Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Opinión - ¿Y la energía para la reindustrialización?

0
0
0
s2sdefault

Por: Amat Zuluaga - Director del Observatorio de la Transición Energética del Caribe (OTEC)-Universidad Areandina

Claramente, estamos demasiado deficientes, atrasados y poco aterrizados en el rumbo del país en el sentido tanto energético como de desarrollo industrial, ¡hay que replantear la estrategia ya!

La transición energética apresurada no está dando resultados en la ampliación de la producción para el consumo energético doméstico, incluso, año a año aumentamos el consumo de electricidad en el país a tazas mucho mayores que la entrada de la nueva capacidad eléctrica renovable.


El país se pone también unos retos importantes en reindustrialización, pero si no se cambia la estrategia energética actual estaremos cerca al fracaso tanto de la descarbonización como del desarrollo económico. Por ejemplo, uno de los puntos que he mencionado a lo largo de mis columnas es que la construcción de la infraestructura renovable requiere de mucha energía y si el país está pensando (algo claramente muy acertado) en construir esta infraestructura con mano de obra local, entonces, vamos a requerir mucha más energía que la que hoy consumimos.

Les traigo un ejemplo con datos interesantes para empezar a pensar un poco en la necesidad energética de la producción de paneles solares y cómo vamos abastecer esta nueva demanda. Aunque cabe aclarar que la industrialización es muy amplia y son muchos sectores los que requerirían mucha energía y que sobre todo que cumplan con un factor determinante como la confiabilidad, es decir, que tenga la capacidad de entregar energía 24/7 siempre que se necesite.

Para la construcción de un panel solar se requieren 2.9 toneladas (ton) de cuarzo para extraer una ton de sílice de grado metalúrgico (mg-Si), 20 MWh de electricidad para fundir esa cantidad, así mismo, 0.5 ton de carbón, 0.2 ton de coque, 0.6 ton de charcoal (o carbón vegetal, responsable de mucha deforestación de la selva amazónica) y 0.3 ton de chips de madera para la reducción del sílice y poder separarlo del oxígeno que naturalmente contiene el cuarzo. Este proceso emite cerca de 5.5 ton de CO2; posteriormente, se usan 3.9 ton de mg-Si para obtener 1 ton de polysilicon impulsado por 175 MWh de electricidad (cantidad que alcanza para 29 mil hogares colombianos promedio al día). Finalmente, ese polysilicon se convierte en un wafer para lo que necesito 100 MWh de electricidad (cantidad que alcanza para 16 mil hogares colombianos promedio al día) obteniendo 0.65 ton de material con el cual puedo producir 433 paneles solares (solo en términos de sílice sin incluir los demás materiales y minerales). Resumiendo, se requiere 295 MWh de electricidad y lo ya mostrado en materiales carbonosos para solo 433 paneles.

Aterrizando a Colombia, si proyectamos que el país aumente su potencia instalada solar en 10 GW (La UPME propone 30 GW de potencia instalada al 2030), y si fabricáramos toda esa infraestructura aquí, requeriríamos producir cerca de 23.5 millones de paneles solares y garantizarle a la industria, electricidad confiable de 15833 GWh de electricidad (Colombia consume al año 76 mil GWh-año), además 29500 ton de carbón, 10734 ton coque, 32203 ton de charcoal y 16100 ton de chips de madera. Claramente, estamos demasiado deficientes, atrasados y poco aterrizados en el rumbo del país en el sentido tanto energético como de desarrollo industrial, ¡hay que replantear la estrategia ya!