Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Opinión: ' El riesgo de apagón baja, solo por unos años'

0
0
0
s2sdefault
Lo más preocupante, es que el gobierno no mira los energéticos tradicionales, únicos capaces de resolver el problema energético en el corto y mediano plazo. Contrariamente, quiere convertir termoeléctricas en plantas de energía solar, cuando estas son el respaldo del sistema nacional y de paso sostuvieron el sistema eléctrico durante el fenómeno del niño. 
 
Por fin al país le han llegado las tan anheladas lluvias, alejando un poco la zozobra de los apagones. Un tranquilizante para el gobierno nacional quienes no tomaron las mejores decisiones (preventivas) para evitar llevar el sistema al límite y también para el pueblo colombiano que ya rememoraba el gobierno de Gaviria.
 
El fenómeno del niño nos puso a prueba y esta vez, aunque con dificultades, le hemos ganado la batalla.
 
Sin embargo, hay algo más allá que no estamos contemplando y es el aumento en el consumo energético y las nuevas entradas de electricidad al sistema. En el año 2022 nuestro consumo fue de 210 GWh-día de electricidad, creciendo 3.34% con respecto al año anterior, es decir, 7 GWh-día más que en 2021; en el 2023 fue de 222 GWh-día, creciendo 4.45%, lo que significa 12 GWh-día adicionales de electricidad. Con esta información, debemos entonces pensar en dos líneas: la primera es cómo conseguimos que cada año podamos producir esa cantidad de energía nueva que necesitamos, pues lo eólico no avanza y al parecer no avanzará en la Guajira, el carbón y el gas al gobierno no le gusta, solo nos queda la solar. Producir esa cantidad de energía diaria (del aumento anual) requeriría que el presidente Petro inaugure cada mes 1.5 parques solares como el que inauguró en la Loma Cesar en febrero de este año, y le hizo gran propaganda, desafortunadamente, en 4 meses solo va uno y ya deberían llevar 6, lo peor es que al parecer este año no inaugurará más.
 
La segunda línea va por revisar cuál sector ha generado el aumento de consumo, lo que nos lleva a que los hogares han causado el incremento, porque la industria se encuentra bastante estancada con un crecimiento muy bajo, pero esto tiene una arista y es, que pasa si este 2024 la economía por fin despegue y la industria empieza a consumir mucha más energía, entonces los aumentos serán más altos y la necesidad de entrada de nuevos proyectos debe aumentar a niveles todavía menos alcanzables con energéticos como la solar.
 
Lo más preocupante, es que el gobierno no mira los energéticos tradicionales, únicos capaces de resolver el problema energético en el corto y mediano plazo. Contrariamente, quiere convertir termoeléctricas en plantas de energía solar, cuando estas son el respaldo del sistema nacional y de paso sostuvieron el sistema eléctrico durante el fenómeno del niño. Además, si se aumenta la demanda energética también se debe aumentar el respaldo del sistema, no debilitarlo, pues no existe en el mundo energético de respaldo diferente a los combustibles fósiles.
 
Finalmente, con todo este panorama, con el aumento del consumo energético, cero aumentos de capacidad de respaldo con termoeléctricas y con pocas e insuficientes nuevas entradas de proyectos energéticos, el país en algunos pocos años (quizás 3) podría recibir de nuevo la visita del fantasma del apagón y esta vez no importará si llueve o no llueve, si hay niño o niña.
 
*Director Observatorio de la Transición Energética del Caribe – Universidad del Área Andina.
 
Por:Amat Zuluaga
 
El Heraldo