Logo

Pese a caída en el aporte al PIB de 2020, proyectos de oro crearán más de 2.000 empleos

0
0
0
s2sdefault

Varios proyectos están en etapa de exploración o explotación temprana, por lo que el Gobierno considera al sector vital para la reactivación.

Pese a registrar una caída histórica en su aporte al PIB durante 2020, por factores como la reducción de 49% en la inversión extranjera directa y una cifra de exportaciones de oro no evidenciada desde 2017, la minería es uno de los sectores que promete contribuir con más fuerza a la reactivación económica.

Para 2021, el sector espera un crecimiento de 15%, esto debido al restablecimiento de la producción parcial de carbón, la reanudación de obras de infraestructura y construcción, el posible aumento en la demanda internacional de bienes de lujo y especialmente por el impulso creciente de nuevos proyectos auríferos.

Según Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM), “pese a un retador 2020, continuamos avanzando co-mo un país cada vez más atractivo por sus minerales metálicos y esto es fundamental para apoyar la transición energética. El mundo más verde que todos queremos y que estamos concibiendo, necesita más minería, es por esto que juntos debemos seguir trabajando para maximizar su potencial”.

En este sentido, dentro de los 30 proyectos mineros para la diversificación establecidos por el Ministerio de Minas y Energía, 50% corresponden a oro y los restantes a producción y explotación de cobre. De estos proyectos, 22 se encuentran en exploración, cuatro en explotación, dos en construcción y los dos restantes aún a la espera de contratación. En conjunto tendrán una inversión cercana a los $3 billones, generando 2.000 empleos.

Datos de ACM revelaron que a corto plazo se invertirán recursos en proyectos nuevos y existentes. Tal es el ejemplo de Marmato, una mina de oro que se encuentra en explotación y donde voceros de la entidad y la Asociación afirmaron que se destinarán US$300 millones para producir 150.000 onzas del metal.

Otro de los proyectos que aún aguarda por inversiones, sumadas a las ya realizadas es el Aluvial en Bagre, Antioquia. Santiago Cardona, vicepresidente de Mineros Colombia, mencionó que operan a través de procesos de dragado los yacimientos, los cuales en 2020 registraron una producción de 70.000 onzas de oro, con un crecimiento de 27,7%.

“Nuestros planes para 2021 están orientados en avanzar en nuestro programa de exploración, así como en desarrollar nuevas formas de producción aluvial y continuar aportando a la economía de la región bajo un modelo de minería sostenible”, explicó el directivo, quien comentó que para el primer trimestre de 2021 produjeron 21.000 onzas, lo que representa una disminución de 9% respecto al primer trimestre de 2020.

Juan Camilo NariñoPresidente ACM

“Las AEM son una oportunidad para lograr un mayor flujo de inversiones destinadas a la minería responsable en Colombia, mediante procesos de selección objetiva”

Santiago CardonaVicepresidente de Mineros Colombia

“Nuestros planes para 2021 están orientados a avanzar en exploración, así como desarrollar nuevas formas de producción aluvial”


Para este año tienen planeado la entrada de nuevas unidades productivas y hacer un cierre igual o mejor al de 2020, así como una inversión de US$20 millones y “dependiendo de qué tan eficientes son las emisiones de acciones en la Bolsa de Valores de Toronto y Colombia, podríamos tener esta inversión año a año”.

La inyección de capital también estará en la mina de oro de Buriticá, donde voceros de Continental Gold, encargada del proyecto, aseguraron que además de US$620 millones que se han invertido en la construcción, esperan destinar US$100 millones adicionales para una ampliación.

Después de iniciar su etapa de explotación en diciembre del año pasado están a la espera de culminar los trámites de licencia ambiental ante la Anla para poder ejecutar ese capital y producir 240.000 onzas de oro cada año.

A corto plazo también destacan Quebradona y Gramalote. El primero, en Jericó, Antioquia, espera 75.000 toneladas de cobre y 75.000 onzas de oro, con una inversión total de US$1.300 millones, de los cuales han sido ejecutados US$180 millones. En cuanto al segundo, ubicado en San Roque y Yolombó se han destinado US$343 millones, un poco más de un tercio de la inversión global: US$901 millones.

Ángel Meza, gerente general de Mina de Gran Colombia Gold, dijo que la mina de Segovia, Antioquia, aún tiene una inversión para 2021 de US$151 millones, que incluye infraestructura, costos ambientales, sociales y operación, sin tener en cuenta aún impuestos y regalías al Gobierno.

Comportamiento de minerales metálicos

La entrada en operación de diferentes minas puso al oro como el mineral que más ayudó al repunte del sector en 2020, debido a que la minería empresarial aumentó su producción en 19%, pasando de 335.000 onzas a 400.000 onzas, mientras que la minería artesanal registró un incremento de 32%, lo que supuso un paso de 855.000 a 1,1 millones de onzas. En cuanto a la producción de níquel, esta se redujo 11% por el mantenimiento de uno de los hornos que aporta a su producción. Respecto al cobre, hubo un incremento en la producción de 40%, alcanzando 9.374 toneladas.

Fuente: Larepublica.co

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.