log in

De Interés en Energía

Los dos retos que le faltan por superar a Hidroituango

0
0
0
s2sdefault
En EPM estiman que en marzo se podría entrar a casa de máquinas y taponar los túneles de desviación.
Una vez cerradas ambas compuertas en la casa de máquinas, comenzarán evacuación del agua.Una vez cerradas ambas compuertas en la casa de máquinas, comenzarán evacuación del agua.Luego del cierre de la compuerta número 2 de la casa de máquinas de Hidroituango, operación realizada el miércoles pasado como parte del proceso de prevención ante el hallazgo de un nuevo riesgo latente en la megaobra antioqueña, el nivel de alerta no se aleja de la hidroeléctrica, por lo cual, aseguran los encargados, lo que viene será igual de importante para que el proyecto pueda ver la luz.
 
 
“Vamos hito por hito, pero este sí era uno muy importante para la recuperación del proyecto y la disminución de los riesgos para las comunidades”, señaló el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, tras el cierre de la compuerta.
 
Y es que tanto para él como para Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM), y las autoridades del Sistema de Gestión del Riesgo de Desastres, a esta megaobra hay que verla como un paciente grave que está en proceso de recuperación.
 
Desde hace nueve meses, cuando unas 17.000 personas de comunidades aguas abajo de la obra fueron evacuadas ante el riesgo de un posible rompimiento de la presa, los encargados de la megaobra han tenido que sortear una serie de obstáculos que consideran pequeñas victorias, pero aún no están tranquilos. 
 
El paciente aún tiene riesgos y se desconoce el estado de su corazón, que, en este caso, es la casa de máquinas, lugar donde estarán las turbinas que generarán el 17 % de la energía del país (2.400 megavatios).
 
“Fueron momentos previos de mucha tensión, pero también de mucho optimismo porque fue una decisión técnica en la que se cumplieron más de 200 requisitos para el cierre de la compuerta, lo que nos da certeza clara de cómo podemos avanzar para recuperar el proyecto sin poner en riesgo a las comunidades”, expresó el alcalde Gutiérrez.
 
Sin embargo, el haber logrado satisfactoriamente el cierre de una de las dos compuertas de captación de este espacio significa reducir uno de los riesgos latentes que todavía tiene el proyecto.
 
Vamos hito por hito, pero este sí era uno muy importante para la recuperación del proyecto y la disminución de los riesgos para las comunidades
 
¿Qué sigue?
 
Culminadas las 48 horas de revisión tras la maniobra, de acuerdo con Londoño de la Cuesta, las vibraciones en la montaña disminuyeron hasta un 80 % y no hay registradas variaciones abruptas en el caudal. Esperan que en cinco o seis semanas el nivel del embalse, que está en aproximadamente 388 metros sobre el nivel del mar, suba a los 405 para alcanzar el nivel del vertedero y comenzar a evacuar las aguas por esa vía.
 
“En la actualidad, tenemos un promedio de 45 metros cúbicos por segundo y el nivel del embalse está subiendo entre 40 y 50 centímetros diarios. Si sigue a este ritmo, a mediados o finales de febrero podremos estar llegando a la etapa de vertimiento, salvo que ocurra alguna novedad técnica que nos obligue a adelantar el cierre de la primera compuerta”, explicó el gerente de EPM.
 
Uno de esos riesgos es el vacío hallado en la montaña el pasado 27 de diciembre, que obligó a acelerar el cierre de la compuerta 2, pues en los análisis previos encontraron que este socavón conecta a ambas compuertas.
 
Mañana, el equipo de expertos de EPM se reunirá en Medellín a fin de analizar los últimos monitoreos de la montaña y el caudal, para definir acciones por tomar e intentar determinar el tamaño, la forma y la evolución de este vacío.
 
Londoño de la Cuesta reiteró que la entrada a la casa de máquinas dependerá del monitoreo diario que hacen tanto en el interior como en el exterior del macizo rocoso de 600 metros, así como de los niveles de los caudales que entran y salen.
 
Antes de que esto suceda, las aguas del embalse ya deben estar pasando por el vertedero, lo que daría luz verde para cerrar la primera compuerta.
 
