Menu
RSS
  • Dólar cae por menor riesgo geopolítico global y subida del petróleo

    Otra jornada de optimismo tuvo lugar hoy en los mercados financieros internacionales, motivada por el anuncio de ayer del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de que en un par de semanas tendrá listo un plan “fenomenal” para recortar los impuestos a las empresas.
     
    El sentimiento favorable de los inversionistas fue reforzado, además, por la revelación de que el presidente estadounidense le aseguró a a su colega chino, Xi Jinping, en una amigable conversación telefónica, que en su gobierno los Estados Unidos seguirían la política de relaciones exteriores con ese país, bajo el principio de una sola China.
     
    Las perspectivas de un impulso a la actividad económica de los Estados Unidos, por la mayor inversión que el recorte de impuestos generaría en las empresas, junto con la percepción de un menor riesgo geopolítico global, inclinaron las preferencias de los inversionistas hacia los activos más riesgosos, como las acciones, que en estas condiciones ofrecen buenas perspectivas de ganancias.
     
    Por este motivo, los principales índices de las bolsas estadounidenses alcanzaron de nuevo máximos valores históricos, gracias a la mayor demanda. En Europa y Asia los índices de las bolsas conservaron sus altos niveles.
     
    Lo invitamos a leer: ¿Qué tan rico es Donald Trump?
     
    Al mismo tiempo, los inversionistas tendieron a liquidar posiciones en los activos más riesgosos, como la deuda pública de bajo riesgo soberano de las economías avanzadas, que por este motivo se desvalorizó, debido a la mayor oferta.
     
    Los precios de los hidrocarburos y otras materias primas, como los metales no preciosos, aumentaron. En el caso del petróleo Brent, el precio (US$56,83 por barril) se incrementó 2,2% diario.
     
    Lea también: ¿Donald Trump es realmente bueno para los negocios?
     
    El incremento del precio del petróleo y la mayor tolerancia internacional al riesgo favorecieron una apreciación del peso, junto con otras monedas de los países emergentes productores de materias primas. De tal modo, el dólar se tranzó en promedio a $2.852,34 en el mercado interbancario colombiano, lo cual significó una apreciación diaria de 0,4% (o $10,3). Con ella, el peso completó una apreciación de -5,0% (o $148,69) en lo corrido del año.
     
     
    Dinero.com
  • Dólar ganó $29 por cuenta del petróleo y superó barrera de los $2.900

    El dólar volvió a superar ayer la barrera de los 2.900 pesos en el mercado colombiano, al ganar 29 pesos y hoy su tasa de cambio ofdicial es de 2.928 pesos, frente a los 2.899,17 pesos de ayer.
     
    Hubo varias cosas que influyeron en esta valorización. La primera de ellas, el nerviosismo frente al acuerdo de bombeo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).
     
    “Si no hay acuerdo en junio, el precio del crudo se bajará y el dólar subirá de precio”, indicó Camilo Silva, socio fundador de Valora Inversiones.
     
    Aunque se mantiene la incertidumbre de la Opep, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) no cayó ayer. Por el contrario, subió 0,12 % y cerró en 49,62 dólares el barril.
     
    Analistas atribuyen esta valorización al anuncio sobre un descenso mayor al esperado en las reservas de crudo de Estados Unidos.
     
    De hecho, el Departamento de Energía de ese país informó que las reservas de petróleo bajaron la semana pasada en 3,6 millones de barriles, hasta situarse en 528,7 millones.
     
    Ese descenso es el triple de lo que esperaban los analistas, lo que motivó al alza el precio del barril.
     
    A este hecho, se suma el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con su proyecto de reforma tributaria, que pretende reducir la carga de impuestos a las empresas y que pretende repatriar miles de millones de dólares.
     
    Adicionalmente, hay expectativa con los resultados sobre el crecimiento de la economía de Estados Unidos, datos que se esperan conocer al final de esta semana. Por ahora, el mercado proyecta que el producto interno bruto (PIB) crezca a una tasa de 1 % en el primer trimestre, el ritmo más débil en el último año.
     
     
     
    JUAN FELIPE SIERRA SUÁREZ 
    ELCOLOMBIANO.COM
     
  • El derrumbe del crudo y los mercados emergentes agobian a los bancos de Europa

    Una de las preocupaciones más recientes que ha golpeado las acciones de los bancos es también la culpable de las turbulencias del mercado durante meses: el petróleo.
     
    Durante buena parte de la semana pasada, las acciones de los bancos globales se derrumbaron, víctimas de las dudas de los inversionistas sobre el crecimiento de la economía global, los requisitos de capital y los efectos de las tasas de interés bajas y negativas. En Europa, no obstante, ha surgido otra inquietud que ha coincidido con el desplome de los precios del crudo.
     
