Logo

Administrar de manera eficiente el Recurso Hídrico es un compromiso para Drummond

0
0
0
s2sdefault

Conforme a lo planteado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es absolutamente necesario aumentar las buenas prácticas frente al uso consciente, responsable y eficiente de los recursos hídricos. Esta es una tarea que le compete a todos los sectores económicos por igual, incluida la industria minera, dado que cada vez hay más escasez de agua dulce para el consumo humano y para la preservación de los diferentes escenarios naturales.

Contrario a lo que se especula en algunos escenarios, la industria minera que opera bajo procesos legales y eficientes tiene muy claro este compromiso. Además, tras diversos estudios, se ha comprobado que no es el sector más contaminante ni el que más recurso hídrico requiere, entre otras razones porque se apegan a los estándares que determinan los entes de control a nivel ambiental que regulan su actividad.

Un ejemplo claro de responsabilidad ambiental y eficiencia en la administración y uso del agua es la compañía minera, Drummond. Para esta empresa, contribuir a la protección del medio ambiente y a la preservación de todo el ecosistema natural es uno de los pilares más importantes; por ello, ha incorporado la Responsabilidad Social Corporativa en la acción empresarial, aportando de esta manera al cumplimiento de la agenda de desarrollo sostenible de la ONU.

En lo que corresponde al recurso hídrico, por ejemplo, Drummond reconoce que el agua es un elemento preponderante dentro del proceso minero. De hecho, su importancia en las actividades productivas de la Compañía no se limita únicamente a las necesidades en el proceso de explotación del carbón, sino que se extiende hasta su utilización en diversas medidas de control ambiental que permiten el adecuado manejo de las emisiones a la atmósfera.

Para esto, ha impulsado el estudio de las variables meteorológicas que condicionan el clima y, por ende, la hidrología del área donde opera, con el fin de entender cómo interactúan dichos factores. Esto le permite proyectar su disponibilidad y desarrollar una estrategia de administración del recurso hídrico que garantice la sostenibilidad del negocio, sin desbalancear la adecuada prestación de los servicios ecosistémicos por parte del entorno natural.

La empresa minera cuenta con tres políticas que integran los lineamientos para la adecuada administración del recurso hídrico, basadas en el cumplimiento normativo, la conservación del agua y la sostenibilidad. El compromiso es identificar y desarrollar permanentemente las mejores prácticas orientadas al uso eficiente del preciado líquido.

Por otro lado, Drummond realiza evaluaciones ambientales periódicas, basadas en los resultados de los monitoreos, las cuales entregan información valiosa para analizar y definir cambios en el proceso de explotación, orientadas a una menor afectación de los recursos naturales y las comunidades. Por ejemplo, definir la ubicación estratégica de concesiones de agua permite no solo optimizar la extracción del recurso para su operación sino, en algunos casos, reducir o eliminar la intervención en cuerpos de agua presentes en el área de influencia.

Plan de ahorro y uso eficiente del agua

Administrar de manera eficiente el recurso hídrico es más que un compromiso medioambiental para Drummond, por ello ha establecido un plan de ahorro que es transversal a toda su operación y se fundamenta en el entendimiento minucioso del ambiente físico y biológico del área de trabajo y las necesidades de sus proyectos. Tiene su núcleo en la reducción del consumo de agua, adoptando el criterio de adicionalidad, que busca que la Empresa esté en capacidad de cumplir con la normativa ambiental y también de reducir aún más sus consumos, contribuyendo a la preservación del agua.

En el marco del Plan de ahorro y uso eficiente del agua, la Compañía adelanta las siguientes alternativas:

1. Instalar un sistema de recolección y recirculación del agua que se condensa como producto de los procesos internos de las plantas de explosivos y de generación de energía, la cual, de otra manera, se perdería por evaporación.

2. Hacer un control riguroso de las fugas de agua.

3. Construir una red de recolección, almacenamiento, distribución, manejo y uso de agua lluvia y escorrentía.

4. Utilizar agua lluvia almacenada en la humectación de las vías para controlar el material particulado.

5. Promover buenas prácticas de consumo de agua doméstica a través de campañas de concienciación.

Para valorar la gestión, la empresa usa distintas herramientas que le permiten evaluar su desempeño en la administración del recurso hídrico. Externamente, mediante las visitas de control y seguimiento por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y las CAR (Corporaciones Autónomas Regionales), se valida el cumplimiento de la normativa ambiental y de los compromisos adquiridos con dichas entidades. Internamente, lo hacen a través de la evaluación periódica de indicadores de gestión y desempeño.

