Logo

En México se ha extraído más oro en 10 años que durante la Colonia

0
0
0
s2sdefault
Según el último informe, este "boom extractivista"  ha tenido un costo má que alto para las comunidades y el medioambiente alrededor de las minas. 
 
MAQUINA SLas empresas mineras en México han extraído más oro en los últimos diez años que el que extrajeron los españoles durante toda la época de la Colonia (periodo comprendido entre la Conquista y el establecimiento del gobierno de la Nueva España). Así lo señala el informe ‘Las actividades extractivas en México’, publicado la semana pasada por la organización Fundar, Centro de Análisis e Investigación, dedicada a buscar incidir en políticas pública e instituciones. 
 
“Estás hablando que en un año se extrajo la mitad de lo que en la Colonia”, le dijo a la Agencia Anadolu Francisco Reynoso, investigador del programa ‘Tierra y Territorio’ y coordinador del proyecto.
 
De acuerdo con Reynoso, cuando su equipo y él revisaron los reportes anuales mineros del Servicio Geológico Mexicano, observaron que en el 2017 se extrajeron más de 100 toneladas de oro.
 
El especialista asegura que durante la Colonia se extrajeron 182 toneladas de oro, mientras que entre el año 2000 y el 2010 los gobiernos a cargo del conservador Partido Acción Nacional (PAN) sacaron alrededor de 380 toneladas, lo que equivale a poco más del doble de lo extraído durante el periodo colonial.
 
De las 380 toneladas sacadas entre el 2000 y el 2010, el 68% fueron a cielo abierto, a diferencia de las de plata, las cuales aún son subterráneas. 
 
Sumado a ello, el informe señala que la minería aumentó, ya que en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto los proyectos mineros crecieron en un 77%, mientras que la producción de hidrocarburos disminuyó. Esto significaría que la Reforma Energética vitoreada por Peña Nieto no habría logrado un desarrollo para el país, pues los ingresos petroleros se fueron en picada.
 
De acuerdo con el informe, en 2012 se llevaron a cabo 801 proyectos mineros, los cuales se dispararon en los años siguientes: en el 2018 se llegó a los 1.531 proyectos, sin que los municipios en donde se implementaron se vieran beneficiados ni directa ni indirectamente.
 
Los indicadores socioeconómicos ubican al 50% de estos municipios por debajo de la línea de la pobreza, mientras que poco más del 10% se encuentra en pobreza extrema.
 
Eso no es todo: la minería y la extracción de hidrocarburos tienen un alto costo para las comunidades y el medioambiente, dado que se suscitaron más de 800 conflictos socioambientales por la explotación de recursos naturales y energéticos; 440 ataques a defensores ambientales y 73 proyectos mineros en Áreas Naturales Protegidas (ANP). 
 
El documento añade que aunque México tiene una escasez de agua, hay 576 proyectos mineros en acuíferos con déficit hídrico, donde habitan especies importantes de flora y fauna silvestre.
 
El informe también señala que el “extractivismo” en México se fortaleció con la Reforma Energética de Peña Nieto. Sin embargo, el costo de la gasolina aumentó un 77%, mientras el porcentaje de los ingresos petroleros al sector público disminuyó, ya que pasó del 33% en 2013 al 19% en 2018. Así mismo, la producción de hidrocarburos cayó un 28%.
 
“El petróleo de fácil acceso se ha terminado, pues cada vez es más difícil de extraer, más costoso y de mayor riesgo para la sociedad y el medioambiente. El Gobierno le sigue apostando a la extracción de hidrocarburos, en lugar de avanzar hacia la transición energética. Tan solo en 2019 se asignó un presupuesto 25 mil millones de pesos (mexicanos) extra a la Secretaría de Energía para fortalecer a Pemex”, destaca.
 
Además, Pemex destinó más de 6.500 millones de pesos a proyectos en yacimientos no convencionales, que son la antesala del fracking, ya que para acceder al gas y petróleo de los yacimientos no convencionales se ha permitido el uso de la fractura hidráulica (fracking) que, de acuerdo con Reynoso, tiene impactos negativos. 
 
Algunos de estos efectos son que viola derechos humanos, contamina el ambiente, reduce la disposición de agua potable, provoca enfermedades como cáncer, promueve el despojo de territorios, contribuye a la crisis climática y genera microsismos.
 
El experto resalta que el informe anual se publicó casi a la par con el cambio de gobierno, pero es clave que la nueva administración pueda implementar algunas de las recomendaciones que se desprenden del informe.
 
En ese sentido, las recomendaciones para la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador contemplan que ya no se puede seguir dependiendo del petróleo, no solo como modelo económico sino energético, porque en los próximos 10 años se acabará este recurso. 
 
“Otros puntos son que se revisen las seis iniciativas que se encuentran en el Senado y en el Congreso para que se prohíba el fracking en México, y que a la minería se le quite el carácter de utilidad pública”, ya que se prefiere la extracción de oro por encima de otras actividades, como la ganadería o la agricultura, lo cual, según concluye el especialista, puede conllevar posteriormente a violaciones a los derechos humanos.
 
 
Agencia Anadolu
 
 
Bogotá - Colombia - 2003 © PAISMINERO. Todos Los Derechos Reservados.