log in

Petróleo

Lo que debe saber sobre la subasta de petróleo más cara del mundo

0
0
0
s2sdefault
Exxon Mobil y Royal Dutch Shell están entre los pesos pesados suscritos para ofertar por cuatro áreas de aguas profundas en el corazón del presal brasileño.
 
Presal PetrobrasExxon Mobil Corp. y Royal Dutch Shell Plc se encuentran entre los pesos pesados suscritos para ofertar por cuatro áreas de aguas profundas conocidas como reservas de transferencia de derechos. Es una propiedad inmobiliaria privilegiada en el corazón del presal, una extensión de depósitos de petróleo del tamaño de Ohio atrapados debajo del fondo marino del Atlántico.
 
¿Qué está en juego?
 
Para los productores mundiales, es una oportunidad única de captar depósitos gigantes con resultados probados. Pero también es un gran gasto en un momento en que los inversionistas esperan cada vez más que la industria muestre moderación.
 
Para Brasil, la venta ayudaría a reponer las arcas públicas, atraería la inversión a su economía maltratada y ayudaría a la estatal Petroleo Brasileiro SA en un momento en que busca reducir deuda.
 
Si la venta falla, es posible que la moneda del país y las acciones de Petrobras sufran un duro golpe.
 
¿Qué hace que esta subasta sea tan única?
 
A diferencia de una venta típica de licencias de exploración costa afuera, donde las compañías pagan por el derecho de perforar bajo su propio riesgo y luego desarrollan las perspectivas si encuentran crudo, Brasil está ofreciendo una gran cantidad de petróleo descubierto en un área donde Petrobras ya está produciendo.
 
Se estima que las cuatro perspectivas, entre las que también se encuentran Itapu, Sepia y Atapu, contienen hasta 15.000 millones de barriles de crudo recuperable, según un estudio de la consultora Gaffney, Cline & Associates, con sede en Houston. Eso es más que las reservas de Noruega o México.
 
En Búzios, Petrobras bombea alrededor de 420.000 barriles por día, lo mismo que produjo Ecuador, miembro saliente de la OPEP, el mes pasado. Con más agujeros por perforar y más rampas por hacer, los pozos del campo ya rivalizan con los más productivos del mundo. Se han agregado nuevas plataformas de producción flotantes a la plataforma que comenzó a aprovechar el campo el año pasado.
 
¿Cuánto costará?
 
Todo ese botín no será barato.
 
Las tarifas solo para los permisos totalizarán 106.000 millones de reales (US$26.000 millones). Eso es más de lo que Brasil ha recaudado en las subastas de petróleo desde que terminó un monopolio estatal hace dos décadas. La licencia para explorar y producir en Búzios costará alrededor de US$17.000 millones.
 
La subasta se basará en la cantidad de producción que los postores estén dispuestos a ceder. Los porcentajes comienzan en 18,15% para Itapu, 23,24% para Búzios, 26,23% para Atapu y 27,88% para Sepia. Quien ofrezca más al gobierno en un sobre cerrado, gana.
 
Las tarifas se pagan en efectivo, y la mayor parte vence el 27 de diciembre. Los ganadores que oferten al menos 5 puntos porcentuales por encima del piso de producción compartida podrán dividir el pago para esa área, con una segunda cuota que vence en junio de 2020.
 
Pero hay más...
 
Debido a que Petrobras ya comenzó a desarrollar Búzios, los ganadores de ese campo deberán compensar al productor. Un estudio realizado por Wood Mackenzie Ltd. estima un pago de US$24.000 millones. Solo poner en marcha cuatro plataformas de producción le ha costado a la compañía más de US$20.000 millones.
 
Depende de los ganadores y Petrobras negociar qué combinación de efectivo, crudo e inversiones a lo largo de los años aceptarán para obtener una compensación. Tendrán 18 meses para llegar a un acuerdo con Petrobras antes de que el regulador petrolero deba intervenir como mediador.
 
Pero la compañía, que tiene derecho a seguir siendo el operador de Búzios, ha señalado que formará parte de la licitación por al menos un 30%, muy probablemente con socios. Si Petrobras termina con una participación más alta, sus socios desembolsarían menos en compensación.
 
¿Quién está en la carrera?
 
BP Plc y Total SA han salido. Shell, el mayor productor extranjero en el país, no ha mostrado signos de vacilación. Exxon, que ha construido la mayor cartera de exploración costa afuera en Brasil después de Petrobras, ha expresado preocupación sobre los costos, pero aún está en la carrera.
 
Chevron Corp., que se destacó como uno de los principales postores en una venta costa afuera mucho más barata en Brasil el mes pasado, recientemente se ha ganado una reputación de disciplina financiera. Los productores nacionales de China, Qatar y Noruega también están inscritos.
 
Petrobras ha sido el candidato más vocal, y su director ejecutivo, Roberto Castello Branco, dijo que la compañía “ofertaría para ganar” Búzios. La compañía dijo que usará un crédito de US$9.000 millones establecido con el gobierno este año. Eso es suficiente para ofertar por aproximadamente la mitad de Búzios.
 
Es probable que nadie oferte solo, dado el tamaño del esfuerzo. En subastas recientes, Petrobras a menudo se ha asociado con Exxon y Chevron con Shell. Cualquier combinación de postores es posible.
 
Sin embargo, las subastas pasadas ni siquiera están en el mismo estadio para servir como guía para esta.
 
 
BLOOMBERG | ELESPECTADOR.COM

Notas de Petróleo

More from this category
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK