Menu
RSS

Buscar en todas las Noticias

Ayer se vivió un fuerte debate en la Asamblea General de Accionistas de Ecopetrol

0
0
0
s2sdefault
La asamblea se desarrolló en un marco de críticas por el informe de control Risks sobre la viabilidad de la presidencia de Ricardo Roa.
En un ambiente caldeado por las recientes controversias alrededor de la compañía, Ecopetrol realizó este viernes la Asamblea General de Accionistas.
 
Las primeras intervenciones corrieron por cuenta de los minoritarios, quienes pidieron cambios en el orden del día, pero no se recibieron los suficientes votos y todo continuó como estaba previsto.
 
El punto central de la Asamblea General es la conformación de la nueva Junta Directiva, para lo que resta del periodo 2021-2025.
 
Entre los miembros postulados por el Gobierno Nacional se en encuentran Edwin Palma, viceministro de Relaciones Laborales e Inspección del Ministerio de Trabajo; Lilia Tatiana Roa, viceministra de Medio Ambiente del Ministerio de Ambiente, ambos bajo la condición de no independientes.
 
También se propuso la incorporación de Ángela María Robledo, Guillermo García Realpe y Álvaro Torres Macías, los tres bajo la condición de independientes.
 
Vale precisar que a principios de año, en una Asamblea Extraordinaria, se suavizaron algunos de los requisitos para ser parte de la Junta de la petrolera, uno de ellos, que de hecho fue el que más llamó la atención, fue que se redujo de 15 a 12 años la experiencia para ser seleccionado.
 
Ajuste que en su momento se relacionó con la intención de que llegaran a estos puestos algunas personas cercanas al Gobierno.
 
No obstante, al cierre de esta edición, no se había realizado la votación de la Junta Directiva, tras la serie de intervenciones de los miembros independientes y una extensa votación que demoró más de 10 minutos.
 
Las dudas sobre la experiencia de los miembros comenzaron con una publicación de Bloomberg sobre la existencia de un informe por parte del comité de gobernanza de Ecopetrol. El documento decía que los candidatos no cumplían con los requisitos.
 
Los accionistas minoritarios
 
Durante las primeras intervenciones, los accionistas minoritarios pidieron suspender algunos puntos del orden del día, entre esos, el cambio de la Junta Directiva.
 
No obstante, también hubo voces a favor de continuar el orden del día tal como estaba previsto.
 
“Considero que esa nueva Junta Directiva está plagada de conflictos de intereses y no tiene la capacidad para cumplir el objetivo que es tener disciplina de capital para generar rentas al Estado colombiano”, aseguró Juan Pablo Fernández, en representación del accionista Leónidas Gómez, uno de los minoritarios de Ecopetrol.
 
Andrés Pachón, otro accionista minoritario, pidió incluir en el orden del día la discusión del informe de Control Risks sobre los conflictos de intereses en la presidencia de Ricardo Roa.
 
“Solicitamos que se incluya la discusión de este informe y la continuidad del presidente Ricardo Roa. Este tipo de compañías debe estar siempre deben dirigirse por los mejores hombres de negocios”, aseguró Pachón.
 
Jorge Enrique Robledo, exsenador de Colombia, también pidió tres cambios al orden del día, entre esos, el aplazamiento de la elección de la nueva Junta Directiva.
 
“Hay dos viceministros que ponerlos en la junta directiva violan los acuerdos internacionales de Colombia y, si Colombia sigue actuando mal, el precio de la acción de Ecopetrol seguirá cayendo”, aseguró Robledo en su intervención.
 
Las conclusiones del informe
 
Entre jueves y viernes de esta semana se conoció un informe privado de la consultora Control Risks que analizaba los posibles conflictos de interés en la presidencia de Ricardo Roa.
 
Los analistas, según conoció el periodista Melquisedec Torres, prevén, en un primer escenario, una continuación de la situación actual por dos meses.
 
El segundo escenario es que se imputen cargos al presidente de Ecopetrol por su rol en los manejos de recursos en la campaña presidencial de Gustavo Petro.
 
Un tercer escenario contempla investigaciones a Roa en su condición de presidente de la compañía estatal.
 
Estas indagaciones estarían relacionadas con los presuntos conflictos de interés por el negocio de un apartamento e influencia indebida para contratos de personas de su círculo social, que han señalado, presuntamente a su pareja sentimental.
 
Un cuarto escenario, que ven poco probable, es que Roa se aparte del cargo durante la investigación, bien sea por renuncia, suspensión o separación del cargo.
 
Un quinto escenario que prevé el informe es que la misma Comisión de Valores de Estados Unidos, SEC, o el Departamento de Justicia, inicien investigaciones contra el presidente de la estatal energética, al tratarse de una empresa que está listada en la Bolsa de Nueva York y que tiene contratos de operaciones con Washington.
 
Por Cristian Moreno para LaRepública.