde julio de 2008.

    Para los inversores que buscan apostar por un futuro repunte del precio, los contratos de opciones de la LME ofrecen una forma popular y de bajo riesgo.

    En las últimas semanas, los inversores han comprado opciones de compra con precios de ejercicio de hasta 4.000 dólares la tonelada, según los operadores que participan en el mercado, apostando de hecho que los precios podrían superar significativamente ese nivel y alcanzar nuevos máximos históricos.

    "Se parece mucho a un juego estructural de fondos de cobertura", dijo Keith Wildie, jefe de operaciones de Romco Metals, que lleva más de 20 años negociando opciones de la LME. "Lo que buscan es una dislocación significativa en el mercado y un movimiento brusco al alza del precio".

    Mientras el mundo de los metales se preparaba para reunirse en Londres para la Semana anual de la LME, los signos de presión sobre la industria del aluminio han seguido aumentando.

    El Consejo de Estado de China anunció el viernes que permitirá un aumento de los precios de la electricidad en un intento de aliviar el problema de la crisis de energía que se está intensificando.

    En los Países Bajos, el productor de aluminio Aldel reducirá su producción a partir de esta semana debido a los altos precios de la electricidad, según informó la emisora holandesa NOS.

    Varias plantas de aluminio en China están siendo paralizadas y la producción del país probablemente haya alcanzado su punto máximo, al menos a corto plazo, dijo Mark Hansen, director ejecutivo de la empresa comercial londinense Concord Resources Ltd.

    Con el mercado en déficit y la necesidad de estimular la inversión en nueva producción fuera de China, los precios podrían alcanzar los 3.400 dólares la tonelada en los próximos 12 meses, dijo.

    A continuación, comerciantes y analistas dicen que los inversores están atentos a un posible golpe a las exportaciones chinas de aluminio. Con su propia producción bajo presión y el auge de la demanda, el país ha estado importando cantidades cada vez mayores de metal primario. Sin embargo, sigue exportando grandes volúmenes de aluminio semiacabado, en parte gracias a las rebajas fiscales.

    "Dada la agudeza de la escasez de energía y los recortes que hemos visto, no parece racional que China esté exportando ese volumen de productos de aluminio cada mes", dijo por teléfono desde Londres James Luke, gestor de fondos de materias primas de Schroders. "Es esencialmente una exportación neta de recursos energéticos".

    Los analistas, incluidos los de Goldman Sachs Group Inc., dicen que existe la posibilidad de que Beijing reduzca o elimine las rebajas del impuesto sobre el valor añadido a las exportaciones para frenar el flujo de metal más allá de sus fronteras.

    Dado que es probable que China siga importando grandes volúmenes de aluminio el año que viene, eso podría dejar al resto del mundo desesperadamente desabastecido, y aumenta el riesgo de una violenta subida de precios.

    Por otra parte, los precios recibieron un impulso adicional el lunes después de que la Unión Europea impusiera un derecho antidumping sobre el aluminio laminado plano procedente de China, aunque excluyó algunos materiales clave, como el metal utilizado por las industrias de latas de bebidas, automóviles y aviones.

    La subida de los precios del aluminio de este año suele incitar a los productores de otros países a reabrir viejas plantas y a considerar la posibilidad de añadir nuevos suministros. Sin embargo, el aumento aún mayor de los costes de la energía está presionando a las fundiciones y puede dificultar la reapertura.

    Por ejemplo, si una fundición en Alemania estuviera expuesta a las tarifas de carga base de un mes para la energía, tendría que pagar unos 4.000 dólares por la energía necesaria para producir una tonelada de metal, muy por encima de los precios actuales del aluminio.

    "El mercado mundial del metal en 2022 será el más ajustado que ha habido nunca", dijo por teléfono desde Londres Eoin Dinsmore, jefe de investigación de aluminio primario y productos en CRU. "El resto del mundo no puede suministrar estas cantidades a China indefinidamente".

    Fuente: YF