Adicionalmente, entidades públicas como la Contraloría General de la República, la Procuraduría General de la Nación y la Agencia Nacional de Minería, e iniciativas privadas como BetterCoal o consultoras contratadas por la empresa, con frecuencia hacen inspecciones a sus proyectos para verificar su gestión. Además, debido a que sus operaciones mineras y portuaria cuentan con la certificación ISO 14001:2015, Drummond es objeto de auditorías internas y externas constantes, mediante las cuales se hace seguimiento al sistema de gestión ambiental, en pro de mantenerlo en mejora continua.

Captación de agua por fuente: una estrategia con buenos resultados

En las operaciones de Drummond, el aprovechamiento del recurso hídrico se limita al uso necesario para las acciones de control de emisiones atmosféricas, lavado de carbón y actividades domésticas. Para surtir dichas actividades, la empresa hace uso de distintas fuentes que van desde la alimentación a partir de aguas superficiales y subterráneas, hasta la reutilización de las aguas de lluvia.


En todos los puntos donde se realiza el aprovechamiento del recurso hídrico, la empresa cuenta con sistemas de medición que le permiten realizar un seguimiento de la cantidad y usos en las diferentes captaciones de agua.  Específicamente, el puerto y los proyectos mineros se alimentan de las siguientes fuentes:

 

1. Aguas superficiales (ríos, arroyos y quebradas)

2. Aguas subterráneas (proveniente de pozos y aguas de infiltración)

3. Agua lluvia

De acuerdo con datos suministrados por la carbonera, la reducción significativa en el consumo de agua superficial del año 2018 comparada con los años anteriores, se atribuye principalmente al Plan de ahorro diseñado e implementado por la Compañía y al uso eficiente del agua.

Sus ejecutivos afirman que cada vez se mejoran las prácticas y al sustituir el consumo del agua natural del Embalse Paujil por la Piscina 7 Bocas (aguas lluvias), se ha evidenciado un gran ahorro.

En relación con la captación de agua subterránea, se presentó una reducción significativa durante el año 2018 en comparación con los históricos presentados; esto es resultado de la eficiencia del Plan de ahorro y uso consciente del agua en la concesión de agua subterránea.

“Para el caso del Puerto, en 2018 se presentó una reducción del 5% en el consumo de agua con respecto a 2017. Dicha reducción es consecuencia de la implementación de medidas de uso eficiente del recurso, que permitieron la optimización del mismo en los procesos de descargue, manejo y cargue de carbón en la operación portuaria”, apuntaron los funcionarios de Puerto Drummond.

Debido al crecimiento de la operación minera del proyecto "El Descanso", el consumo neto de toda la operación se incrementó en un 7%, cifra  que hubiese sido mayor sin la implementación de las acciones aquí descritas.

De este modo, la Compañía da cuenta de cómo su operación se ha realizado de tal manera que el uso de recurso hídrico sea no solo responsable sino eficiente, y lo más justo posible de acuerdo con lo que demandan sus proyectos mineros, sin afectar el ecosistema natural ni a las comunidades de su zona de influencia.

Captación de aguas responsable y estratégica

A través del desarrollo del Programa de Monitoreo Ambiental, Drummond verifica que la captación de agua se realice sin afectar las fuentes hídricas, analizando las características fisicoquímicas e hidrológicas de los cuerpos de agua concesionados, así como del agua residual tratada por la Compañía y los cuerpos de agua receptores.

“Esto se traduce en la capacidad que tenemos para responder a situaciones en las que los indicadores de calidad y cantidad de los recursos hídricos gestionados reporten valores por fuera de los rangos normales”, señaló Amílcar Valencia, gerente ambiental de la compañía.

Uno de los factores fundamentales para no considerar afectación significativa, según la empresa, es que no se realiza una extracción anual que supere el 5% de la masa de agua. Además, las captaciones realizadas por la compañía, que son vigiladas y aprobadas por la autoridad ambiental, en ningún momento superan los límites aprobados por esta.

Adicionalmente, ninguna de las áreas donde se ubican los proyectos mineros se encuentran en zonas de protección a nivel nacional o internacional y, en términos de biodiversidad, la Compañía no cuenta con presencia de especies protegidas. Por otro lado, en la zona de desarrollo de los proyectos mineros no existe presencia certificada de pueblos indígenas.

Otro factor estratégico que le facilita a Drummond minimizar la afectación sobre las comunidades del área de influencia, es la ubicación de los proyectos mineros, que se encuentran en la parte baja de la cuenca, aguas abajo de las poblaciones que hacen uso del recurso hídrico en actividades agrícolas, de consumo doméstico, entre otros, las se encuentran en la parte media y alta. Esto impide que dichas poblaciones puedan verse influenciadas negativamente por los proyectos de la empresa.

Porcentaje y volumen total de agua reciclada y reutilizada

Partiendo del objetivo de aportar al crecimiento económico del país, garantizando el cuidado del ambiente y el bienestar social, Drummond afirma que está en la capacidad de contribuir en la disponibilidad de agua de calidad para las actividades económicas que se realizan aguas abajo. Por esto, la empresa enfoca sus esfuerzos en implementar alternativas que se adapten a su contexto, orientándose en el cumplimiento de las metas plasmadas dentro del Plan de Ahorro y Uso eficiente.