    Los temores de que las empresas de energía se declaren en bancarrota han afectado a los bancos estadounidenses, que desde hace tiempo financiaron el auge del sector de esquisto. Últimamente, los inversionistas han preguntado acerca de la exposición en Europa, donde está menos documentada.
     
    El petróleo está causando otros dolores de cabeza para los bancos. El derrumbe de los precios del crudo ha golpeado con fuerza a las economías emergentes a las cuales los bancos están expuestos. Además, el abaratamiento del petróleo ha estimulado una inflación baja, lo que prolonga la era de tasas de interés en niveles mínimos que reducen las ganancias de la banca.
     
    El golpe contra los bancos demuestra cómo el impacto del petróleo se sigue propagando y se ha convertido en una influencia primordial en los mercados de renta variable, en momentos en que las acciones y el precio del crudo a menudo se mueven en la misma dirección.
     
    La correlación entre la cotización del crudo y las acciones de los bancos europeos está en su nivel más alto desde 2012, según datos del banco suizo UBS. “Estamos atrapados en una conexión donde los precios de las materias primas repercuten negativamente en todas las acciones y los bancos”, dice Bo Christensen, analista jefe de Danske Invest, que gestiona US$116.000 millones en activos.
     
    ENLARGE
    Durante tres años, los bancos europeos podrían registrar en total unos US$27.000 millones en pérdidas de su cartera de préstamos a empresas de energía, equivalente a 6% de las ganancias del sector antes de impuestos, según un informe publicado la semana pasada por Bank of America Merrill Lynch.
     
    Aunque las acciones de los bancos repuntaron el lunes, el sector fue vapuleado la semana pasada y el índice Stoxx Europe 600 Banks ha caído cerca de 22% este año.
     
    Entre las acciones más castigadas figuran las de Credit Suisse y Deutsche Bank, que este año acumulan descensos de 38% y 32%, respectivamente.
     
    El sector enfrenta numerosas preocupaciones, incluyendo la salud de la economía global y el efecto de tasas de interés bajas, o negativas, en su negocio crediticio.
     
    No obstante, una razón creciente de inquietud es la exposición de los bancos a los préstamos otorgados a las empresas de hidrocarburos. Estas compañías se endeudaron entre 2011 y 2014, cuando los precios del petróleo WTI y Brent, las referencias para Estados Unidos y el resto del mundo, rondaban los US$100 el barril. Desde entonces, un exceso de suministro en el mercado y una demanda tibia han contribuido a un derrumbe de más de 70% en los precios, que ahora se ubican en torno a US$30 el barril.
     
    En América del Norte, cerca de 150 empresas de petróleo y gas corren el riesgo de quebrar, según Bob Fryklund, estratega de la consultora IHS Energy. Los bancos estadounidenses de mayor envergadura han apuntalado sus reservas con miles de millones de dólares para afrontar un deterioro de sus préstamos a las compañías de hidrocarburos.
     
    En Europa, la cantidad de bancos que se preparan para una crisis es menor. “Los bancos europeos aún no han realizado aumentos importantes en sus provisiones” para resguardarse de un deterioro de su cartera de préstamos, dijo un reciente informe de J.P. Morgan.
     
    Según UBS, el sector de energía representa alrededor de 3% de la cartera de créditos de los bancos europeos. En el caso de algunas entidades, como la británica Standard Chartered o la noruega DNB, la exposición podría ascender a 5%.
     
    DNB, el mayor banco noruego, no quiso referirse al tema. Standard Chartered aludió a los comentarios de su presidente ejecutivo, Bill Winters, quien indicó en noviembre que 94% de su exposición a las materias primas es a través de compañías estatales o empresas capaces de “sobrevivir cómodamente” con un precio de US$40 el barril.
     
    Los bancos europeos dicen que su exposición al sector energético es manejable. Algunos analistas, como los del propio UBS, concuerdan. BNP Paribas clasifica sólo 20% de los créditos del sector a las compañías energéticas como de alto rendimiento, es decir de mayor riesgo, y proyecta pérdidas en torno a los 6.000 millones de euros (unos US$6.700 millones), de un total de alrededor de 400.000 millones de euros de deuda de compañías de energía.
     
    De todos modos, otros inversionistas y analistas no están conformes. Dicen que los bancos europeos no publican información suficientemente detallada sobre su exposición al sector energético. Eso genera incertidumbre.
     
    “Los europeos habitualmente no han revelado sus niveles de provisiones contra su exposición energética, lo que dificulta las comparaciones con los bancos estadounidenses”, afirmó un reciente reporte de Morgan Stanley.
    Por otro lado, el derrumbe de los precios del crudo ha afectado a muchos mercados emergentes donde los bancos tienen una exposición importante. La recaudación tributaria y la inversión han descendido y los despidos se han multiplicado.
     
    Brasil, por ejemplo, es uno de los mayores mercados de Banco Santander. Standard Chartered tiene una amplia presencia en Medio Oriente y África.
     
    Cerca de 55% de la exposición de los bancos austríacos y 40% de la de los bancos españoles en el extranjero está en los mercados emergentes, según un informe de la Autoridad Bancaria Europea, el regulador bancario de la Unión Europea.
     
    El exceso de petróleo en el mercado también está afectando a los bancos centrales, puesto que el retroceso de los precios contiene una inflación que ya es considerada muy baja. El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón son algunos de los que han mantenido las tasas de interés sumamente bajas, o incluso bajo cero, con el fin de mantener a raya las presiones deflacionarias.
     
    Mario Draghi, presidente del BCE, mencionó el lunes la caída del petróleo como una influencia en la inflación de la zona euro. El funcionario aseveró que el BCE “no vacilará” en intervenir si esto, y otros factores, amenazan con hacer caer los precios en la región. El crudo barato está ayudando a prolongar la era de tasas de interés bajas o negativas, lo que les dificulta a los bancos ganar dinero a través de préstamos. Esta ha sido una de las grandes preocupaciones de las últimas semanas.
     
    “Hay una fijación de que un precio del petróleo realmente bajo perturbará la economía global, los mercados de crédito y los bancos”, señala Karen Olney, estratega de UBS.
     
    Por Georgi Kantchev y Riva Gold
     
     
    Fuente: WSJournal.com
  • El dólar sigue subiendo por bajos precios del petróleo

    La cotización internacional del crudo volvió a caer ayer y podría sufrir su mayor declive del semestre.
     
    Los precios del petróleo volvieron a caer el miércoles en los mercados internacionales lo que ha impulsado al alza el dólar en el mercado local.
     
    Cotización internacional del crudo podría sufrir su mayor baja del semestre. Divisa ya llegó $3.054.Cotización internacional del crudo podría sufrir su mayor baja del semestre. Divisa ya llegó $3.054.Según la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), la divisa estadounidense subió 25 pesos, frente a la TRM (3.029) pesos y cerró en un precio promedio de 3.054 pesos, nivel que no había alcanzado en lo corrido del 2017.
     
    Adicional a los bajos precios del petróleo, la subida de tasas en EE. UU. y la incertidumbre de inversionistas por el atentado del centro comercial Andino, en Bogotá, han llevado a que la divisa rompa récords en Colombia en las últimas dos jornadas.
    “Vale la pena mencionar que un dólar demasiado fuerte puede no ser cómodo en la reducción de las tasas del Banco, con unos TES que también se han debilitado en estos niveles”, dijo un analista a EL TIEMPO.
     
    Igualmente, el dólar está superando el presupuesto que hizo el Gobierno Nacional en materia de tasa de cambio promedio la semana pasada, en el marco fiscal de mediano plazo, que fue de 2.977 pesos por dólar para todo el 2017.
     
    Este nivel de tasa de cambio implicaría una apreciación nominal del 2,5 por ciento respecto al año pasado y sobre la base de un precio promedio del barril de petróleo Brent de 51 dólares.
     
    Por ahora, el pronóstico de tasa de cambio del Ministerio de Hacienda es similar a la de la mayoría de analistas. 
     
    Por ejemplo, la Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo y la BVC, correspondiente a abril, previó que el dólar se mantendría entre 2.900 y 3.000 pesos en lo que resta del año.
     
    La llegada de inversión extranjera de portafolio (cartera) por su lado no ha contribuido a apreciar el peso.
     
    A junio 4, según la balanza cambiaria, sumó 2.871 millones de dólares, con un incremento del 80,1 por ciento respecto a igual corte del 2016, cuando se ubicó en 1.888 millones de dólares.
     
    Además, sin terminar junio, la cifra superó por 1.237 millones de dólares, los nuevos capitales ‘golondrina’ que aterrizaron en todo el primer semestre del 2016 en el país.
     
    Seguiría en baja
    Respecto al petróleo intermedio Texas (WTI), que el martes había caído el 2,19 por ciento, el miércoles bajó el 2,25 por ciento, lo que situó el precio del barril en los 42,53 dólares, el más bajo desde agosto.
     
    Los datos revelados indican que las reservas de crudo siguen en niveles de récord para esta época del año. Algunos expertos en el mercado esperan que el precio del petróleo se sitúe durante el resto del año entre los 30 y 60 dólares por barril con el incremento de producción de EE. UU., que se une al descenso de la demanda.
     