Corriente de aire de socavón no implica riesgos para Hidroituango: EPM Los retos de Hidroituango tras cierre de compuerta de casa de máquinas Caudal del río Cauca, estable tras cierre de compuerta en Hidroituango.
 
Si lo de Hidroituango sale bien, ¿mérito es de Dios o de ingenieros?
 
¿Cómo avanza el cierre de compuerta en Hidroituango?
 
“En términos generales, es el mismo procedimiento que ya se hizo, pero con el que recogimos más información, lo que nos permitirá hacer algunos ajustes técnicos para que la operación sea aún más segura de lo que ya fue”, contó el gerente de EPM, quien además confirmó que el operativo lo realizarán las mismas siete personas del primer cierre: cinco ingenieros expertos y dos operarios de apoyo.
 
Una vez cerradas ambas compuertas, comenzará la evacuación del agua de casa de máquinas, proceso que tardará aproximadamente un mes en los primeros niveles, a los que ya podrán entrar a evaluar la magnitud de los daños y tener luces más claras sobre el futuro del proyecto.
 
Según las perforaciones hechas para airear este espacio y evitar que su techo colapse, el estado de la parte superior no presenta afectaciones graves, lo que es una buena noticia pues, en palabras del gerente: “Es más complejo recuperar un techo que el suelo”.
 
¿Afecta el cronograma?
 
El alcalde Federico Gutiérrez reiteró que no es un tema de tiempos, sino de momentos. Estos, precisó, se cumplirán dependiendo de las condiciones de la montaña y de que no surjan nuevos imprevistos. Por eso, fue cauto al hablar del cronograma.
 
“Lo que sí le puedo asegurar es que no tomaremos ninguna decisión y no se moverá un dedo hasta que no estemos seguros de lo que estamos haciendo. Y para eso, tenemos un equipo técnico experto que determinará cuándo son las mejores condiciones”, expresó.
 
Sin embargo, algunos de los tiempos sí se han visto afectados. Por ejemplo, para noviembre debieron estar los resultados del estudio causa-raíz, adelantado por la firma chilena Skava, el cual determinaría las razones que causaron la actual contingencia. Sin embargo, esto no pasó. La nueva fecha entregada es a finales de este mes.
 
De igual forma, en diciembre debió estar lista la pantalla de concreto plástico con la que fortalecerán la presa, pero su avance actual es cercano al 97 %.
 
“Tenemos una presa en la cota 418, fortalecida y con las pantallas que están casi listas. Pero hay que resaltar que hay una reducción importante de las infiltraciones, que pasaron de 40 litros por segundo a solo 4 por segundo. Hay plena confianza en que la presa tiene la capacidad para soportar la temporada de invierno y el nivel de agua que va a llegar”, indicó Gutiérrez.
 
Esto se suma a un vertedero que ya fue probado por 43 días y demostró que opera satisfactoriamente.
 
Una vez cerradas ambas compuertas, comenzará la evacuación del agua de casa de máquinas, proceso que tardará aproximadamente un mes en los primeros niveles
 
Ya sobre los túneles que deben taponarse, el gerente de EPM contó que para la segunda semana de febrero también estarían logrando el taponamiento en concreto de la Galería Auxiliar de Desviación (GAD), que fue la que se taponó (de manera natural según EPM) a finales de abril del año pasado y ocasionó la situación actual.
 
El túnel restante, que es llamado túnel 2, estaría “avanzando” en su taponamiento a finales de marzo. Esta caverna fue la que se destaponó el pasado 12 de mayo y ocasionó la creciente que arrasó parte de Puerto Valdivia.
 
Después del primer trimestre de este año, si los gestores del proyecto logran avanzar en los procesos ya mencionados, el riesgo para las comunidades aguas abajo prácticamente desaparecería y se procedería a subir el nivel de la presa a su diseño original: 435 metros sobre el nivel del mar.
 
De igual forma, seguirá la recuperación de la casa de máquinas para llevar a cabo la instalación de las ocho turbinas y así, finalmente, poner en operación la central en el 2021.
 
DAVID ALEJANDRO MERCADO
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK