Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

"Drill, baby, drill": qué supondría para el petróleo y el gas un segundo mandato de Trump

0
0
0
s2sdefault
Ha dicho que sería "dictador por un día" para facilitar las perforaciones
 
 
El expresidente de EEUU va como un tiro en las primarias republicanasEl expresidente de EEUU va como un tiro en las primarias republicanasEl expresidente de EEUU Donald Trump tiene bastante encarrilada la nominación como candidato republicano para las elecciones presidenciales de noviembre. Tras su aplastante triunfo en las primarias de Iowa, esta madrugada se impuso con claridad en New Hampshire a Nikki Haley, la única rival que le queda en el proceso interno. Ligeramente por encima en las encuestas del actual inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, y siempre con permiso del reguero de causas judiciales que tiene pendientes, el regreso de Trump al Despacho Oval es una posibilidad real. Por eso, los analistas hacen cábalas sobre cómo afectaría un segundo mandato suyo a la economía, a los mercados o a los diferentes sectores productivos. Uno de estos sectores sobre el que se está especulando cómo se verá afectado por el retorno de Trump es el del petróleo y el gas.
 
Trump siempre se ha destacado por apoyar al sector energético tradicional, instando a las compañías a perforar y eliminando barreras administrativas y fiscales para facilitar su operativa. Sus continuas manifestaciones desligitimando la lucha contra el cambio climático también han supuesto un apoyo a la tradicional actividad de las corporaciones de combustibles fósiles. Recurrentemente, el expresidente ha empleado el lema que los republicanos han hecho popular desde 2008: "Drill, baby, drill (perfora, cariño, perfora)" y todavía resuenan frases suyas como la tuiteada en abril de 2020, con el estallido del covid conomocionando a Occidente: "Nunca dejaremos caer a la gran industria del petróleo y el gas de EEUU". En esa línea, Trump lleva desde antes de las primarias cortejando a importantes 'barones' del petróleo. En términos más prosaicos, potenciales donantes para su campaña
 
Todo lo contrario que un Biden que durante su mandato ha protagonizado serios encontronazos con las petroleras. Uno de los más sonados fue en junio de 2022, cuando el presidente cargó contra el gigante ExxonMobil por no haber producido más gasolina con los precios del combustible impactando en los bolsillos de los estadounidenses. "Exxon ganó más dinero que Dios este año" dijo, defendiendo que se aumenten los impuestos que pagan las compañías petroleras tras unos meses con los beneficios 'caídos del cielo' disparados tras invadir Rusia Ucrania y tensarse los mercados energéticos mundiales.