Menu
RSS

Minería, clave para reactivar el aparato productivo de Colombia

0
0
0
s2sdefault

Juan Camilo Nariño Alcocer, presidente de la Asociación Colombiana de Minería. - Foto: Esteban Vega La RottaJuan Camilo Nariño Alcocer, presidente de la Asociación Colombiana de Minería. - Foto: Esteban Vega La RottaJuan Camilo Nariño Alcocer, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), explica cómo los ingresos de los proyectos mineros redundarán en regalías, impuestos y generación de empleo.

SEMANA: ¿Cuál será el aporte del sector minero a la reactivación económica?

JUAN CAMILO NARIÑO ALCOCER: El reto de cara a la reactivación es capturar la mayor inversión posible en proyectos mineros. Es necesario trabajar en tres ejes importantes. El primero, dar avance a los proyectos que están en la fase final de licenciamiento y construcción y que atraerán inversión extranjera y generarán empleo. El segundo eje es la exportación de 30 millones de toneladas de carbón este año, lo que implica recibir 1,3 billones de pesos que estabilizarán la balanza cambiaria y fiscal. Y el tercer pilar es fortalecer los proyectos existentes, especialmente los de oro y cobre, que con el alto precio se convertirán en dinamizadores del desarrollo regional.

SEMANA: ¿Cuánto oro se exporta en Colombia en la actualidad?

J.C.N.A.: Colombia exporta 370.000 onzas de oro al año, de empresas legalmente constituidas. Con el nuevo Proyecto de Continental Gold en Buriticá (Antioquia), se sumarán 250.000 onzas. Es decir, en 2021, Colombia exportará 620.000 onzas. Este proyecto ha ido transformando socialmente al municipio de Buriticá, donde hoy se respira tranquilidad y prosperidad. La inversión allí fue de 600 millones de dólares. Otros dos proyectos en oro son Gran Colombia (Marmato) y Mineros S.A. (El Bagre), que proyectan invertir en Colombia más de 500 millones de dólares y producirán 210.000 onzas adicionales.

SEMANA: ¿Cuáles son los proyectos que están en la fase final de licenciamiento?

J.C.N.A.: Quebradona y Sotonorte son los proyectos que están en fase de licenciamiento y Gramalote ya cuenta con licencia ambiental. Estos tres proyectos son una realidad para el país. Quebradona va a invertir a febrero de 2021 un billón de dólares. Produciría 400.000 onzas de oro adicionales a las que se producen hoy en el país. Es decir, solo estas producirán más del doble de lo que hoy produce Colombia. El proyecto de Sotonorte en Santander tendrá una inversión de 1,2 billones de dólares, 5.000 empleos en fase de construcción, y producirá 415.000 onzas de oro. Y el proyecto de Gramalote, que es de cobre, generará más de 62.000 toneladas al año. Es el de mayor importancia como yacimiento geológico.

SEMANA: Con estos proyectos andando, ¿cómo estarían hoy las cifras del sector minero?

J.C.N.A.: Con el desarrollo de estos nuevos proyectos que mencioné anteriormente, Colombia tendrá la oportunidad de generar 28.000 empleos directos e indirectos, incrementar su aporte en regalías e impuestos en 700.000 millones de pesos, atraer inversiones por más de 4.796 millones de dólares, y desarrollar un modelo de minería que potencie la sostenibilidad y que le permita incrementar sus aportes en el territorio, con innovación, tecnología y desarrollo para las comunidades. Esto no es oportunismo, llevamos diez años estudiando los territorios.

SEMANA: ¿Y el carbón?

J.C.N.A.: Colombia producirá 90 millones de toneladas de carbón este año. Pero debemos construir un norte común entre Gobierno, empresas y comunidades, para poder avanzar y alcanzar la meta de exportar esas 90 toneladas. Y no es que el mundo haya dejado de comprar carbón. Europa es la única que no comprará en 2038. Esto no significa que sea una realidad en otros continentes. Japón, por ejemplo, construirá 22 termoeléctricas nuevas en los próximos ocho años. China, Indonesia y Vietnam también lo harán. Para 2040, el 25 por ciento de la generación eléctrica en el mundo se hará con base en carbón.

SEMANA: El carbón colombiano, entonces, seguirá siendo útil para el mundo...

J.C.N.A.: ¡Claro! Nos hemos enfrascado en discusiones en las que se dice que el carbón colombiano no es útil para el mundo y estoy en desacuerdo con esa afirmación. El carbón colombiano es más limpio y produce más calor. Además, contiene más azufre y eso lo hace más competitivo.

Fuente: Semana.com