Menu
RSS
  • Gremios proponen estrategias de reactivación económica tras retroceso del PIB

    Diferentes sectores de la economía aseguraron que el Gobierno debe establecer mecanismos con el sector privado para frenar la desaceleración.
    El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), presentó este 15 de noviembre el dato del comportamiento de la economía colombiana en el tercer trimestre del 2023, arrojando que el producto interno bruto (PIB) de la Nación cerró en un -0,3 %.
     
    Aunque el PIB nacional no se encontraba en números rojos desde 1999, diferentes analistas y sectores previeron resultados parecidos ante la desaceleración que el país ha estado experimentando a lo largo del año.
     
    Uno de los sectores que no tardó en reaccionar ante la cifra que arrojó el Dane fue la Andi, la agremiación de empresarios e industriales de Colombia, calificando esta situación como "muy preocupante", pidiendo, además, impulsar una estrategia de crecimiento económico "concreta".
     
    "Este escenario complejo, no solo de desaceleración, sino ya de decrecimiento, debe poner sobre la mesa, una vez más, la necesidad de que el país tome la decisión de crear e impulsar una estrategia de crecimiento económico potente y concreta, que reúna a todos los sectores económicos, responda a la realidad y a las necesidades del país y que se proyecte en el corto, mediano y largo plazo", comentó el presidente de la Andi, Bruce Mac Master.
     
    El dirigente gremial agregó: "es necesario que se den las condiciones que permitan fortalecer la confianza para emprendedores e inversionistas en Colombia, que son quienes pueden generar nueva actividad económica en el país. Así mismo, vemos necesario que se reactiven y promuevan proyectos hoy detenidos entre el sector público y el empresarial, en ámbitos como el de la infraestructura, la salud y lo minero-energético".
     
    Otra asociación que emitió su consideración fue la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), la cual, a través de su presidente, Jaime Alberto Cabal, propone que el Gobierno Nacional convoque al sector privado para "construir un plan de choque que mitigue una posible recesión económica".
     
    "Es urgente aunar esfuerzos para que el país no caiga en una situación económica insostenible, toda vez que los tres sectores con los peores resultados fueron la industria, la construcción y el comercio, que son precisamente los grandes generadores de empleo y grandes aportantes al PIB", comentó el presidente de Fenalco.
     
    Por parte de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), se propone que el Banco de la República haga una revisión de las tasas de interés para que el sector empresarial pueda tener un panorama más favorable para la inversión.
     
    "Son preocupantes los resultados de crecimiento económico, en el cual aporta de manera significativa el sector manufacturero, que representa más del 10 % del tejido empresarial formal", resaltó Rosmery Quintero Castro, directora ejecutiva de Acopi.
     
    De igual manera, la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), la cual representa a uno de los sectores más afectados por la desaceleración económica en lo corrido del año, manifestó que la venta de viviendas ha sido un factor determinante en sus resultados en el tercer trimestre del año.
     
    "La construcción fue el sector que presentó la caída más importante, con un decrecimiento del 8 % frente al tercer trimestre del 2022, que se explica por las contracciones del 5 % en edificaciones y del 15 % en obras civiles", señaló Guillermo Herrera, presidente ejecutivo de Camacol.
     
    Por Portafolio
  • Por combustibles y agro se contraen las exportaciones del país

    En marzo, las ventas externas disminuyeron 10%. El resultado trimestral presentó una caída del 4,7%.
    De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las exportaciones colombianas tuvieron una baja del 10% en marzo, con un total de ventas por US$4.462 millones, frente a los US$4.957 millones del mismo mes del 2022.
     
    La oficina estadística afirmó que la tendencia se vio impulsada principalmente por la caída del 16,3% en las ventas externas del grupo de combustibles y productos de la industria extractiva, las cuales en el tercer mes del año facturaron por un total de US$2.258 millones.
     
    “En marzo de 2023 se exportaron 14,6 millones de barriles de petróleo crudo, lo que representó una caída de 15,7% frente a marzo de 2022”, aseguró el Dane.
     
    Igualmente, otros de los sectores que se dieron a la baja fueron los agropecuarios, alimentos y bebidas. Para marzo, este rubro sufrió un desplome del 10,2%, explicado principalmente por la disminución de las exportaciones de café, las cuales tuvieron una caída del 30,1%, hecho que contribuyó de forma negativa con 11 puntos porcentuales (pp) a la variación.
     
    Cabe destacar que según la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) para marzo el comercio internacional del grano pasó de los más de 1,1 millones de sacos de 60 kilos a 906.000 sacos.
     
    Este rubro agricultor presentó un total de ventas por US$985,8 millones, frente a los US$1.097 millones del mismo mes del 2022.
     
    Por su parte, la categoría de manufacturas registró también una caída del 1,2%, con una comercialización por US$913,1 millones. Este comportamiento se explicó especialmente por la baja en ventas externas de productos químicos (-14,7%), que contribuyeron con 6,1 pp negativos.
     
    Sin embargo, los impulsos positivos se dieron en “otros sectores”, los cuales tuvieron un repunte del 29,1% en marzo, explicado especialmente por el incremento en las ventas de oro no monetario, las cuales aportaron 29 puntos porcentuales a la variación del grupo y fueron por un total de US$305,2 millones.
     
    De acuerdo con Javier Diaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), con los resultados de marzo se sigue presentando la tendencia a la baja desde diciembre del año pasado en el valor de las exportaciones colombianas.
     
    “Esto responde a lo que está ocurriendo con la demanda internacional, la inflación, las altas tasas de interés han desestimulado el consumo por lo que la demanda ha caído y por eso estamos vendiendo menos. Los precios de buena parte de los productos agrícolas han venido disminuyendo. Mientras la inflación no baje a nivel internacional e incluso no baje en Colombia, esa tendencia va a continuar”, aseguró Diaz.
     
    Resultado trimestral
    Ahora bien, llevando la mirada hacia los datos trimestrales, el registro del Dane evidencia que en este periodo de tiempo también hubo una caída en el comercio internacional.
     
    Según los datos, de enero a marzo, Colombia tuvo un total de ventas por US$12.361 millones, presentando una disminución del 4,7% con respecto al mismo periodo de tiempo del 2022 en donde se comercializaron US$12.967 millones.
     
    Sin embargo, a diferencia del registro mensual, en el caso trimestral la caída obedeció a la disminución del 13,5% en el sector agropecuario, bebidas y alimentos que facturaron un total de US$2.573 millones.
     
    Este comportamiento se explicó por la caída en las ventas de café sin tostar descafeinado o no que contribuyó con -10,9 puntos porcentuales a la variación del grupo.
     
    Seguido, se encuentra la baja en el rubro de combustibles y productos de las industrias extractivas que fueron de US$6.614,1 millones y disminuyeron 3,6% frente al mismo periodo de 2022.
     
    El mismo caso sucedió con manufacturas cuyas ventas fueron por US$2.373 millones, generando una caída de 3,6% en el resultado trimestral.
     
    Este comportamiento también se explicó por las bajas ventas externas en los productos químicos que fue del -12,9%.
     
    Ahora bien, igual a los resultados de marzo, la categoría de “otros sectores” también mostró un repunte en el registro trimestral.
     
    De acuerdo con la evaluación del Dane, este grupo aumentó sus exportaciones en un 19,3% con un total de US$800,4 millones, frente a los US$671,1 facturados en el mismo periodo del año pasado.
     
    “El comportamiento se explicó por el aumento en las ventas de oro no monetario que contribuyó con 18,7 puntos porcentuales a la variación del grupo”, explicó el Dane.
     
    PORTAFOLIO