log in

Hidrocarburos

Análisis: 'Cierre de 2019 no promete mejor precio para el barril de petróleo'

0
0
0
s2sdefault
Oil PumpHace exactamente un año el mundo veía cómo la crisis de un petróleo que estuvo muy cerca de los 40 dólares por barril (para el caso del Brent) se esfumaba y daba paso a uno de 80 dólares. Países productores del material, como Colombia, veían con muy buenos ojos que el crudo llegara a recuperarse de tal manera que se pudiera pensar en la idea de tener, otra vez, un precio muy cercano a los 100 dólares.
 
Sin embargo, el fenómeno iba en contravía con la política económica del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Un precio fortalecido, si bien le ayudaba a su nación, pues ya era máxima potencia productora del material, también robustecía a países como Irán y, de alguna manera, le generaba un gasto extra por comprar el excedente que los 11 millones de barriles que produce esa nación, al día, no pueden copar para la demanda local, así lo recuerda el profesor de economía en la Universidad Nacional, Raúl Ávila.
 
Tras un año de ese fenómeno, el valor del crudo se ha venido a pique, otra vez, sin llegar a mínimos críticos. El 29 de octubre del año pasado el precio estaba en 77,34 dólares, ayer llegó a los 61,87. Eso quiere decir que ha perdido 25 % de su valor. Si bien desde el 24 de abril, y hasta el 16 de mayo vivió una suerte de recuperación, desde ese momento la tendencia ha sido a la baja, y no se ha alejado de los 60 dólares (ver Paréntesis).
 
“Obviamente la incertidumbre y lo que pueda ocurrir con el comercio mundial por rumores de un recrudecimiento o solución de la guerra arancelaria, entre Estados Unidos y China, no están dejando que los inversionistas apuesten por gastar más dinero en la compra de petróleo o bienes volátiles”, afirmó Ávila.
 
Coyunturas que afectan
 
Para Amylkar Acosta, exministro de Minas, el precio está condicionado frente a lo que decida hacer Estados Unidos, y no tanto de lo que salga por el enfrentamiento con China. “Si a Trump le favorece un precio alto, será prudente con la producción para estimular el precio, si por el contrario no quiere que la cifra sea alta le dará un empujón a sus inventarios”.
 
Lo que dice Acosta expone un problema: la pérdida de influencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep). El organismo, históricamente, recomendaba a sus 14 miembros o estimular o restringir la producción para manejar el precio del crudo. Sin embargo, recalca Acosta, la situación ha cambiado, tanto que a pesar de que la Opep ha recomendado reducir la oferta para mejorar el valor, el efecto no se ha visto.
 
Aún así, ese organismo cree en otras causas para explicar el problema de un precio estancando en 60 dólares: la reducción en el crecimiento de la demanda del material, tanto de grandes industrias, como de los consumidores. De ahí que entonces la Opep redujera sus proyecciones en esa materia.
 
Un informe de 11 de septiembre dice que habrá un descenso de 80.000 barriles diarios en el aumento de la demanda para 2019, el crecimiento llegará hasta los 1,02 millones de barriles. De hecho, el documento califica a Colombia, junto con México, Indonesia, Egipto y Reino Unido como los países donde habrá una mayor caída de la oferta.
 
El efecto para Colombia
Por ahora el país tiene un compás de espera, el Gobierno ya está haciendo la tarea para diversificar los ingresos y seguir restándole importancia a lo que representan las actividades relacionadas a la producción y extracción de combustibles.
 
De ahí que el apartado “otros sectores” en las exportaciones pasara de 938,2 millones de dólares entre enero y agosto de 2018, a 1.076 millones de dólares en 2019.
 
El Marco Fiscal de Mediano Plazo tampoco reviste problemas. El Ministerio de Hacienda dijo que las proyecciones están en el margen de maniobra. Y es verdad. Ese plan plantea un petróleo de 65 dólares para 2019, el promedio del año va cercano a los 66, lo que incluso agregaría utilidades a Ecopetrol, a la espera de lo que ocurra en 2020.
 
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) le recomienda a los países petroleros de la región saber cómo garantizar los ingresos por un precio bajo y más cercano a los 60 dólares. El recaudo tributario, y darle un vuelco a la matriz exportadora será fundamental, según se lee en el informe Impacto de la Volatilidad del precio del Petróleo en América Latina.
 
Concluye el documento que con un valor de 60 dólares “se recaude cerca de 125.000 millones de dólares por año en los países exportadores más importantes de la región, lo cual representa cerca de 50.000 millones de dólares por año menos, es decir, 1 % del PIB menos respecto a un escenario de precios altos” .
 
 
SERGIO RODRÍGUEZ SARMIENTO
 
ELCOLOMBIANO.COM
Links to Best Bookmaker Bet365 it The UK