Menu
RSS

Minería con olor a café

0
0
0
s2sdefault

Coffe Gracias a un programa piloto de la Fundación ProJericó, de la Mina Quebradona, 32 productores de cafés especiales podrán vender su grano a mercados internacionales y obtener un mejor precio.*

La cosecha de diciembre de este año llegará con ‘prima’ para los agricultores de cafés especiales de Jericó, gracias a un programa piloto para repotenciar las vocaciones tradicionales que lidera la Fundación ProJericó con recursos de la Mina Quebradona, filial de la firma sudafricana AngloGold Ashanti (AGA).

Y es que, en la próxima cosecha (noviembre a febrero 2021), un grupo de 32 caficultores que hacen parte de la Asociación Café, Carriel y Arrieros, y que producen café de altura (a más de 1.850 metros), venderán su grano de origen a un mejor precio que el habitual, pues por su calidad, la comercializadora MasterCol llevará sus productos al mercado internacional.

El café de Sandra

Sandra Patricia Castaño Mira es caficultora por vocación y junto con su familia han sido productores y comercializadores de café. Es la dueña de ‘Café Don Rafa’ (su abuelo), un local ubicado en el parque principal de Jericó. Ella, es la actual presidenta de la Asociación Café, Carriel y Arrieros, que se creó en junio del año pasado, para fortalecer a los agricultores con capacitaciones sobre los diferentes tipos de café como los lavados, honey y naturales.

Con estas capacitaciones supieron qué tipo de café tenían y al aplicar las técnicas correctas han logrado obtener un mayor precio por su producto. La exportadora Mastercol, les ofrece el fortalecimiento en postcosecha (despulpado, la remoción del mucílago, lavado y secado). Natalia Mejía gerente de la comercializadora se mostró sorprendida por el potencial de los caficultores de Jericó que poseen toda la experiencia y dijo que “ya tienen el café en su sangre y están buscando una oportunidad nueva de llevar este café a unos nuevos mercados y que conozcan sus perfiles”.

De acuerdo con las condiciones del café, su perfil de taza y puntuación podrá recibir un sobreprecio entre el 15 por ciento y el 20 por ciento sobre el precio interno del país. Hoy estos cafés especiales se venden a Estados Unidos, Canadá, Alemania, Australia, y se espera que los granos jericoanos lleguen también a Nueva Zelanda y Suráfrica.

Aparte del apoyo a través de la Asociación Café, Carriel y Arrieros, Sandra Patricia Castaño también se beneficia con la llegada de AGA al ser proveedora de alimentos y bebidas para las actividades que organiza la empresa y la Fundación.

Este nuevo reto le ha implicado fortalecerse para cumplir con los estándares de calidad. “Eso ha hecho que nosotros hayamos mejorado muchísimas cosas que teníamos por mejorar, y adicionalmente contamos con todo el apoyo que ellos nos brindan en el tema de fortalecimiento como proveedores”. Gracias a ello sus ingresos se han incrementado y así ha logrado tener un ‘colchón más cómodo’ para atender los otros públicos como los turistas, además de generar más empleos directos e indirectos.

Destaca la caficultora que los beneficios de hacer parte de la Asociación Café, Carriel y Arrieros se reflejan en los ingresos más altos y en un mejor pago para los recolectores de café, quienes deben ejercer esta labor de una manera diferente frente al café convencional.

Para ella, la minera le ha representado grandes beneficios y la expectativa es mucho mayor con respecto a la aprobación de la licencia para empezar la explotación del cobre. Lo ve como un proyecto que “no solamente va a beneficiar al municipio de Jericó, sino que va a beneficiar a muchísimas familias en Colombia, porque es un proyecto que va a entregar regalías a todo el país”.

Y, aunque reconoce que la llegada para algunos no ha sido vista como positiva, por el temor a que el “municipio cambie” refiriéndose a sus vocaciones tradicionales y cultura, confía que la percepción cambie al ir conociendo el proyecto.

“Yo espero, y soy una convencida que este proyecto va a ser un cambio muy importante al interior del municipio en todo el tema económico porque va a generar más empleo, y también soy una convencida de que eso hace que nosotros, las personas que vivimos dentro del municipio estemos mucho más comprometidas con el municipio, de saber que llegó una empresa tan grande, que va a generar muchísimas cosa buenas, pero que nosotros debemos estar ahí como veedores para ver que todos los compromisos de Minera de Cobre han adquirido, los lleven a cabo”, agregó Sandra.

Fuente: Semana.com