    Para los analistas del mercado no será extraño que el costo de la divisa se sitúe en los próximos días en niveles de 3.100 pesos o un poco más, para luego retornar al orden de los 2.900 pesos o menos. 
     
    En Credicorp Capital estiman que la tendencia bajista de los precios del petróleo puede acercar su cotización a niveles de los 40 dólares por barril en los próximos días y esto presionaría más por un dólar costoso en Colombia.
     
    ELTIEMPO.COM
     
  • El mayor precio del petróleo hace bajar el dólar

    El precio del petróleo aumentó por el acuerdo provisional logrado ayer entre los países de la Opep en su reunión informal en Argelia, para recortar la producción en 740 mil barriles diarios, por primera vez en ocho años.
     
    La precaución volvió a prevalecer en la jornada de hoy en los mercados financieros internacionales, motivada por temores acerca de la solidez de la banca europea, sobre todo entre los clientes del Deutsche Bank, en medio de especulaciones sobre retiros de fondos de algunos hedge funds de este banco. La cautela motivó una mayor aversión al riesgo, por el temor de que los problemas de la banca europea contagien al resto de los sistemas financieros alrededor del mundo.
     
    Por este motivo, los inversionistas se alejaron de los activos más riesgosos, como las acciones, sobre todo las de las instituciones financieras y los de las economías emergentes. Debido a ello, los índices de las principales bolsas de los Estados Unidos tuvieron descensos de en sus índices cercanos al 1% diario y la mayoría de las monedas de los países emergentes se depreciaron, con la notable excepción de las de los que exportan petróleo, por el incremento de sus precios.
     
    El precio del petróleo aumentó por el acuerdo provisional logrado ayer entre los países de la Opep en su reunión informal en Argelia, para recortar la producción en 740 mil barriles diarios, por primera vez en ocho años. El acuerdo se deberá ratificar en Viena el 30 de noviembre, cuando se determinará las cuotas por país para hacer efectivo el recorte. En el caso del Brent, el incremento del precio (US$49,57 por barril) fue de 1,8% diario.
     
    El mayor precio del petróleo contribuyó a fortalecer el peso frente al dólar. De esta manera, el precio del dólar hoy se negoció en promedio a $2.880,15 en el mercado interbancario colombiano, lo cual significó una apreciación diaria de 1,2% (o $33,8) de la moneda nacional.
     
    Dinero.com
  • El petróleo continúa siendo la brújula del mercado cambiario

    Aunque hay varias fuerzas que gravitan sobre el mercado cambiario colombiano, lo que suceda con los precios del petróleo continuará marcando, en el mediano y largo plazo, el curso del dólar.
     
    Lo que suceda con el precio del petróleo, al alza, afectará el precio del dólar.Lo que suceda con el precio del petróleo, al alza, afectará el precio del dólar.Que el crudo se encarezca significa que el país tendrá mejora en sus ingresos, con lo cual llegarán más divisas a la economía, presionando así una reducción en su costo dado que aumenta la oferta.
     
    “El dólar registró un comportamiento mixto en marzo. Sin embargo, recientemente ha tomado fuerza un mayor debilitamiento de la divisa norteamericana, motivado por menores expectativas de endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos y por la reciente recuperación de las materias primas”, dicen los analistas del Grupo Bancolombia. 
     
    En Credicorp Capital también advierten que el debilitamiento observado en la divisa se da “en un escenario de aumento en los precios internacionales del petróleo”.
     
    En efecto, el pasado viernes el barril de petróleo WTI, principal referencia para Colombia, se tasó a 52,24 dólares, un precio cercano al registrado el 7 de marzo pasado cuando el valor era de 53,1 dólares.
     
    “El petróleo sigue pendiente de la prolongación del acuerdo Opep. Esta es la verdadera variable que tiene al alza el costo del crudo y es la fuerza a la baja del dólar local de las últimas dos semanas”, sostiene Camilo Pérez, del Banco de Bogotá.
     
    En Alianza Valores dicen, por su parte, que “en una semana en la que los datos macroeconómicos tenían que ser protagonistas, las luces se enfocaron en el petróleo que acabó llevando la divisa a la baja. Los datos de inventarios de petróleo en EE. UU. tuvieron un resultado mixto, lo que generó presiones al alza en el precio del crudo, implicando que el dólar descendiera en la mayor parte de la semana”.
     
    ECONOMÍA Y NEGOCIOS
     
    ELTIEMPO.COM

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información de perfil

Uso de la memoria

Consultas de base de datos