Los principales subprocesos donde implementan acciones orientadas a la reutilización y ahorro del agua, se presentan a continuación:

 

Agua reutilizada o ahorrada en el año (m3)

1. Planta de energía (reutilización del agua)

28,404

2. Campamento Borrego (ahorro de agua)

9,635

3. Campamento Florida (ahorro de agua)

1,332

4. Planta de explosivos (reutilización de agua)

12,584

5. Embalse Paujil - Piscina “Siete bocas” (ahorro y reutilización de agua)

765,301

6. Riego de vías (reutilización de agua)

110,092

7. Pozo 16 (ahorro y reutilización de agua)

49,275

8. Pozo 17 (ahorro y reutilización de agua)

169,925

 

De acuerdo con Amílcar Valencia, de los subprocesos mencionados anteriormente, el que ha implicado menor inversión de recursos para su implementación, es el número 5, que alcanza un volumen total ahorrado de 765.301 m3 durante 2018. La meta para este subproceso consiste en dejar de captar como mínimo 200.000 m3 de agua del embalse Paujil para los procesos internos de la mina, y tomarla desde la piscina 7 Bocas (piscina de recolección de aguas lluvias) durante los períodos más secos del año. Para este año, los cálculos se realizaron utilizando los datos de la captación hecha en los meses considerados como época de estiaje, que son enero, febrero, marzo, junio, julio y diciembre.

En definitiva, durante 2018, el porcentaje de agua que reutilizó y ahorró Drummond fue del 12%, aumentando un 3% respecto al año 2017. Por otro lado, las mediciones del volumen de agua utilizado en el proceso de lavado de carbón permitieron determinar que en 2018 disminuyó en un 18% el consumo de agua con relación al año anterior.

Las actividades para la preservación del ambiente en el entorno de su operación le permiten hacer uso del recurso hídrico en las minas y el puerto sin desmejorar la calidad o disminuir la cantidad de agua de la zona. “Por el contrario, en algunos casos, se ha mejorado la salud de los ecosistemas asociados a los cuerpos de agua superficial, propiciando la creación de hábitats para la fauna y la flora, y manteniendo el caudal ecológico de los canales, caños, arroyos y ríos de los que se surten las minas y el puerto”, señaló Valencia.


El ecosistema del Embalse Paujíl

El Embalse Paujil, un cuerpo de agua de 208 hectáreas construido por la empresa, se ha convertido en un ecosistema que sirve de refugio para gran diversidad de fauna , gracias a las estrategias de protección de la fauna y la flora ribereña. Además, es un banco de semillas que permitirá repoblar las áreas de rehabilitación minera, así como las fuentes hídricas aledañas.

El Paujil permite el flujo continuo de agua en el arroyo San Antonio durante períodos de sequía, beneficiando a las familias que viven aguas abajo. “Ahora ha alcanzado un valor ecológico incluso mayor al que ofrecía el cauce original, generando beneficios no solo para la vida silvestre, sino también para las comunidades usuarias del recurso hídrico”, afirma Amílcar Valencia, gerente ambiental de Drummond Ltd.

Por otro lado, este embalse sirve como punto de tránsito para los tigrillos que bajan de la Serranía del Perijá y es receptor de especies que han sido rescatadas del tráfico ilegal y que han llegado de entidades de conservación de Cali, Norte de Santander, Cesar y Bogotá a través de Corpocesar. Aquí se encuentran peces como el Bocachico y la Dorada, y especies terrestres como el Mocorroyo, la tortuga, el Venado de cola blanca, la babilla, el Paujil y diversas especies de aves, que ahora hacen presencia en este santuario.

 

Algunos hitos que resumen la gestión de Drummond frente al recurso hídrico

 

•             Logró recolectar y reutilizar un volumen de agua condensada de 1.146.548 m3, superando significativamente la meta planeada de 31.433 m3/año. Se espera mantener estos niveles en 2019.

•             Redujo el volumen de agua captada del embalse Paujil – mina Pribbenow en 226.526 m3 respecto al año 2017, y en 802.046 m3 respecto al año 2016. De esta manera, se dio cumplimiento a la meta propuesta de >200.000 m3/año.

•             Cumplió con la meta propuesta al obtener un índice de consumo de agua de 26 litros de agua/tonelada de carbón exportada. También es importante resaltar que el índice de consumo de 2018 presentó una disminución del 4% con respecto al índice alcanzado en 2017.

•             En 2018, Puerto Drummond solo hizo uso del 32% del caudal concesionado gracias a su Plan de Ahorro y Uso Eficiente del Agua.

 
Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información de perfil

Uso de la memoria

Consultas de base de datos